fbpx Skip to main content

Aunque el marco legal del sistema educativo japonés actual data de la constitución de posguerra, la mayor parte de las estructuras educativas ya habían sido adoptadas con inspiración en modelos occidentales desde el periodo Meiji, época en la que el énfasis en la educación pública se entendía dentro del marco de modernización del país.  

Etapas educativas en Japón: desde el preescolar hasta la universidad

Sin contar el nivel preescolar o el superior, el sistema educativo japonés marca que los estudiantes pasen un total de 12 años de los cuales 9 son obligatorios, de forma similar a los sistemas educativos en Occidente. El plan de estudios está estandarizado a nivel nacional y las clases suelen ser de lunes a viernes, aunque hay escuelas que también dan clases los sábados.

Educación preescolar

Desde la primera infancia hasta el inicio de la educación primaria existen varias opciones. A partir de los dos meses de edad y hasta los 5-6 años, están las guarderías, conocidas como hoikusho (保育所). Dado que no son exclusivamente centros educativos, dependen de la licencia del Ministerio de Sanidad, Trabajo y Bienestar. Tal como su nombre indica, su función es la misma que en Occidente a la hora de tener un lugar donde cuidar a los hijos cuando los padres no están disponibles. Los horarios dependerán del centro y el lugar. A partir de los 3 años, los niños pueden acceder a los jardines de infancia, llamados youchien (幼稚園). Estos ya son centros educativos donde el objetivo es la formación preparatoria para la primaria.

el sistema educativo japonés: alumnos en preescolar japonés
Alumnos con sus padres en un preescolar japonés. Foto: Emran Kassim

Dependiendo del centro, también hay posibilidad de empezar a estudiar otros idiomas o cursos extra curriculares. Aunque estas instituciones dependen del Ministerio de Educación, no se consideran parte de la educación obligatoria. Por otra parte, desde el año 2006 existen también centros que integran las dos funciones descritas anteriormente, llamados nintei kodomoen (認定こども園), pero siguen siendo minoritarios en comparación con los otros dos.  

Educación Primaria 

La educación primaria, llamada shogakkou (小学校), es la primera etapa en la educación obligatoria en Japón. Consiste en 6 niveles para estudiantes entre los 6-7 y los 11-12 años. La inmensa mayoría de las escuelas primarias son públicas, donde los alumnos son generalmente asignados en función de su localidad. Bajo este sistema, los maestros son rotados de forma periódica entre las escuelas de cada distrito escolar bajo el argumento de intentar garantizar el mismo nivel de educación en todas las escuelas.

sistema educativo japonés: aula de escuela en Japón
El aspecto de un aula típica de secundaria. Foto: Darklanlan

Educación Secundaria Obligatoria 

Este nivel, tal como su nombre indica, forma parte de los 9 años de educación obligatoria y es conocida como chugakkou (中学校), para estudiantes desde los 12-13 años hasta los 14-15 años. Si la institución es pública, no hace falta superar un examen de admisión para acceder a la secundaria, tal como sucede en la gran mayoría de secundarias privadas. Hay unas pocas excepciones en el caso de instituciones privadas que integran primaria y secundaria, donde los estudiantes simplemente pasan al siguiente nivel. El sistema de rotación del profesorado funciona igual que en primaria.

Bachillerato 

Una vez finalizada la educación obligatoria, la gran mayoría de estudiantes continúan hacia el bachillerato, llamado koutogakkou (高等学校) pero típicamente abreviado como koukou (高校). Dado que este nivel ya no es obligatorio, los exámenes de admisión se llevan a cabo tanto en las instituciones públicas como privadas. Los estudiantes deben elegir un bachillerato dentro del listado de su distrito escolar. Dicho listado se encuentra ordenado por importancia, en función de la capacidad de dicha institución de enviar a sus graduados a las mejores universidades del país. El examen para los bachilleratos públicos es el mismo día para todos, por lo que los estudiantes solo pueden optar a uno en cada curso escolar. Pero en el caso de los privados, pueden optar a cuantos deseen. 

En cuanto a tipos de bachillerato dentro del sistema educativo japonés, suelen estar clasificados en tres grandes categorías: 

  • Bachillerato académico: instituciones de élite a las que pueden acceder los estudiantes con el mejor rendimiento académico, con miras al ingreso a las mejores universidades del país. 
  • Bachillerato vocacional: instituciones enfocadas en formación profesional, generalmente de carácter técnico con cursos relacionados con ingeniería civil, eléctrica o mecánica. Pero también hay escuelas en las que se puede estudiar asignaturas relacionadas con comercio (marketing, contabilidad, etc.), programación, biotecnología o artes culinarias.
  • Bachillerato global: instituciones que ofrecen un sistema mixto entre el académico y el vocacional, donde los estudiantes pueden tienen mayor libertad para elegir diferentes asignaturas a base de créditos, inspirado en el sistema de bachilleratos públicos en Estados Unidos. 

