fbpx Skip to main content

El kimono es una prenda tradicional japonesa que usan tanto hombres como mujeres. Esta ropa sólo se encuentra Japón y se considera parte de la herencia cultural del país. Sin embargo, usar un kimono no es una experiencia reservada sólo para los japoneses, ya que ellos quieren compartirla con el resto del mundo.

Ponerse un kimono es una tarea que puede intimidar a muchas personas. Es por eso que pedimos a la experta en kimonos Sheila Cliffe (Instagram: @kimonosheila) y la aficionada de los kimonos Nichole (Instagram: @nfkimono) que nos muestren paso a paso cómo ponerse un kimono y cómo atar varios tipos de obis.

Previamente presentamos el paso a paso del kimono, y hoy enseñaremos una de las formas más fáciles de atar un obi (hanhaba obi) con un nudo de estilo bunko.

Hanhaba obi con estilo de nudo bunko

Hay muchos tipos diferentes de obi, desde el formal, bordado con hilos de seda metálicos hasta el más informal, hecho de algodón y con patrones o diseños simples. Así pues, dentro de esta variedad, ¿qué es el hanhaba obi 半幅帯? Es un obi casual, cuya anchura es la mitad de uno estándar o formal. Es común que el hanhaba obi tenga un patrón en el anverso y otro diferente en el reverso, lo que le convierte en un complemento versátil y económico para tu armario de atuendos japoneses.

El hanhaba obi con estilo de nudo bunko 半幅文庫 tiene varios usos. Se puede utilizar tanto con un kimono casual como con un yukata de verano. El yukata 浴衣 es una versión más informal kimono hecho de algodón que se usa durante los calurosos veranos de Japón, generalmente para asistir a festivales. Si aprendes cómo atar un obi de este estilo, estarás lista para salir con tu kimono o yukata durante todo el año.

Cómo atar un obi – Paso a paso

Nichole escogió un hanhaba obi con dos patrones y decidió que el diseño que combinaría con su kimono sería uno con motivos tropicales.

El primer paso es medir 45 centímetros de longitud desde uno de los extremos del obi. Puedes calcularlo usando la distancia que hay desde tu hombro hasta tu mano.

Coloca el trozo de tela que has medido sobre tu hombro derecho con el patrón que que quieres usar mirando hacia abajo. En este caso, el reverso del obi de Nichole es amarillo con flores blancas, así que es ese el lado que va colocado hacia arriba.

Haz un pliegue de 45 grados en el obi para que quede orientado horizontalmente debajo de tu pecho, cubriendo completamente el date-jime 伊達締め.

Envuelve el obi a tu alrededor girando en el sentido de las agujas del reloj. Haz una rotación completa. Después, asegúrate de que el obi quede apretado a tu cuerpo. Luego repite la acción: rotación completa del obi y apretar.

Sujetando ambos lados de la tela sobrante del obi, haz un lazo cruzado (como la primera parte de la acción de atarse los cordones de los zapatos), asegurándote de que el extremo corto del obi que pasaste encima de tu hombro termine saliendo por la parte superior del lazo.

Sosteniendo el extremo largo del obi restante, mide unos 15-20 centímetros de ancho desde donde está atado el extremo y pasa el obi atrás doblándolo hacia el nudo. La tela restante del obi servirá para hacer el lazo.

Para hacer el lazo, junta la tela restante en un círculo, con el final del obi terminando en el interior. El ancho del círculo de obi debe ser aproximadamente el ancho de tu torso, por lo tanto, ajusta el círculo según tu cuerpo. Debes tener suficiente longitud libre para duplicarlo sobre sí mismo de dos a tres veces.

Sosteniendo la tela, pellizca de uno a tres pliegues. El número de pliegues depende de la grosor y rigidez de tu obi. Sostén con una mano los pliegues, para que no se muevan de sitio. A continuación, dobla el extremo corto del obi por la mitad horizontalmente, y luego úsalo para envolver los pliegues, manteniéndolo en su lugar y creando una forma de lazo. Si tienes demasiada tela sobrante del obi en el extremo corto, es posible que debas envolverlo dos veces. Cuidadosamente, esconde cualquier trozo restante metiéndolo en la parte del obi envuelta alrededor de la cintura.

El lazo tiene que ubicarse en la parte superior del obi que has atado en tu cintura. Gira el lazo para que quede mirando hacia arriba, como si estuviera encima de un regalo, no hacia afuera. Ajusta las «alas» del lazo para darle una forma bonita.

Finalmente, es hora de mover el lazo hasta tu espalda, a su lugar correcto. Agarra el obi con una mano en el punto donde el lazo está «unido» y en la otra, el obi que hay en el medio de la espalda y gira suavemente toda la estructura en el sentido de las agujas del reloj hasta que el lazo esté en el medio de la espalda. Solo puedes ir en esa dirección o aflojarás tu kimono sin querer. Si giras el lazo demasiado, continua hacia la derecha hasta que vuelva a girar.

¡Y ya lo tendríamos, un obi simple y maravilloso para complementar un kimono informal! La cuestión es practicar, así que si ya tienes un obi, puedes probar a atarlo frente al espejo. ¡Ni siquiera hace falta que te pongas el kimono primero!

Extra: La forma más fácil para atar un obi – ¡Sin lazo!

En un giro moderno, la instagramer @ayaayaskimono, demostró una manera hermosa y creativa de usar el obi… ¡sin necesidad de atarlo! Con práctica, puedes ponerte un obi en menos de un minuto. Este estilo se ha vuelto muy popular en Japón, especialmente entre las jóvenes, por lo que Sheila pensó que también podría ser interesante mostrarlo.

Necesitarás un accesorio adicional, un obi-jime 帯締め, que es un cordón trenzado que irá atado sobre el obi. En la mayoría de los casos, es un elemento puramente decorativo, pero en este estilo, es el encargado de mantener el obi en su lugar.

Toma el hanhaba obi y dóblalo por la mitad a lo largo. Pon el extremo que está doblado por la mitad contra tu cuerpo y envuelve el obi a tu alrededor hasta que lo hayas usado todo. Envuelve el obi alrededor de tu cintura hasta que el extremo exterior del obi termine cerca del centro de tu torso. No pasa nada si está un poco descentrado.

La forma más sencilla de usar este estilo es tomar los dos extremos doblados del obi y separarlos, dándole dos patrones diferentes (patrones frontales y posteriores) si se usa un hanhaba obi con dos patrones distintos. Como alternativa, puedes hacer pequeños pliegues en la tela para crear un diseño.

Ahora toma el obi-jime, átalo en el extremo del obi de la forma como previamente has imaginado. Haz un nudo cuadrado en el medio y oculta los extremos del obi-jime metiéndolos en sí mismo detrás de tu espalda.

Lista para salir con tu kimono

Ahora ya sabes atar un obi de dos formas distintas y, junto con las indicaciones de cómo ponerse un kimono, ya estás lista para vestirte de la forma tradicional japonesa.

¡Atención a nuestros futuros artículos, donde Sheila nos demostrará cómo atar un nagoya obi paso a paso con más sorpresas!

Traducción: Maria Peñascal

Todd Fong

Todd Fong

Freelance writer, photographer, and mentor. Japan-based, Oaktown (Oakland, California) born. Freelance writing and photography work includes Lonely Planet, Voyapon, Metropolis Japan, and several regional tourism websites around Japan.

www.peraperapera.net/

Deje un comentario


X