fbpx Skip to main content

No hay mejor manera de descubrir Tokio que caminando por sus interminables e intricadas calles, llenas de sorpresas en cada esquina.

Cuando se viaja a un nuevo destino, uno se toma el tiempo de averiguar ciertas cuestiones relacionadas con la manera de moverse por la ciudad. Consulta precios de taxis, autobuses, metros y trenes urbanos, y trata de esquematizar las rutas más eficientes para no perder tiempo y no confundir las direcciones y los destinos. Pero, en ocasiones, dejar de lado los medios de transporte y jugársela al caminar y recorrer zonas que habitualmente no visitarías puede ser la mejor manera de conocer en serio una ciudad, sus habitantes y sus diferentes formas de vida.

Claro está que, en una ciudad como Tokio, las rutas que recomendaremos hoy también pueden realizarse en bicicleta (muchísimos japoneses utilizan este medio de transporte por ser un medio ecológico, barato y que ayuda a completar la cantidad de ejercicio diario recomendable para cualquier persona). Pero, a pesar de ser una de las ciudades más seguras del mundo, si luego quieres montarte en algunos de los medios de transporte más comunes, o entrar en una tienda o hacer una foto, entre otras actividades, seguramente perderás algunos minutos buscando un lugar para aparcar la bicicleta (no pueden dejarse en cualquier lado como en otros países) cada vez que quieras detenerte. Así que las distancias de estos trayectos no serán muy extensas, para que en un día puedas hacer dos o tres sin terminar completamente agotado.

calles de tokio japón

(Fuente: Gaijinpot)

Una de las cosas más importantes, aunque no específicamente necesarias, es tener un sistema de GPS que funcione en Japón. El WiFi gratis cada vez es algo más normal en muchos comercios y locales, pero cuando entres en estos caminos de zonas quizás un tanto más residenciales, las redes serán caseras y estarán bloqueadas, por lo que no podrás utilizarlas. Así que la mejor opción será comprar un chip con paquete de datos en el aeropuerto, cerca de tu hotel o en algún supermercado (7/11, Lawson, K-Mart, etc.)

tarjeta prepago sim japón

(Fuente: ietf)

La otra opción es alquilar un router móvil para que tengas acceso a la red de internet que funciona en casi todos lados. La conexión de estos dispositivos con tu móvil en ocasiones es un poco complicado, por lo que yo recomendaría optar por el chip. Lo importante de tener un sistema para ubicarte es que muchas de las calles en Tokio no poseen nombre; son, simplemente, espacios abiertos por donde camina la gente y transitan los coches. Las grandes avenidas habitualmente poseen denominación, pero los caminos interesantes que te proponemos generalmente no se encuentran en estos circuitos.

google maps tokio

(Fuente: Google Maps)

El “triángulo de oro”, como lo he bautizado, está determinado por las estaciones de metro o tren urbano Shibuya – Omotesando – Harajuku. Sin lugar a dudas habrás escuchado hablar de estos tres destinos a la hora de planear tu viaje a Tokio; con tiendas geniales en Shibuya como Loft, Village Vanguard y Parco, disfrutando de la alta costura y diseñadores internacionales en Omotesando y visitando la frenética Takeshita Dori y sus aledañas en Harajuku. Cada uno de los “lados del triángulo” tiene aproximadamente 1,5 kilómetros, por lo que, si planeas hacer este recorrido, te recomiendo que sea el único del día; empezar a eso de las 10 de la mañana cuando abren la mayoría de las tiendas y detenerte en cada una de las estaciones para reponer fuerzas y energía con alguna bebida o snack.

google maps shinjuku

(Fuente: Google Maps)

Si te interesa admirar y conectarte con la parte más verde y espiritual de la ciudad, un trayecto muy hermoso que puedes realizar comienza en Harajuku Station, entrar al parque Yoyogi Koen, continuar visitando el Santuario Meiji y terminar en la fabulosa estación de Shinjuku y sus alrededores. Aquí podrás apreciar el templo shintoista más grande de Tokio, así como el contraste entre las áreas más ruidosas y excitantes con la tranquilidad de un bosque en el centro mismo de la ciudad.

Finalmente, otras atracciones que puedes conectar caminando son Akihabara y su tiendas de coleccionables, juguetes y electrónica; Ueno, con sus dos enormes y bellos museos de arte contemporáneo y su zoológico; y Asakusa, con su Templo Senso-Ji y el Skytree. Si bien el camino entre las dos primeras localizaciones es bastante urbano, tras pasear por el área de Asakusa podrás caminar a lo largo del río Sumida. Y, si todavía te quedan energías, llegar hasta el Estadio de Sumo Ryogoku y el Museo Edo-Tokio.

torii parque tokio

Si tienes el tiempo suficiente, recorrer estos caminos o conexiones entre atracciones seguro que te dará una perspectiva única que no muchos viajeros tienen. Sacarás fotos increíbles, verás detalles inesperados y te aseguro que, a pesar de gastar tus energías un poco más rápidamente, estarás muy conforme al final del día con tus nuevas memorias y anécdotas. Con la ayuda de tu navegador no tendrás miedo de meterte por callejuelas oscuras y senderos que, al parecer, no llevan a ningún lado, pero que te darán una visión muy particular de la ciudad. Llévate tus zapatillas para largas caminatas, ten siempre a mano agua para hidratarte, lleva contigo un mapa de emergencia para ubicarte y recuerda cargar tu móvil para no tener que usarlo. ¡Adelante!

Jose Espindola

Jose Espindola

Nacido en Buenos Aires (Argentina) y residente en Shanghái desde 2012, José I. Espindola ha visitado Japón varias veces en estos años. Ha publicado dos obras de ficción: "Canton Orwell. Catalog." (Augenblick Editors, 2010) y "Canton Orwell. Chromosomes." (idem., 2015). Últimamente se encuentra trabajando en su tercer libro (Canton Orwell. The book of the tears) que se publicará a finales de 2016. Estudió Derecho durante varios años, pero después decidió pasarse a algo más artístico (Dirección de Cine y Producción Musical). Pronto visitará Nagoya, Fukuoka, Sapporo y Okinawa, por lo que pronto podrán leer nuevos artículos.

Deje un comentario


X