También existen bachilleratos nocturnos o a tiempo parcial, llamados teiji sei (定時制), así como bachilleratos a distancia, llamados tsushin sei (通信制) para quienes por un motivo u otro no puedan acceder a los bachilleratos normales.   

Por otro lado, para aquellos estudiantes que no deseen ingresar al bachillerato, existe la opción de ir a una escuela técnica, llamada koutou senmon gakkou (高等専門学校), generalmente abreviada como kousen (高専). Estos programas duran en torno a 4 o 5 años y es posible matricularse a partir de los 15 años. Son un punto medio entre la educación secundaria y superior, enfocados a dar una salida laboral dentro del sector industrial japonés.

Estudiantes japonesas caminando en Kioto. Según el sistema educativo japonés, los estudiantes no pueden ir al colegio en bicicleta.
Los estudiantes japoneses suelen ir a pie a la escuela. Foto: Stephanie Hau

Escuelas intensivas o educación suplementaria

De forma paralela a lo descrito anteriormente, se encuentran las escuelas privadas dedicadas a las clases suplementarias, llamadas gakushuu juku (学習塾) o simplemente juku (塾). Su objetivo primordial suele ser preparar a los estudiantes para los exámenes de acceso a la secundaria, bachillerato o universidad, pero también sirven de refuerzo para estudiantes con dificultades para aprobar los exámenes trimestrales en la escuela. El número de estas escuelas ha aumentado considerablemente en los últimos años conforme aumenta la competitividad académica, debido a que la educación reglamentaria no es suficiente para acceder a los mejores bachilleratos y universidades del país. La asistencia a juku es algo tan normalizado, que diversos gobiernos locales incluyen subsidios para familias de bajos ingresos, a fin de reducir en la medida de lo posible las brechas educativas producto del nivel socioeconómico.  

Educación superior

La mayor parte de las instituciones de educación superior consisten en universidades, llamadas daigaku (大学) con planes de estudios de cuatro años para estudiantes de pregrado y de uno o dos años para estudiantes de posgrado. Tanto los centros públicos como privados están listados de acuerdo a su prestigio académico.

En segundo lugar, se encuentran los colegios superiores, llamados tanki daigaku (短期大学), los cuales ofrecen planes de estudios de dos o tres años. Son instituciones especialmente dirigidas a mujeres, el 90% del alumnado, con estudios que principalmente tienen que ver con humanidades o economía doméstica. 

Por último, se encuentran las escuelas técnicas superiores, llamadas senmon gakkou (専門学校) o senshuu gakkou (専修学校). A las primeras solo se puede acceder una vez superado el bachillerato, mientras que las segundas están disponibles una vez completada la educación obligatoria. En los últimos años, también se empiezan a dar más casos de estudiantes con título universitario que buscan habilidades adicionales o especializarse en determinadas áreas. Dependiendo del caso, hay ocasiones en que los créditos aprobados en un nivel técnico superior pueden ser reconocidos por la universidad, si un estudiante desea transferirse de una institución a otra.

alumnos japoneses jugando en el aula
Alumnos jugando a piedra, papel o tijera. Los estudiantes pasan todo el tiempo juntos en la misma aula en lugar de cambiar de aula en función de la asignatura. Foto: Aka Hige

¿Cuáles son los exámenes escolares más importantes en Japón?

Los exámenes habituales del calendario escolar se distribuyen en tres trimestres. Cabe destacar que los estudiantes de primaria no tienen exámenes hasta 4.º grado. A partir de entonces, a mitad y al final de cada trimestre hay exámenes para las asignaturas cursadas. Pero el tercer trimestre, que suele ser algo más corto, no tiene exámenes a mitad de periodo sino solo los exámenes finales. 

Adicionalmente, están los exámenes de acceso a la secundaria, bachillerato y universidad. De estos tres, probablemente los más críticos para el futuro académico sean los de acceso al bachillerato, motivo por el cual el periodo de estudio para dichos exámenes sea conocido popularmente como juken jigoku (受験地獄) o infierno de los exámenes de admisión.

estudiantes festejan admisión a la universidad de tokio
Estudiantes vitorean y alzan sobre sus hombros a los admitidos a la Universidad de Tokio. Foto: Chris73

¿Cuáles son los costes educativos en Japón?

Los costes educativos varían considerablemente dependiendo de si hablamos de educación pública o privada. En el caso de la pública, el coste de la matrícula y los libros escolares es gratis para los alumnos de primaria y secundaria, mientras que en bachillerato, la matrícula solo es gratis para los alumnos de familias de bajos recursos. 

