Japón concentra la gran mayoría de los aproximadamente 120 millones de habitantes en grandes áreas urbanas, dejando libre la mayor parte del terreno accidentado de Japón para explorarlo en relativa soledad. Para todos los aventureros, preparaos para buscar lugares recónditos en sus miles de islas y hectáreas de montañas boscosas.

El campo es donde encontramos las gemas escondidas de Japón: vapores cristalinos de aguas de manantial que caen sobre cascadas, antiguos senderos utilizados por peregrinos y viajeros hace siglos y puentes de cuerda suspendidos sobre abruptas gargantas rocosas. Los ciclistas pueden realizar paseos escénicos por las montañas o por la costa durante gran cantidad de tiempo. Los amantes de la escalada pueden deslizarse desde la ladera de una montaña o escalar un volcán antiguo. Las posibilidades de unas vacaciones activas al aire libre en Japón son infinitas.

Para aquellos que disfrutan de un ritmo de vida más lento, Japón ofrece muchas experiencias que son exclusivas de este increíble país. Puedes aprender a hacer artesanías japonesas tradicionales como la cerámica o el papel o practicar tradiciones antiguas como la ceremonia del té o la meditación zen. También es una opción relajarse en una de los  miles de aguas termales de onsen que se encuentran en todo el país, en interiores y exteriores.

Elaboración de artesanías

Nuestros artículos recientes

  • Search by Region