fbpx Skip to main content

Coleccionar figuras de anime puede parecer una afición abrumadora. Desde hace algún tiempo, este pasatiempo lleva consigo un estigma fuertemente asociado a los conceptos más negativos de un nerd, o más bien del estereotipo de un otaku. Y a pesar de que el boom de la animación japonesa ha borrado este prejuicio, ya sea por los clásicos de Ghibli o por éxitos más recientes como la serie Kimetsu no Yaiba (鬼滅の刃), la barrera de entrada para el coleccionismo de figuras todavía puede parecer altísima. 

Entonces, ¿si la cultura no es el motivo, qué es lo que ahuyenta a los posibles coleccionistas? Probablemente sea el hecho de que es un hobby… ¡carísimo!

O, al menos eso es lo que uno podría pensar.

El aterrador gasto de coleccionar figuras de anime

El coleccionismo de figuras de anime (o de videojuegos y manga) tiende a llamar mucho la atención cuando el precio entra en escena. Los lanzamientos de figuras premium de series y personajes populares pueden empezar a partir de los 10.000 yenes y subiendo. Por ejemplo, figuras de los personajes de programas en emisión como Yui Yuigahama de My Teen Romantic Comedy (やはり 俺の青春ラブコメはまちがっている), o Kirito y Asuna de Sword Art Online (ソードアート・オ ンライン) en su décimo aniversario, ofrecen períodos de preventa meses antes del lanzamiento y se venden a un precio de entre 10.000 y 40.000 yenes, e incluso pueden ser anunciados en televisión. Aunque algunos modelos de calidad inferior no sean tan caros, es normal desanimarse al ver precios como estos en internet o en las estanterías de una tienda física como Animate.

Costos ocultos de las figuras de anime en los arcade

Dicho esto, comprar figuras al precio de venta al público no es la única forma de conseguir nuevos lanzamientos, aunque las alternativas pueden ser igual de terroríficas.

Si estás familiarizado con los arcades japoneses (salones con máquinas recreativas), probablemente hayas visto las innumerables filas con máquinas de gancho a 100 yenes por intento, llamadas UFO Catcher en japonés. O tal vez estés familiarizado con los múltiples sistemas de sorteo en los salones recreativos, comercios y tiendas de conveniencia japoneses. Estos garantizan un premio al azar por un precio de entre 500 y 1.000 yenes. Aunque 100 o 500 yenes pueden parecer una cantidad muy lejana a los miles que te gastarías en unas figuras nuevas en una tienda, estos sistemas están diseñados para que vuelvas y pueden resultar engañosamente caros con el tiempo. (Square Enix, sin duda, ha ganado mucho con la estantería de productos de la rifa de FF7R de Ichiban Kuji de mi esposa…).

Pero para los que no están dispuestos a invertir los ahorros de toda una vida en coleccionar figuras, hay otra opción: ¡comprar de segunda mano!

3 consejos para ahorrar dinero en figuras de anime usadas

Coleccionar figuras de anime se convierte en una afición factible si se opta por la alternativa de segunda mano, que ofrece una vía altamente accesible para introducirse en el coleccionismo. Para los profesionales, este consejo puede parecer obvio o incluso un sacrilegio. Sin embargo, merece la pena señalar que cualquier aspirante a coleccionista, sea o no casual, sepa que hay tres formas específicas de ajustar sus hábitos de búsqueda de figuras en Japón. Aunque ninguno de ellos es un «secreto», hay que tener en cuenta estos tres puntos que te ayudarán a equilibrar tus deseos con tu cartera.

1) Localizar las tiendas que venden barato 

Lo primero y más importante es saber dónde buscar. Hay numerosas cadenas famosas en Japón que se especializan, o son especialmente populares por su selección de figuras usadas. Lashinbang ha sido mi tienda de preferencia, pero hay muchas cadenas grandes centradas en artículos otaku a precios razonables. Algunas de ellas som Mandarake, Sofmap y Surugaya. Aunque Akihabara en Tokio y Den Den Town en Osaka son especialmente conocidas por este tipo de cadenas y por las pequeñas tiendas familiares, puedes encontrar Lashinbang en todo Japón. Todas estas tiendas venden una gran diversidad de artículos relacionados con el anime.

Saber dónde buscar objetos de colección es suficiente para empezar. Pero, como ya comenté en nuestro artículo sobre el coleccionismo de juegos retro en Japón, en este país tampoco faltan las grandes cadenas de segunda mano que venden artículos que no se limitan a los coleccionables como Book Off y Hard Off. Las tiendas menos especializadas como las mencionadas venden un poco de todo y pueden tener las mejores ofertas, aunque más ocultas, para quienes estén dispuestos a buscar un poco.

