fbpx

La ciudad de Toon, ubicada en el norte-oeste de Ehime en Shikoku, es una de las joyas por descubrir de esa prefectura. Con una increíble hospitalidad, una destacada gastronomía y su impresionante naturaleza, tuvimos la suerte de visitar Toon a finales de febrero. Acompáñanos en nuestro viaje por la prefectura de Ehime. Tres días y… ¡muchas experiencias!

Tomarse un baño en el Onsen Sakuranoyu en Toon Furusato Koryukan

Ir de Tokio a Shikoku no es exactamente un trayecto corto, especialmente si viajas en autobús como lo hicimos nosotros. Por lo tanto, nuestra primera parada después de llegar a Toon fue el Onsen Sakuranoyu del Centro Kanko Bussan para recuperarnos del largo recorrido.

El centro, que también alberga el punto de información turística de la ciudad tiene mucho que ofrecer, no solamente para los visitantes, sino también para los locales. La entrada en el onsen de Toon Furusato Koryukan cuesta tan solo 500 yenes para adultos e incluso incluye acceso a la sauna, que se encuentra dentro del área del onsen.

Sinceramente, este no es un onsen ordinario: me sorprendió gratamente que lo más destacado de Sakuranoyu fuera su jacuzzi. Esto despertó nostalgia en mí, ya que me recordó los baños termales alemanes de mi infancia, pero combinado con la agradable calma del onsen japonés. Sin lugar a dudas, después de un viaje tan largo, ¡fue un verdadero placer!

Máquina de tickets del Sakuranoyu onsen.

Otro punto destacado del Sakuranoyu es la zona al aire libre con un rotemburo, un baño termal con aguas calientes al aire libre. También puedes relajarte en una zona con tumbonas.

Tengo que confesarte que después de bañarte en Sakuranoyu en Toon, Ehime, ¡tu piel se sentirá como nueva! Me sorprendió por completo la suavidad de mi piel a pesar del aire seco de invierno, muy común en Japón.

Productos locales de Toon en el café del Centro Sakuranoyu Kanko Bussan

Después de relajarnos en el onsen, era hora de buscar algo para alimentar nuestros ruidosos estómagos. Afortunadamente, en ese mismo sitio hay un café, así que no tuvimos que ir lejos para satisfacernos.

Mientras que mi pareja pidió jurel a la parrilla con arroz regional, yo escogí una ensalada de tofu hecha con productos también regionales y un aderezo de vinagre de manzana. Mientras esperábamos nuestra comida, visitamos la tienda adyacente a la cafetería, donde también se pueden comprar productos de la zona.

La oferta era variada. Allí, se puede comprar a precios bajos desde vegetales cultivados localmente hasta el sabroso vinagre de arroz y manzana, pasando por artesanías locales y decoración del Hinamatsuri (” Festival de muñecas” en japonés).

Entre todas estas cosas, había mikan (mandarinas), el manjar de la prefectura Ehime y la base de nuestro postre. Consistía en un mikan daifuku artesano (dulces con masa de arroz) y honestamente, ¡puedo decir que es el mejor daifuku que he probado!

La mandarina dulce y jugosa que envolvía el anko blanco (pasta de judías) era un perfecto final para esta comida.

Paseando en bicicleta por la ciudad de Toon hasta el Poème Sweets Park

Después de recuperar fuerzas, continuamos nuestra ruta utilizando bicicletas por la ciudad de Toon hasta el Poème Sweets Park.

Las bicicletas eléctricas, así como los cascos, se pueden alquilar en el Centro Sakuranoyu Kanko Bussan por solo 400 yenes la hora. Las bicicletas que proporcionan se llaman e-bikes y son eléctricas. ¡Una experiencia divertida si nunca antes has montado en una de ellas! Además, hacen de tu visita a Toon una experiencia más cómoda.

Tras pasar por una zona de casas pequeñas y acogedoras, fuimos al Poème Sweets Park, donde venden deliciosos pasteles que tienen por nombre Poème. Están hechos con una gran cantidad de huevos y mantequilla, dándoles un sabor intenso y natural.

En el Poème Sweets Park, puedes ver la fábrica donde se cocinan estas pequeñas delicatessens. ¡Divertido para toda la familia!

Ya sea visitando la fábrica, tomando un caliente baño de pies que puedes hacer en el pequeño jardín de la tienda, ordeñando una vaca de plástico – una experiencia bastante divertida – o descubriendo los encantadores detalles de la tienda, ¡no te puedes aburrir allí!

Los maravillosos empleados ofrecen sus consejos y también ayudan a generar este ambiente agradable. Inmediatamente, nos sentimos bien acogidos cuando nos explicaron los pasos que hay que seguir para hacer un Poème, mientras que los empleados que cocinaban en la fábrica nos saludaban desde detrás de los cristales con una sonrisa en la cara.

