Actividades Patrocinado

Las fabricas medioambientales de la Kawasaki Coastal Area

JFE Steel en Kawasaki, Kanagawa

Patrocinado por Coastal Area International Strategy Headquarters, City of Kawasaki

En mi imaginario, las zonas industriales eran lugares oscuros, sucios y ruidosos. Pero después de mi experiencia en la Kawasaki Coastal Area, he cambiado mi concepto por completo. Ubicada en el distrito de Keihin, a orillas del mar, en la ciudad de Kawasaki (Prefectura de Kanagawa), esta zona es el hogar de fábricas, empresas y ¡alguna que otra sorpresa!

En la ciudad de Kawasaki están luchando para ser una ciudad sostenible y limpia, así pues, sus empresas también siguen estos criterios. Acompáñame en mi experiencia por esa zona y por los tres de los espacios que visité.

La ciudad de Kawasaki

La pacífica ciudad de Kawasaki está ubicada entre Yokohama y Tokio. Cerca hay el barrio tokiense de Ota, donde hay el aeropuerto de Haneda. Una ciudad en constante crecimiento ya que en 100 años su población ha crecido de los 50.000 habitantes a unos 1.5 millones.

Una de las fuentes económicas de la ciudad es Kawasaki Coastal Area, que es uno de los motores industriales de Japón. Ubicado a la isla artificial de Ogishima fue creada a principios del siglo XX. Entre 1950 y 1970 hubo un gran crecimiento económico y eso hizo que actualmente puedan reunir una gran variedad empresas que se dedican, entre otras cosas, al acero, refinerías, energía y facilidades logísticas.

A partir de los años 60 se invirtió para resolver problemas medioambientales que causaba esta zona. Es así que hasta día de hoy, uno de los puntos claves de Kawasaki es la conservación medioambiental.

Primeras impresiones en Kawasaki Coastal Area

El día de mi visita fuimos en un autobús hasta la Kawasaki Coastal Area. Mi primera impresión era la cantidad de espacios verdes que había. Como ya he mencionado, en mi mente me imaginaba humo y suciedad, pero a diferencia de esto había árboles, agua y pulcritud. Y encontré la respuesta a esto: la ley japonesa obliga a las empresas a tener un 15% de verde en su entorno. Otro elemento que me llamó la atención fue que las carreteras eran privadas y exclusivas para los trabajadores. Des esta manera, la seguridad es más elevada y los coches y camiones se pueden desplazar más cómodamente.

En todos los lugares visitados nos explicaron que hay una buena relación entre las empresas de la zona. Entre ellas, colaboran conjuntamente para minimizar los gastos y el impacto medioambiental. Esto también ha generado una colaboración y constante diálogo con la ciudad de Kawasaki.

JFE Steel East Japan Works

La primera fábrica que visitamos, la JFE Steel East Japan Works , dedicada a la producción de acero, fue creada en el 1912. Actualmente tienen 4 fabricas en Japón, y la de Kawasaki tiene 8.349 trabajadores.

Nuestra primera parada fue al edificio administrativo de la compañía. Allí nos esperaban para explicarnos el funcionamiento y nos vistieron con bata, casco, guantes y gafas para nuestra protección durante la visita. Después, nos dirigimos a hacer un breve recorrido por algunas áreas. Vimos el tratamiento de su materia prima; la gran mayoría procedente de Canadá, Brasil y sobretodo, Australia. Para la importación de la materia había unos grandes terrenos al lado de la orilla del mar y facilitar así su descarga desde los barcos. Luego, una gran cinta transportadora de 40 km, una de las más grandes de Japón, movía ese material hasta el interior de la fábrica.

Después de esto, nos dejaron entrar dentro del edificio de los hornos. Allí, el material se fundía para hacer una sola pieza grande que después de enfriarse y darle forma, se convertiría en el producto deseado: el acero.

Vimos abrirse el horno, y aunque estábamos a bastantes metros de distancia y de altura, nos llegaba el calor. Normal, a 800º, ¡era lo menos que podía hacer! Cuando las puertas se abrieron para sacar un trozo de acero rojo ardiente, veíamos las llamas moverse al interior. Y así, pueden producir 300 toneladas de acero,… ¡en 10 minutos!

La sala donde nos encontrábamos me impactó: era inmensa y con una gran multitud de máquinas una al lado de la otra que apenas se podían diferenciar. Lo que más me sorprendió fue el calor y los ruidos de los engranajes moviéndose y el agua que lanzaban a continuación de sacar el material caliente. Importante a mencionar es que no había ningún trabajador. Nos contaron que sus trabajadores estaban en salas anexas y que en ese espacio apenas había personas, solamente una o dos veces al mes para revisión de las instalaciones.

Algo que nos recalcaron mucho fue su preocupación por la conservación del entorno, la energía, los controles de calidad y de seguridad para sus trabajadores. Incluso, un 30% de los gastos de la empresa anuales van destinados a trabajar en estos aspectos. Por ejemplo, un 9% del agua que se usa se reutiliza en otros procesos, al igual que el gas.

SHOWA DENKO Kawasaki Office

Después de despedirnos del acero, ¡saludamos a los plásticos!

Cambiamos de ámbito y fuimos a Showa Denko, fundada el 1939, una planta de reciclaje químico de plásticos. Con este tour, me acordé de mi infancia, cuando iba a visitar fábricas en Barcelona con mi escuela. No entendía por qué nos llevaban a hacer estos viajes, y con 15 años sólo esperaba que pasasen las horas para poder tener tiempo libre en la ciudad.

