Actividades Cultura Kanto

Aprendiendo cómo hacer una auténtica ceremonia del té en Tokio

La ceremonia la llevó a cabo una mujer vestida con el traje tradicional japonés: el kimono.

Arte tradicional japonés, degustación del té verde, meditación, despertar… todos estos términos y más sirven para definir la ceremonia del té japonesa o chado (茶道 – el camino hacia el té). Pero la esencia de este arte solo se puede entender a través de la experiencia. Y por mi parte, practicar el arte del té en un lugar auténtico me ha permitido comprender su naturaleza.

Si quieres experimentar y conocer el arte del té en Tokio, puede ser tentador optar por una rápida introducción de 30 minutos a la ceremonia del té que ofrecen muchos establecimientos turísticos. Pero este tipo de experiencias carecen de explicaciones y puede que te vayas de allí con un sentimiento de decepción y preguntándote por qué se le da tanta importancia a la ceremonia del té en Japón.

Yo tuve la oportunidad de asistir a un taller de 90 minutos en la escuela certificada Shizu-Kokoro en Asakusa, ideal para una introducción completa al chado.

Una escuela certificada en una ubicación auténtica

Esta escuela se ubica en la famosa zona de Asakusa en Tokio, pero al mismo tiempo, está lejos del ajetreo turístico. Cuando bajes en la estación de Tawaramachi, cruzarás sus calles encantadoras mientras te vas acercando a la casa tradicional japonesa donde se localiza la escuela.

Justo al entrar te recibirá la radiante Mika, o mejor dicho, Soka, su nombre como instructora de ceremonia del té, vestida con kimono. Pasarás por un pequeño jardín interior antes de instalarte alrededor de una gran mesa de madera.

Shizu-Kokoro es una escuela certificada por la Kyoto Urasenke, una de las escuelas de ceremonia del té más grandes del mundo. Shizu-Kokoro destaca en la instrucción de la ceremonia del té para principiantes y practicantes por igual, así que el taller comienza con una explicación de los fundamentos del chado mientras tomas una taza de té hecho con los pétalos de la flor del cerezo.

Más de 20 años de práctica en la ceremonia del té

Luz, intensidad, belleza y sabiduría son las palabras que aparecen en mi mente cuando recuerdo mi encuentro con Mika. Y me parece lógico, ya que Mika tiene más de 20 años de experiencia en este ámbito y ha obtenido una certificación de instructora de primer rango.

Después de trabajar varios años en la industria de la producción cinematográfica de Los Ángeles, Mika descubrió los beneficios del “camino del té” de la mano de la señora Sosei Matsumoto, una de las maestras de té más reconocidas en los Estados Unidos.

Además de ser una experta en la ceremonia del té, Mika habla inglés con fluidez y sabe cómo adaptarse a los invitados internacionales que visitan Tokio en busca de esta experiencia cultural.

Los elementos adecuados de una ceremonia del té

Una vez aprendidas las bases teóricas, Mika te llevará al piso de arriba a un salón de té tradicional con tatami. Ella te guiará en cada paso de la ceremonia y te dará explicaciones y referencias históricas necesarias para entenderlo todo.

El tokonoma

Para empezar, contemplarás el tokonoma (床の間), una pequeña alcoba con un piso elevado en la que hay tres elementos: una caligrafía (evocando a un poema, un proverbio o una palabra que expresa la intención de la ceremonia), un arreglo floral de temporada para recordar nuestra conexión con la naturaleza e incienso para purificar la atmósfera.

El tokonoma en la sala del té utilizado durante la ceremonia
El tokonoma en la sala de la ceremonia del té

La elección de los utensilios para la ceremonia del té

Luego, vas a observar los utensilios necesarios para la ceremonia y su disposición. La elección de los utensilios es realmente importante y significativa.

