Actividades Koshinetsu | Nagano

Tranquilidad máxima en el Cañón Kakizore de Nagiso


Patrocinado por Nagiso Town

Inmediaciones del Cañón Kakizore de Nagiso.

Escapada natural: Cañón Kakizore

Nada más poner pie en el sendero que lleva al Cañón Kakizore, en la prefectura de Nagano, te encuentras totalmente rodeado de naturaleza. Yo tuve la suerte de poder visitarlo en pleno invierno, a finales de diciembre. Quizá no sea la época del año más turística en esta región, pero precisamente por esto es la mejor época: porque no hay aglomeraciones. Habiendo visitado muchos de los grandes destinos turísticos de Japón, sé de primera mano que una de las grandes desventajas de ir a estos sitios es que estás constantemente rodeado de gente por todas partes y que todos se ‘pelean’ por encontrar el mejor sitio para hacer una foto o para descansar.

Río en el Cañón de Kakizore, Nagiso.

Bosque en el Cañón de Kakizore, Nagiso.

Explora la naturaleza con un paseo por el Cañón Kakizore

Durante mi visita, toda la zona estaba cubierta de una densa capa de nieve, que contrasta perfectamente con el marrón y el verde de la flora local. No obstante, el paisaje es bonito en todas las épocas del año.

El sendero comienza en un área rodeada de árboles de gran altura. Tras un pequeño paseo llegarás a un puente colgante que desencamina en una bifurcación; uno de los caminos lleva a una cascada, mientras que el otro (que no tuve tiempo de explorar) lleva a una especie de árbol gigante. Es el camino de la izquierda el que tendrás que elegir para llegar al Cañón Kakizore. Este camino discurre junto a la orilla del río y termina en la magnífica cascada que mencionábamos anteriormente. Si te alejas un poco del sendero podrás apreciar lo inmaculada que está el agua del río y sumergirte en los bosques de su alrededor, repletos de pequeños riachuelos que vierten en el anterior.

Puente nevado en el Cañón de Kakizore, Nagiso.

Río en el Cañón de Kakizore, Nagiso.

Al estar solo en el camino pude explorarlo todo con mucha tranquilidad y sin tener que preocuparme de no salir en las fotos de los demás ni de que nadie se colara en mis instantáneas. Y lo mejor de todo es la sensación de aislamiento que pude disfrutar. Kakizore te sumerge por completo en los sonidos de la naturaleza. Bastará con un vistazo a los riachuelos y manantiales a tu alrededor (algunos muy tranquilos y otros embravecidos) para sentirte completamente en paz.

Cascada en el Cañón de Kakizore, Nagiso.

Y aunque este aislamiento sienta muy bien, es importante recordar que la seguridad lo es todo. Durante mi visita a Kakizore no paró de nevar y parte del sendero (sobre todo escaleras y rocas) estaba muy resbaladizo. Si piensas visitar esta zona en los meses de invierno es recomendable que lo hagas con un compañero de viaje y que vengas bien equipado con ropa de invierno.

Río en el Cañón de Kakizore, Nagiso.

Río en el Cañón de Kakizore, Nagiso.

Cómo llegar:

Se puede llegar al Cañón Kakizore en taxi desde Junikane Station. En mi caso tardó entre 10 y 15 minutos en llegar por la nieve. También se puede acceder a la zona a pie desde Junikane Station, pero se tarda algo más de una hora.

Texto de: Emiliano DeSantiago
Traducción de: Virginia

Comentarios