En general, se estima que el gasto aproximado para cada persona, a lo largo de los aproximadamente 19 años transcurridos desde el preescolar hasta la universidad, será como mínimo de 10 millones de yenes (unos 77,5 mil euros) si se estudia únicamente en centros públicos. Si hablamos de centros privados, entonces el gasto será a partir de los 20 millones de yenes (unos 150 mil euros). De acuerdo a los datos de la última encuesta del Ministerio de Educación para el año 20181, el coste promedio anual por cada etapa son:

  • Preescolar
    • Público: 223.647 yenes (unos 1.730 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 120.738 yenes
      • Almuerzo escolar: 19 014 yenes
      • Actividades extraescolares: 83.895 yenes
    • Privado: 527.916 yenes (unos 4.000 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 331.378 yenes
      • Almuerzo escolar: 30 880 yenes
      • Actividades extraescolares: 165 658 yenes
  • Primaria
    • Público: 321.281 yenes (unos 2.500 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 63.102 yenes (cubierto por el gobierno)
      • Almuerzo escolar: 43.728 yenes
      • Actividades extraescolares: 214 451 yenes. De los cuales:
        • Clases de refuerzo: 53 313 yenes
    • Privado: 1.598.691 yenes (unos 12.300 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 904.164 yenes
      • Almuerzo escolar: 47.638 yenes
      • Actividades extraescolares: 646.889 yenes. De los cuales:
        • Clases de refuerzo: 252 790 yenes
  • Secundaria
    • Público: 488.397 yenes (unos 3.800 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 138.961 yenes (cubierto por el gobierno)
      • Almuerzo escolar: 42.945 yenes
      • Actividades extraescolares: 306.491 yenes. De los cuales:
        • Clases de refuerzo: 202.965 yenes
    • Privado: 1.406.433 yenes (unos 10.900 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 1.071.438 yenes
      • Almuerzo escolar: 3.731 yenes
      • Actividades extraescolares: 331 264 yenes. De los cuales:
        • Clases de refuerzo: 153.365 yenes 
  • Bachillerato
    • Público: 457.380 yenes (unos 3.500 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 280.487 yenes (cubierto por el gobierno para alumnos de bajos recursos)
      • Almuerzo escolar2: – 
      • Actividades extraescolares: 176.893 yenes. De los cuales:
        • Clases de refuerzo: 106.884 yenes
    • Privado: 969.911 yenes (unos 7.500 euros) anuales, de los cuales:
      • Matrícula: 719.051 yenes
      • Almuerzo escolar2: – 
      • Actividades extraescolares: 250.860 yenes. De los cuales:
        • Clases de refuerzo: 129.313 yenes

1 A partir de 2019, la mensualidad del preescolar está subsidiada por el gobierno hasta 25.700 yenes al mes.

2 Durante el transcurso de la educación obligatoria en primaria y secundaria, los alumnos solo almuerzan del menú escolar, diseñado por nutricionistas, el cual entra dentro del gasto escolar. A partir del bachillerato, el almuerzo corre por cuenta propia de cada alumno.

Estudiantes japoneses de primaria caminando en la calle
Es bastante habitual ver caminando por la calle incluso a los estudiantes más jóvenes de primaria. Foto: Songping Wang

¿Qué elementos son específicos del sistema educativo japonés? 

  • El año académico japonés empieza en abril y termina en marzo del año siguiente.
  • La existencia de elaboradas ceremonias de inicio y fin de curso. 
  • La necesidad de un examen para acceder a los niveles de secundaria y bachillerato.
  • Los alumnos en clase no deben intervenir sino que deben permanecer en silencio escuchando la clase. 
  • La pertenencia a al menos un club para actividades extra curriculares de índole deportiva o cultural es casi obligatoria.
  • En las escuelas los mismos alumnos se encargan de la limpieza de las aulas y otras instalaciones. 
  • Los alumnos no cambian de aula para las distintas materias, sino que son los maestros o profesores los que van al aula.
  • Los alumnos no repiten el año escolar aunque suspendan algunas asignaturas.

Queda patente, por lo tanto, que aunque Occidente es la principal fuente de inspiración a la hora de elaborar el sistema educativo japonés, la idiosincrasia nipona se sigue manifestando a través de diversos elementos distintivos.

Toshiko Sakurai

Toshiko Sakurai

Disparo (¡con mi cámara!), luego existo. Pinto con luz y junto letras como buenamente puedo. Llegué a Tokio desde Barcelona en otoño de 2017 y desde entonces me dedico a capturar rincones de la ciudad a bordo de mi bicicleta. Cuando no llevo la cámara encima, acostumbro desafiar la ortodoxia culinaria mezclando estilos de todos los lugares donde he vivido.

Deje un comentario


X