Kanto | Tokio Turismo

Castillo de Odawara, un bastión frente al mar

Aunque vistosos en todos los casos, no todos los castillos japoneses se pueden valorar igual. Los hay emblemáticos como el de Nagoya; deslumbrantes como el de Himeji, con su blanco inmaculado como santo y seña; espectaculares como el enorme recinto negro de Matsumoto… y también los hay de un perfil algo más discreto, como el de Odawara.