El santuario Soukouchi – Un lugar místico en la ciudad de Toon

Solo nos separaban unos cuatro kilómetros de nuestro próximo destino, el Santuario Soukouchi en la ciudad de Toon, construido en el año 803. Con mirar su torii cubierto de musgo nos dimos cuenta de su antigüedad.

El santuario tiene una apariencia ligeramente mística, por eso subimos cuidadosamente por las escaleras de piedra. Una vez allí, había un ambiente tranquilo y nos rodeaba el aroma de las coloridas flores del ciruelo, que poco a poco abrían sus brotes.

Durante mayo y junio se pueden observar mares de hortensias, por lo que el jardín del santuario también es conocido como el “Bosque de las Hortensias”. ¡Para mí, es una razón suficiente para visitar el santuario Soukouchi otra vez!

El templo Konpiraji – Uno de los templos de Shikoku

Justo al lado del Santuario Soukouchi, rodeado por una espectacular naturaleza, se encuentra el Templo Konpiraji, al que accedimos a través de un pequeño puente de piedra. El Templo Konpiraji no es técnicamente parte del Sendero de Peregrinación de Shikoku, ¡pero debería estar en tu lista de visitas obligadas!

Frente al edificio principal del templo hay cuatro grandes cedros de unos 30 metros de altura. Están fueron declarados como “monumentos naturales” por la ciudad de Toon.

Si quieres conocer rincones más interesantes del templo te recomiendo pasear por sus jardines. El Templo Konpiraji no es, sin lugar a dudas, inferior a las otras paradas del Camino de Peregrinación de Shikoku. Una de las sorpresas que te puedes encontrarás es un estanque con carpas coloridas. Pasea por el Konpiraji con los ojos bien abiertos y deja que la naturaleza te invada.

Senderismo hasta la cascada Shirai no Taki

Continuamos la ruta en bicicleta hacia nuestro próximo destino, a tan solo 3 kilómetros y medio. A 96 metros de altura, nos encontramos con la cascada Shirai no Taki, escenario de las obras literarias de Natsume Soseki.

Aparcamos nuestras bicicletas en un estacionamiento gratuito y continuamos a pie. Desde allí, hay unos 25 minutos hasta la cascada. El camino es bastante empinado, y, como consecuencia, cansado. Una recomendación, ¡llévate algo para beber!

Se recomienda llevar unos zapatos resistentes en el caso de encontrar nieve. Ese día fueron de mucha utilidad ya que el terreno estaba lleno de hojas mojadas. Durante nuestro camino, descubrimos una piedra bastante divertida que nos recordaba… ¡una cara!

Dicen que una de las mejores vistas de la cascada Shirai no Taki es cuando está cubierta de nieve. Pero incluso, sin nieve ni hielo, nos impresionó las enormes cantidades de agua que caían desde los 96 metros.

Es difícil resistir el impulso de acercarse a la cascada, pero ten cuidado, alrededor hay piedras resbaladizas y húmedas.

En cambio, tomamos un pequeño descanso, disfrutando de las vistas y recuperando fuerzas. Esto fue una buena idea, ya que al regresar elegimos un atajo. Este, nos llevó a una camino bastante estrecho, a lo largo de una pendiente, al otro lado del río y a través de un pueblo pequeño.

Esta ruta, definitivamente, es para gente preparada y si viajas con niños pequeños, ¡te recomendamos que tomes la ruta de regreso normal!

¿Cómo llegar a la ciudad de Toon?

Se puede llegar a la ciudad de Toon desde Matsuyama en unos 30 minutos en tren. Desde la estación de Matsuyama-shi, debes tomar la línea Iyotetsu con destino a la estación de Yokogawara, hasta el final de la línea.

En coche, también se tarda unos 30 minutos desde Matsuyama. Para ir a la ciudad de Toon, toma la salida de Kawauchi Interchange.

Descubre la ciudad de Toon en bicicleta

Aunque nos hubiera gustado pasar un poco más de tiempo en la cascada Shirai no Taki, ahora era el momento de regresar a la ciudad de Toon.

Desde el estacionamiento, puedes regresar en bicicleta hasta el Centro Sakuranoyu Kanko Bussan, que está a unos 8 kilómetros y medio desde allí.

Ir en bicicleta por la ciudad de Toon es una experiencia que, desde mi punto de vista, vale la pena. El Santuario Soukouchi, el Templo Konpiraji, el Poème Sweets Park y la impresionante y abrumadora cascada Shirai no Taki, han dejado su huella en mi corazón. Todos estos lugares me mostraron que la zona rural de Japón tiene mucho que ofrecer a sus viajeros.

Traducido por Maria Peñascal

Patrocinado por la Prefectura de Ehime.

Yvonne

Yvonne

I'm a German girl from Berlin, who found her second home in Japan. Since 2012, I travelled at least once a year to Japan, before I moved to Tokyo in 2017 as an exchange student. After just a few months back in Germany, I ended up in Tokyo again in 2019 - ready for telling you more about this amazing and traditional country! :)

Deje un comentario


X