La mayoría de estas tiendas, especializadas o no, tienen también web online, y muchas páginas como Yahoo Auctions y Mercari permiten comprar directamente de vendedores individuales. Sin embargo, aunque estas pueden ser las alternativas más económicas, no son las más convenientes si viajas a Japón como turista.

Entonces, después de haber encontrado el lugar, ¿cuál es el próximo paso?

2) Decidir qué calidad buscas

Una vez sepas dónde buscar, no hace falta decir que tienes que saber qué quieres buscar. Al igual que los apasionados de muchas aficiones, los aficionados a las figuras de anime tienen naturalmente una mayor preocupación por los detalles más minuciosos. No es sólo a cómo está hecha la figura, sino a la calidad de su conservación. ¿Le falta la caja original? ¿Tiene algunos rasguños? ¿Está completamente rota y necesita un poco de pegamento? Cada uno de estos defectos puede tener un impacto exponencial en el precio de venta final. Mientras que algunos pueden pensar que vale la pena pagar un precio superior por una figura en perfecto estado, tienes que decidir cuánto significan estos detalles para ti.

Muchos coleccionistas ocasionales sólo están interesados en exhibir sus figuras, no en conservarlas o revenderlas. Yo mismo soy uno de ellos, y normalmente no me desviaría de mi propósito para comprar una figura dañada, a pesar de los significativos descuentos en el precio que garantizan. Sin embargo, estaría más que feliz en comprar una figura de anime sin caja si eso supone gastar menos.

Al ampliar tu búsqueda a figuras que no tienen su empaque oficial, tienes más opciones para buscar a través de los estantes y los contenedores que albergan modelos usados vendidos en grandes cantidades en tiendas como Book Off.

3) Mantener la mente abierta al buscar personajes

El último punto, y quizás el más subjetivo, es generar unas expectativas sobre los personajes de anime que buscarás. Aunque el coste de la licencia de un determinado anime y los estándares de producción de los fabricantes de alta calidad pueden resultar en un precio de venta elevado, es la popularidad del personaje la que determina su valor de mercado más adelante, especialmente en la escena de las figuras de segunda mano. Los elevados precios resultantes de este fenómeno pueden tomar dos formas distintas: 1) los personajes de anime populares vendidos por marcas conocidas exigen una tarifa superior; 2) si se producen menos artículos para un anime menos conocido, la demanda será más elevada.

Por ejemplo, aquí hay algunos listados de los portales de compras online Mercari y Amazon que muestran la variación del costo que se puede esperar debido a la exclusividad del personaje o directamente por la escasez. 

Rakka del clásico Haibane Renmei. Esta figura en particular es tan rara que ni siquiera había listados activos en Yahoo Auctions o en Mercari al momento de escribir este artículo, por lo que los potenciales compradores online estarían limitados a sitios como Amazon.

El truco consiste en encontrar un término medio. Encuentra una serie o un personaje que te guste y que sea lo suficientemente popular para garantizar una gran producción de esos artículos coleccionables, y así evitar las guerras de pujas, pero no tan popular como para que su precio sea más alto. Es probable que encuentres series enteras de figuras de anime que caigan en estas categorías, incluyendo títulos clásicos como Lupin III. Ten en cuenta que es más probable que te lleves una joya si no buscas un personaje o una serie en particular, y que lo mejor es mantener la mente abierta durante la búsqueda. ¡La mitad de la batalla está en saber!

Conclusión: Comprar de segunda mano, dónde comprar y atención con la calidad

Al final, coleccionar figuras de anime no es un hobby tan aterrador como algunos creen. Si sabes dónde buscar, puedes encontrar algunos de los recuerdos más memorables y menos costosos en tu próximo viaje a Japón. Claro que el mercado de coleccionistas de figuras de anime nuevas tiene sus ventajas, ya sea si buscas una figura específica o si quieres apoyar a tu serie o artista favorito. Por estas razones, nunca intentaría disuadir a alguien que sabe en qué se está metiendo al comprar «nuevo». Sin embargo, optar por figuras de segunda mano puede ser punto de partida para introducirse en una afición que, de otro modo, parecería inaccesible.

Sólo recuerda: Comprar de segunda mano, saber dónde comprar, conocer la calidad que se busca y mantener la mente abierta. ¡Feliz caza!

Traducido por D. Takane

Joseph Wentz

Joseph Wentz

Originally from the American East Coast, I transplanted my entire livelihood in 2016 to the Tokyo area, which is where I continue to live to this day. When not busy translating video games by trade, I spend my free time collecting and playing them instead.

josephwentz.com

Deje un comentario


X