Pero ahora ya no. Entendí por qué nos llevaban a visitar estos lugares; para ver su funcionamiento y para intentar concienciarnos. Y en la planta de reciclaje entendí por qué es tan importante la organización de los productos en la basura japonesa.

El señor Ando nos explicó de manera breve y concisa que el tipo de reciclaje de su empresa era químico: con el método de la gasificación, convierten los plásticos en nuevos materiales descomponiéndolos a altas temperaturas. El nuevo producto que sale, llamado ammonia, ¡tiene la misma calidad que el plástico original! Además, con este tipo de reciclaje se pueden mezclar muchos tipos de plástico, que en los otros procesos de reciclaje se necesita separarlos.

Actualmente en Japón solo hay un 4% de reciclaje químico, por debajo del 23% de reciclaje de materiales y el aplastante 58% de reciclaje térmico. Pero Showa Denko quiere apostar por ese tipo ya que es uno de los mejores para el respeto a la conservación medioambiental, por qué se recicla casi el 100% de todo, incluido de los deshechos. Por ejemplo, el dióxido de carbono que sale de este proceso se puede guardar para introducirlo en otros objetos y reciclarlo también, como por ejemplo en el hielo seco o otras bebidas que lo contengan.

Otra característica a destacar es que la planta está asociada con el King Sky Front, una zona de R+D cercana a la planta de reciclaje. Allí mandan la energía que sale del proceso en forma de electricidad para sus edificios.

KING SKYFRONT

Salimos de la isla y fuimos a la orilla del río Tama, donde se ubica la zona del KING SKYFRONT . Su presidente, el señor Ryuta Nomura nos recibió con gran orgullo.

El KING SKYFRONT, estratégicamente ubicado a 10 minutos de Haneda, era una zona antigua de fábricas que en 2001 cerraron. Al cabo de diez años, quisieron revivirla, pero muchas empresas rechazaban la oferta por estar alejada de los transportes públicos y de la ciudad. Aún así, la empresa CIEA (la empresa del señor Nomura), le interesó especialmente su proximidad al aeropuerto, ya que tienen mucha relación con empresas internacionales. Actualmente, en el 2019, hay… ¡67 empresas! Entre ellas encontramos a Fujifilm o Johnson and Johnson. Entre todas ellas hay 1.400 trabajadores, 500 investigadores y 300 phD.

Uno de los puntos a mejorar de esta zona son los transportes públicos, ya que el tren te deja a unos 15 minutos y los autobuses pasan con menos frecuencia. Pero el señor Nomura nos dejó claro que esto no era ningún impedimento las empresas que se quieran sumar. Nos recalcó la buena relación que hay entre todas estas instituciones, las empresas de la isla de Ogushima y la ciudad de Kawasaki.

Para ofrecer más atractivo tanto a los visitantes como a los locales, en 2018 se abrió el Kawasaki KING SKYFRONT Tokyu REI Hotel.

El hotel

Este hotel es un moderno establecimiento, con un concepto visual muy industrial, es el primer hotel que utiliza el hidrogeno sobrante de la planta de plásticos directamente para generar electricidad y calor a través de una celda combustible que podemos ver al exterior del hotel. Además, tiene un concepto de comunidad. En la zona de la recepción, hay espacios amplios y con todas las comodidades para poder hablar, trabajar o relajarse.

Tuve la oportunidad de cenar en el Captain’s Grill, el restaurante ubicado en la quinta planta. Comí el menú de degustación, que incluía:

  • Un entrante variado con queso, tomate, prosciutto y salmón.
  • Ensalada de frutos de otoño.
  • Un plato de pescado con pesto y mejillones.
  • Un plato de carne de cerdo y ternera con salsa y verduras.
  •  Un delicioso postre con pastel o fruta.
  • Café o té.

Desde mi punto de vista fue variado y delicioso. También pueden adaptarlo a las personas que elijan la opción vegetariana.

El servicio fue muy rápido y atento, incluso me preguntaron si tenía algún problema con el plato del pescado por que no me lo había terminado (era delicioso, lo único que incluía judías y ¡no me gustan!). El ambiente era bastante familiar, y estaba bastante lleno. Para mí sorpresa, yo pensaba que no era tan solicitado, pero parecía que mucha gente de Kawasaki o incluso de la zona de Ota lo visitaban.

El hotel tiene unas vistas muy bonitas del río Tama y de Tokio. Se puede entrever, incluso, ¡la torre de Tokio!

Final del día con buen sabor de boca

La experiencia fue muy interesante y pude conocer una zona inexplorada. Entendí procesos que desconocía y me impactó los esfuerzos para la conservación medioambiental. Me encantaría que todas las zonas industriales del mundo fueran así y pudiesen trabajar y unir fuerzas para intentar producir sin contaminar tanto el mundo.

Como llegar?

La zona industrial no se puede visitar sin una invitación previa. Para la zona del KING SKYFRONT: llega hasta Kawasaki Station con alguna línea JR y luego cambiar para la Keikyu Line dirección Kojimashiden Station y bajar en esta. Luego, andar 15 minutos hasta llegar a la zona del Skyfront.

NombreCapitain’s Grill
CategoríaRestaurante
Dirección3 Chome-25-11 Tonomachi, Kawasaki Ward, Kawasaki, Kanagawa 210-0821
Acceso Keikyu line – estación Kojimashiden
Horas de aperturaHorario: el restaurante abre todo los días de 7:00-10:00, 11:30-14:30 y 17:30-22:00. Mejor reservar.
Rango de preciosDepende del menú o del horario. Para cenar hay menús de degustación desde 5000 yenes y platos desde 1500 yenes.
Opciones de pagoTarjeta y efectivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *