Transporte

Autobús nocturno: una alternativa al tren en Japón


Hace poco os hablábamos de las ventajas y desventajas que tiene viajar en tren por Japón con el billete JR Pass, y hoy volvemos para hablaros de una alternativa a este transporte verdaderamente cómoda y rentable, aunque no tan popular: el autobús nocturno.

Cuando hablamos de viajes de media y larga distancia por tierra casi siempre surge el debate entre trenes y autobuses. Cada uno de estos medios de transporte tiene sus fans y sus detractores, que te darán mil motivos por el que uno es definitivamente mejor que el otro. Pero la realidad es que cada trayecto es único y, por cuestiones de precio, horario y reservas de hotel, a veces nos convendrá usar más el tren o el autobús.

 

Autobús nocturno: ventajas

El highway bus, que en español solemos conocer más bien como ‘autobús nocturno’, ofrece una serie de ventajas frente al tren que lo hace un medio bastante atractivo en los viajes por Japón. Por lo pronto, el hecho de que estos autobuses viajen casi exclusivamente de madrugada, hace que el turista se ahorre una noche de hotel, cosa que siempre es de agradecer cuando se cuenta con el presupuesto justo. Estos autobuses, ideados para distancias largas, suelen iniciar su trayecto entre las 19:00 y las 21:00 (que en Japón es ya noche cerrada en cualquier época del año), para llegar al destino de origen a primera hora de la mañana.

Autobús nocturno Willer Express
(Fuente: Wikimedia Commons)

Mucha gente se siente abrumada ante la idea de pasar 10 u 11 horas encerrado en un autobús, algo lógico, teniendo en cuenta que la mayoría de autobuses cuentan con un espacio limitado y muy pocas comodidades. Pero el autobús japonés es otra cosa; los autobuses nocturnos japoneses están diseñados para el confort, a sabiendas de que las personas que viajan en ellos pasarán muchas horas dentro. Y más teniendo en cuenta que, al contrario que en España, donde cada  una o dos horas se hace la parada de rigor, los autobuses japoneses a penas paran. Cuando lo hacen, en la mayoría de ocasiones se trata de una parada rápida para cambiar de conductor, y los viajeros permanecen dentro del vehículo (generalmente, dormidos).

 

¿Qué más nos ofrecen estos autobuses?

Los autobuses nocturnos japoneses cuentan con diversas características que los hacen extremadamente cómodos, incluso en viajes muy largos. Los asientos se encuentran muy separados entre sí, con hueco de sobra para estirar las piernas y reclinar el asiento al máximo para poder tumbarse y echar una buena cabezada. Según el autobús en cuestión, existirán tres hileras de asientos (dos de un lado, y un asiento individual al otro lado del pasillo), o solo dos (con asientos individuales a ambos lados). Además, algunos autobuses cuentan con cortinas en el pasillo ((similares a las de los hospitales) para proporcionar una mayor privacidad a los pasajeros. En otros países, esta clase de elementos solo los encontraríamos en autobuses de lujo, por los que uno debe pagar una enorme cantidad de dinero. Sin embargo, en Japón se encuentran de manera cotidiana en autobuses estándar de larga distancia que bajo ningún concepto se publicitan u ofertan como plazas business o premium.

Otros elementos —esta vez más típicos— que encontraremos en los autobuses nocturnos japoneses son baños, aire acondicionado/calefacción (con conductos individuales regulables para cada pasajero), papeleras, compartimentos superiores para guardar el equipaje de mano y enchufes en cada asiento para poder cargar aparatos electrónicos.

Interior de un autobús nocturno japonés
(Fuente: Wikimedia Commons)

 

Cómo comprar tu billete de autobús

Siempre es recomendable reservar o comprar los billetes con, al menos, un par de días de antelación, sobre todo en las rutas turísticas clásicas. La compra se puede efectuar en los mostradores de información de las grandes terminales de autobuses de cada ciudad, por teléfono (para lo que será necesario hablar japonés o inglés) u online. Casi todas las compañías de autobuses japonesas cuentan con su propia página web, donde es posible realizar reservas. Aunque no todas están traducidas al inglés y adaptadas a un público internacional, las compañías más importantes con rutas muy populares (Tokio-Kioto, Kioto-Osaka, Osaka-Hiroshima, y un largo etc.) sí lo están. Japan Bus Online, Willer Express, Japan Bus Lines y JR serán tus grandes aliados a la hora de reservar billetes de autobús por internet, puesto que están perfectamente adaptados al turista extranjero. Cabe destacar que, de comprar los billetes en persona, en la mayoría de casos se deberá abonar el importe en efectivo.

 

Ya tengo mi billete de autobús, ¿ahora qué?

Una vez adquiridos los billetes y llegada la fecha del viaje, deberemos esperar el autobús en la parada correspondiente a nuestra ruta. Cada compañía tiene sus dársenas y paradas propias, casi siempre en la calle, cerca de grandes estaciones de trenes. En el billete se te indicará el número de parada y la hora de partida. Los autobuses japoneses, como cualquier otro medio de transporte, son rigurosamente puntuales, por lo que conviene estar en la parada con algo de antelación.

En la mayoría de casos, ya sea al comprar el billete o al presentárselo al revisor, obtendrás una pequeña pegatina con un número que deberás colocar en el asa de tu maleta, y otra idéntica que deberás guardar hasta llegar a tu destino. Cada pasajero obtendrá un número distinto, y será siempre el propio revisor el que coloque cada bulto dentro del maletero. De esta manera, le será  más rápido y sencillo localizar la maleta de cada persona una vez finalizado el viaje y, además, se evitarán pérdidas y robos.

Una vez tengas tu pegatina y te hayas deshecho de la maleta, deberás presentar tu billete al conductor y abordar el vehículo. Los asientos, salvo que se indique lo contrario en el billete, siempre están numerados, por lo que es importante respetar la butaca que te ha tocado. Una vez estemos todos a bordo y perfectamente acomodados, el conductor apagará las luces para que podamos descansar, como se espera de un autobús nocturno.

En ocasiones, los autobuses realizan paradas en diversas estaciones de la ciudad de destino, especialmente en ciudades grandes como Tokio y Osaka. Los nombres de estas estaciones se anunciarán por megafonía momentos antes de llegar a las mismas, por lo que hay que estar atento para evitar bajarse donde no te corresponde. En caso de duda, siempre puedes bajarte y mostrarle el billete al conductor o al revisor; si te has equivocado de parada, te enviarán de vuelta al autobús.

Autobuses nocturnos en su parada en Japón
(Fuente: Wikimedia Commons)

 

Ventajas del autobús nocturno frente al tren

Además de la comodidad y el ahorro de una noche de hotel, que ya comentamos anteriormente, la principal ventaja del autobús nocturno es su precio. Evidentemente, un Shinkansen tardará muchísimo menos en realizar el mismo recorrido que un autobús nocturno, y no estará sujeto a posibles retrasos debido a atascos o tráfico lento, pero, cuando viajamos con un presupuesto ajustado, montar en tren puede llegar a ser un lujo innecesario. Aquí va un ejemplo claro para poner las cosas en perspectiva: una ruta Tokio-Osaka en tren Shinkansen cuesta 14 140 yenes (122€), mientras que ese mismo trayecto en autobús nocturno nos saldría por unos 50 00 yenes (43€) comprando en Willer Express. Además, casi todas las compañías de autobuses suelen ofrecer suculentos descuentos y promociones de los que podremos beneficiarnos si estamos atentos.

 

Autobús nocturno: billetes especiales

Existen billetes especiales, similares al JR Pass, que permiten al viajero utilizar un número ilimitado de autobuses de larga distancia en un período concreto de tiempo. Algunos de estos billetes son:

  • Willer Express: ofrece billetes de 3, 5 y 7 días (no consecutivos) al precio de 10 000 yenes (86€), 12 500 yenes (108€) y 15 000 yenes (130€) respectivamente para viajar por todo Japón.
  • Sun Q Pass: el concepto es el mismo que el anterior, pero Sun Q se utiliza, únicamente, en autobuses de la isla de Kyushu. La compañía ofrece billetes ilimitados de 3 (10 000 yenes/86€) y 4 días (14 000 yenes/121€), que incluyen, también, acceso a todos los autobuses locales de cualquier ciudad de la región.
  • Shoryudo Highway Bus Ticket: este billete pueden comprarlo, única y exclusivamente, viajeros extranjeros. Al igual que los anteriores, ofrece acceso ilimitado a cualquier autobús de larga distancia, esta vez en la región de Chubu. En este caso, los billetes, de 3 (7000/60€) y 5 días (14 000 yenes/121€) se deben utilizar en días consecutivos.
Autobús nocturno de dos pisos en Japón
(Fuente: Wikimedia Commons)

En conclusión, los autobuses nocturnos son la alternativa perfecta al tren cuando contamos con un presupuesto algo ajustado pero no queremos renunciar a un buen viaje a lo largo y ancho de Japón. Su comodidad y eficacia te harán querer repetir la experiencia en tu próximo viaje al país nipón.

Comentarios