El onigiri (おにぎり) en la cultura nipona es prácticamente la imagen más emblemática de la comida casera y, aunque no es tan famoso internacionalmente en comparación con el sushi (寿司), es uno de los platos básicos de la gastronomía en Japón.

Desde los onigiris que se pueden comprar en los supermercados hasta los que hacen en casa, no cabe duda de que este plato se prepara rápidamente, es práctico en la economía del hogar y, sobre todo, ¡delicioso!

Pero para quienes se pregunten qué son los onigiris… ¡ahí va la respuesta! El onigiri es, básicamente, una bola de arroz blanco japonés al vapor rellena de algún alimento y, según la preferencia, cubierta total o parcialmente con una pieza de alga llamada nori (海苔). Así que, a continuación, compartiremos la receta del onigiri casero que varias de nuestras abuelitas compartieron con mi familia en nuestros 10 años viviendo en Japón.

¿Qué ingredientes hacen falta para cocinar onigiris?

  • Arroz blanco japonés cocido al vapor.
  • Un tazón con agua fría.
  • Relleno (puede ser ensalada de atún con mayonesa, salmón rojo en conserva, una pieza de albaricoque japonés en conserva sin semilla -por cada onigiri – o cualquier guiso que se tenga a mano).
  • Piezas de nori (algas japonesas).
  • Una pizca de sal por cada onigiri.

Cómo preparar un onigiri

1- Una vez cocido el arroz japonés en la arrocera, abre la tapa para dejarlo respirar y deja que se enfríe lo suficiente para que se pueda manejar con las manos. Es recomendable tenerlo cerca junto con la sal, un tazón con agua fría y el guisado o relleno que hayas elegido.

2-  Mójate las manos con agua fría y, con las manos aún húmedas, pon una pizca de sal en la palma de una de ellas. Frota tus manos hasta que la sal se disuelva y toma una porción de arroz del tamaño de tu puño, extiéndelo sobre la mano. Este truco, aunque sencillo, es el punto que le da a los onigiris el sabor casero.

3- Pon una cucharadita del relleno en el centro del arroz y, con cuidado, rodéalo formando una pelota. Una vez que veas que el relleno no se desborda, continúa oprimiendo la pelota de arroz con ambas manos para darle forma.

Otra forma de onigiris se consigue mezclando el arroz con conservas como salmón rojo, wakame (わかめ – un tipo de alga más carnosa) o umeboshi (梅干し) , antes de darle forma.

4- Una vez que los onigiris están hechos se procede a envolverlos con el alga nori. Te recomiendo usar unas algas que tienen un poco de sabor a salsa de soja de la Prefectura de Kumamoto (熊本県), pues el sabor y el olor de las algas no es tan fuerte y son crujientes y riquísimas. Básicamente hay dos formas de envolver los onigiris: envolviéndolos por completo o parcialmente, ya sea hasta el centro o solo la base.

Envolviendo el onigiri

Lo que define la forma de envolver el onigiri es cómo se quiere consumir; hay a quien le gusta que el nori esté adherido al arroz, y hay quien solamente quiere el nori como un toque de sabor envolviendo solo la base del onigiri. También hay quien los prefiere sin envolver y comerse el nori por separado para que esté crujiente cuando se coma.

Detalles finales

Un detalle importante es que, dependiendo de la región o la costumbre, variará la forma del onigiri. Por ejemplo, en Kyushu (九州 – la región sureste de Japón) muchas personas prefieren los onigiris de forma triangular porque son más fáciles de comer. Sin embargo, en Tokio se prefieren los onigiris redondeados en forma semi-ovalada, pues dan la imagen de ser más caseros. Cualquiera que sea la forma que se elija, lo importante es que el arroz del onigiri quede bien comprimido para que no se desmorone, pero sin que los arroces pierdan la forma y queden hechos como una masa pastosa.

El relleno del onigiri

Los onigiris pueden considerarse como la versión japonesa de los sandwiches o los bocatas, puesto que el contenido dependerá de la región donde se viva y de lo que se tenga a mano en casa. No obstante, uno de los clásicos rellenos para los onigiris en Japón es el umeboshi, que es un albaricoque japonés en conserva salada. El popular salmón rojo en conserva y el relleno de ensalada de atún con mayonesa son otras opciones.

Además, aparte del onigiri tradicional, también puedes dejar ir tu creatividad y añadir decoraciones o hacer formas más originales. Como ya has visto, los onigiris se hacen con arroz junto con el alimento que tu prefieras. Así que puedes innovar con nuevas ideas o simplemente utilizar la comida sobrante en tu refrigerador.

Si quieres saber qué tipo de onigiris hicimos para estas fotografías, te dejamos un listado con los distintos sabores:

  • Atún y mayonesa cubierto entero por alga nori.
  • Alga hijiki y umeboshi picado.
  • Umeboshi sin hueso.
  • Bacon frito con brotes verdes.
  • Onigiri con hoja shiso y un pedazo de salmon asado.
  • Salmón asado con una tira de alga nori.
  • Huevo revuelto con semillas de sésamo.
  • Furikake de salmón con alga deshidratada.
  • Salchicha con ketchup y mayonesa.
  • Onigiri de arroz con tomate y bacon frito y huevo revuelto por encima.

¡Itadakimasu: listo para comer!

De fácil preparación y con una interminable variedad de combinaciones que se pueden adaptar fácilmente a los ingredientes de temporada de diferentes partes del mundo, los onigiris son una excelente forma de adentrarse en la comida nipona.  Así que anímate a experimentar exóticos sabores e incluso a introducir un cambio radical de dieta a una más saludable.

Espero que disfrutes de la receta. ¡Mata-ne!

Fotografías hechas por Lucía
Artículo actualizado por Maria (Julio 2020)

Jo. Hernández

Jo. Hernández

Soy mamá de un pequeño dragón, curiosa por lo inusual, una gran seguidora de la cultura japonesa, una asidua lectora del género fantástico, una amante de la música, películas, manga y animé, cazadora de tesoros en el mercado ambulante, reportera determinada, fotógrafa persistente, y en breve siempre me ha gustado conocer personas interesantes y participar en proyectos que puedan reflejarse en grandes experiencias de vida.

Deje un comentario


X