Por ejemplo, la tetera utilizada durante el taller es única y su forma nos recuerda al monte Fuji, lo cual lleva a un fuerte simbolismo con Japón. Además, el primer y principal té, koicha (濃茶 – té fuerte) se debe servir en un tazón simple hecho a mano; mientras que el segundo té, usucha (薄茶 – té suave), se puede servir en un recipiente transparente.

Ten en cuenta que servir té usucha no es necesariamente parte de la ceremonia, pero lo añadieron para permitir que más personas disfruten del té. El sabor del koicha puede ser demasiado amargo, mientras que el usucha es más suave.

La disposición de los utensilios para la ceremonia del té

La disposición de los utensilios, así como los dulces tradicionales japoneses servidos durante la ceremonia, cambian según las estaciones.

En verano, la tetera se coloca en una esquina de la habitación lejos de los invitados. Mika, además, coloca un recipiente grande, abierto y con agua fría para refrescar visualmente la habitación. Tal y como ella nos explicó: ¡tienes que imaginarte que el aire acondicionado no existía por aquel entonces y se apreciaba cualquier medio para hacer que la habitación pareciera más fresca!

Hay muchos detalles que forman parte de las enseñanzas chado inspiradas en la filosofía Zen: la belleza reside en los detalles de los objetos cotidianos. Asistir a tal ceremonia indudablemente desarrolla el sentido de la observación.

La ceremonia del té: un valioso momento para relajarse

Finalmente, comenzará la preparación del té. Podrás ver como Mika realiza una precisa secuencia de movimientos lentos y meticulosos; cada gesto cuenta, cada gesto tiene un significado preciso. Mientras prepara el té, Mika se mueve como una bailarina, con una ligereza y una elegancia excepcional.

Al principio todos estos gestos ritualizados me intrigaban. ¿Por qué realiza exactamente el mismo gesto tres veces seguidas con el batidor de bambú? ¿Por qué pliega y despliega el fukusa (袱紗), la tela de seda roja que se utiliza para limpiar los instrumentos de la ceremonia? ¿Qué significa? Todas estas preguntas aparecen en mi cabeza, mientras hipnotizada, aprecio la elegancia del momento.

Mika nos confesó sobre el significado de estos gestos, los cuales derivan su significado del budismo y tienen su importancia en cada etapa de la preparación.

Para cerrar la ceremonia, la anfitriona explicará por qué eligió esa taza en concreto y las pocas reglas sobre cómo recibir el té como participante. A partir de entonces, ¡es tu turno para intentar preparar té para tus invitados!

Los beneficios de la ceremonia del té: meditación activa

Después de este taller, me sentí tan en paz que quería saber más sobre los beneficios de la ceremonia del té. Afortunadamente Mika está estudiando neurociencia y psicología. Así que ella me explicó que al observar la ubicación de los utensilios, los gestos meticulosos del instructor y después repetirlos, estás haciendo meditación activa.

Estábamos tan concentrados en las acciones que el hemisferio cerebral izquierdo asociado con el razonamiento lógico y racional está activo, mientras que el hemisferio derecho (intuitivo y emocional) está en reposo.

Por otro lado, la corteza prefrontal (asociada con el aprendizaje) está estimulada por este arte misterioso, ya que se siente recompensado cuando aprendes o progresas.

Información práctica

En resumen, esta ceremonia del té japonesa en Tokio ofrece una hermosa visión de la cultura tradicional japonesa y su refinamiento al mismo tiempo que permite desconectarse del frenesí cotidiano. Al menos, ¡durante el tiempo que estás en el taller!

Pero la ceremonia también es un encuentro con un maestro en ascenso, empapado de sabiduría. Si visitas Tokio, te recomiendo vivir esta experiencia de ceremonia del té en la escuela Shizu-Kokoro.

  • Dirección: 1-9-8 Nishi Asakusa, Taito-Ku, Tokio 111-0035 Japón
  • Horario: 10 am – 6 pm
  • Precio: 4180 yenes por el taller de 90 minutos

Traducción: Maria Peñascal