Actividades Consejos

7 datos a tener en cuenta antes de escalar el Monte Fuji

Amanecer en el Monte Fuji.

El Monte Fuji es el mayor símbolo de Japón. Tanto turistas como gente local lo adoran por igual; éstos últimos incluso lo consideran una montaña sagrada. Mucha gente sueña con alcanzar la cima para ver el amanecer desde el pico más alto y emblemático del país nipón.

Monte Fuji.

Escalar los 3776 metros del Fuji no es una tarea sencilla. No obstante, cada año emprenden esta marcha miles de turistas para poder tachar esta experiencia de su lista de cosas que hacer antes de morir. Aquí os dejamos unos cuantos consejos a tener en cuenta antes de atreverse a desafiar esta gigantesca maravilla natural; desde la mejor época para visitarlo, hasta qué hacer en la cima.

Turistas en la cima del Monte Fuji.

1. La época de escalada del Fuji

En teoría, el Fuji se puede escalar en cualquier época del año; pero, en la práctica, es más recomendable hacerlo durante la temporada oficial de escalada del mismo, que se da entre julio y septiembre cada año. Son los meses más cálidos y más seguros para visitarlo, y además las tiendas y cafeterías de la zona están abiertas durante estos meses.

2. Hay más de una ruta para llegar a la cima

Podemos elegir de entre un total de cuatro rutas para llegar a la cima del Monte Fuji, de distinta duración y complicación. El Fuji se divide en 10 estaciones de descanso, y la mayoría de las rutas parten de la quinta estación. Recomendamos que te estudies bien todas estas rutas y elijas la que más se adecue a tu experiencia y tus necesidades. Éstas son:

Yoshida Trail: se trata de la ruta más popular, en parte por el precioso paisaje que se disfruta desde su punto de partida en el Fuji Five Lakes.

Fujinomiya Trail: esta otra ruta también es muy popular entre los turistas. Es el camino más corto, pero también el más empinado, por lo que no es de los más sencillos.

Subashiri Trail: este camino es el que tiene su inicio más hacia la base de la montaña, por lo que podemos disfrutar de un precioso paisaje boscoso nada más emprender la marcha.

Gotemba Trail: la ruta más larga. Poco recomendable para los senderistas poco experimentados.

Amanecer en la cima del Monte Fuji.

3. Imprescindible llevar en la mochila…

Lógicamente, es esencial llevar una mochila con diversos objetos de primera necesidad al escalar el Monte Fuji (o cualquier otra cumbre). Estos son los artículos indispensables que debes cargar, por si pasara cualquier cosa:

Botas de senderismo – el terreno del Fuji es inestable y rocoso y es muy fácil caerse de culo. Para resbalarse lo menos posible, es importante hacerse con unas buenas botas de senderismo. ¡Ni se te ocurra ponerte unas zapatillas de deporte!

Ropa de invierno – Sí: en verano hace muchísimo calor en la base del Monte Fuji, pero cuando llegas a la séptima estación parece que sea invierno de repente. En la cima hace muchísimo frío (sobre todo de noche y a primera hora de la mañana). Conviene llevar varias capas de ropa para poder ponérselas y quitárselas según la temperatura exterior, y, si eres particularmente friolero, tampoco es mala idea llevarse una bolsa de calor instantáneo.

Linterna – cualquier tipo de linterna nos vale, y este objeto es esencial si vas a escalar de noche. Casi todos los senderistas optan por llevarse una linterna frontal para tener las manos libres y poder escalar sin problemas. ¡Es mucho más fácil así!

Agua – 2 litros es lo ideal, pero el agua nunca sobra si puedes con el peso. Hay que tener en cuenta que no hay papeleras en el Fuji, así que si te llevas una botella de plástico y te la acabas, tendrás que cargarla de vuelta a casa.

Snacks – desde bolas de arroz hasta frutos secos… ¡lo que más te guste y más energía te de!

(Opcional) Palo de andar – se pueden comprar en la tienda de souvenirs de la estación número 5 antes de emprender la marcha. El palo es de madera, por lo que podrás adornarlo con las estampas únicas que encontrarás en cada estación de descanso. Eso sí… no son gratis; cuestan alrededor de 100 yenes cada una. Los palos facilitan enormemente el ascenso y son un buen recuerdo de tu paso por el Fuji.

(Opcional) Botella de oxígeno – si eres propenso a sufrir mal de altura, una botella de oxígeno puede ayudarte a sobrellevar los mareos y la dificultad respiratoria. Se pueden adquirir en la estación 5.

4. Si inicias la ruta por la noche, llegarás a tiempo para el amanecer

Se puede iniciar la ruta a cualquier hora, pero mucha gente prefiere hacerlo de noche para llegar a la cima a tiempo para disfrutar del amanecer, conocido como “goraiko”. Es una experiencia única y además se supone que da buena suerte.

Amanecer en el Monte Fuji.

5. ¡Cuidado con el mal de altura!

Se suele asociar el mal de altura con montar en avión, pero también es muy típico de las escaladas. Algunos síntomas son mareos, dolor de cabeza, dificultad a la hora de respirar y náuseas. Para evitarlo, deberás descansar durante 20 minutos en cada una de las estaciones para que tu cuerpo asimile el campo de presión atmosférica. También puedes echar una cabezada en alguna de las cabañas que hay por allí, pero primero tendrás que llamar por teléfono para reservarlo y pagar 6000 yenes.

6. Hay que pagar para usar los baños públicos del Fuji

Es muy importante que lleves varias monedas en la mochila, porque los baños del monte no son gratuitos. De hecho, a medida que avanzas son más caros. Calcula que te costará entre 200 y 300 yenes cada vez que tengas que tengas que hacer uso de los mismos.

7. Cosas que hacer en la cima: rezar en un santuario, comer ramen y enviar postales

En la cima del Fuji te esperan los santuarios Kusushi y Okumiya, varios restaurantes y unas cuantas tiendas de souvenirs. Además, también hay una oficina postal desde la que podrás enviar postales a tus seres queridos contándoles que has llegado a la cima del Monte Fuji de una pieza (esperemos).

¡Y no te olvides de echarle un vistazo al cráter! Después de todo, el Fuji es un volcán.

¡Buena suerte y que lo paséis bien!

 

Texto original de: Elena Galindo
Traducción de: Virginia

Comentarios