Izumi (prefectura de Kagoshima, Japón) es una ciudad con muchas sorpresas. Después de mi experiencia viviendo en una casa rural tradicional japonesa y observar las 10.000 grullas de Izumi, fue el turno de la antigua ciudad samurái. Allí pude disfrutar de una inmersión en la cultura nipona, participando en una ceremonia del té japonesa vestida con kimono en el interior de una residencia samurái tradicional.

El área de las casas samuráis

Izumi es una ciudad fronteriza entre prefecturas y su buena ubicación geográfica hizo que actualmente disponga de una zona residencial samurái. Estas ciudades se utilizaban para administrar las regiones y durante el período Edo esta fue una de las bases del dominio de Satsuma.

Actualmente existen 150 residencias samuráis. La gran mayoría son hospedajes de los habitantes de la ciudad, pero hay dos que están abiertas al público. Ya que esta zona se designó Distrito importante de preservación para grupos de edificios tradicionales en Japón, hay unas normas estrictas con la modificación del aspecto físico de las casas, jardines y árboles. El resultado es poder viajar 400 años atrás y ver cómo eran las estructuras de aquel entonces.

Ceremonia del té japonesa vestida con kimono

Empezamos nuestro viaje a través del tiempo escogiendo el kimono. Las encargadas de esta experiencia son miembros de la Asociación de Kimono de Izumi. Al llegar me esperaban dos mujeres amables y vestidas en kimono que me dejaron elegir el que más me gustaba. Y manos a la obra, a convertirme en una auténtica japonesa. Al final de la experiencia, una agradable sorpresa, ¡dejan quedarte con el kimono elegido, el obi y las medias!

Después de vestirme fui andando hasta la zona residencial samurai, a 2 minutos a pie. La calle era de una belleza exquisita. Nunca había visto una zona tradicional japonesa tan auténtica. Nos dirigimos a una de las casas abiertas al público para vivir la segunda experiencia: una ceremonia del té japonesa en uno de los salones. Actualmente hay dos casas samurais abiertas, y en la residencia Saishos es donde se hace esta experiencia.

Cuándo me adentré en esta casa, no me lo podía creer. Parecía que retrocedía años atrás en el tiempo. La zona era silenciosa y yo podía escuchar un débil instrumento japonés. A medida que iba avanzando, descubrí que estaba en la sala donde yo iba a hacer la ceremonia de té. En la habitación principal había una señora tocando el koto, el arpa japonesa, y la maestra de la ceremonia del té. Me acompañaban vistiendo kimono y se respiraba un ambiente muy especial.  En toda la ceremonia del té me explicaron los procesos que tenía que seguir – ya que para participar en una tienes que seguir una serie de pasos y normas -.

Al finalizar, la señora que tocaba el koto me dio la oportunidad de tocar una canción con el instrumento y tuvo la paciencia de explicarme cómo se tocaba.

Después visité la casa y conocí un poco más sobre la vida samurai, como era el orden jerárquico de las familias en esa época y pude ver un túnel subterráneo que servía para evacuar los niños y las mujeres en caso de algun altercado.

Información de la experiencia

  • Vestir el kimono/yukata y hacer la ceremonia del té japonesa en una residencia samurái: 8000 yenes por persona. Por este precio puedes quedarte con el kimono/yukata (sólo para mujeres). Mínimo de personas: 5 (por un número menor, no se incluye la ceremonia del té).
  • Para incluir la ceremonia del té siendo menos de 5 personas: 5000 yenes.
  • Vestirse con kimono/yukata sin ceremonia: 4000 yenes por persona.
  • Reservación obligatoria. Se necesita avisar con 10 días de anticipación.
  • Para reservar, rellenar este formulario.
  • Duración 2/3 horas.

Paseo con carreta

Otra experiencia que puedes realizar es un paseo con una carreta tirada por un buey. El viaje dura unos 40 minutos. Se mueve lentamente ya que las calles están hechas de piedra y eso dificulta el movimiento del animal y del transporte. La asociación que lleva esta experiencia se llama Gisha Kai.

Información de la experiencia

  • De 11 am a 15 pm (solamente los fines de semana y festivos)
  • La actividad se podría cancelar si llueve.
  • Se necesita reserva previa en inglés: mail@hotelking.info
  • Precio: 1000 yenes por adulto. 500 yenes por estudiante. Gratuito para menores de tres años.

En todas estas experiencias colaboran ciudadanos de Izumi que tienen un trabajo paralelo, pero quieren fomentar las actividades de turismo y colaboran en estas actividades.

Cocina regional: Izumi Oyako Stake Gohan

Izumi también es conocida por ser una de las principales áreas de producción de huevo y pollo de Japón. En 2011 algunos restaurantes de la zona acordaron crear un plato especial para aquellos que quieren comer viviendo la esencia de la ciudad. Así pues, el Izumi Oyako Stake Gohan es una experiencia para probar distintas partes de pollo y huevos, de una calidad buena y fresca, producidos de forma autóctona.

Este plato se puede comer en cuatro restaurantes: Restaurante Uomatsu, Gran Chateau Tsurumaru, Hotel King y Restaurante Takenoko. Y yo lo comí en el primero de ellos.

Restaurante Uomatsu

En el restaurante me recibieron con gran amabilidad. Nos sentamos en una sala tradicional japonesa y nos dieron un delantal para no mancharnos. Después, prendieron una vela bajo una parrilla pequeña e individual y ¡así empezó mi experiencia gastronómica! Allí vas a cocinarte la pechuga y el muslo a tu gusto. Puedes acompañarlo con distintas salsas de miso y sal.

Todo esto va acompañado con arroz y un huevo de dos yemas – especiales de Izumi – . En ese momento me pregunté: ¿cómo tengo que comer este huevo? ¿Estará cocido? Incorrecto. Éste es un huevo crudo y la forma correcta de comerlo es mezclarlo con el arroz. Yo no como huevo crudo, así que hice una versión occidental y al terminar de cocinar toda la carne hice un huevo frito en la parrilla 😉

Aparte, también incluía una crema de boniato, una sopa original del restaurante, ensalada con otro tipo de pollo, postre y café. El precio para comer todo este manjar es de 1300 yenes. ¡Un muy buen precio en relación a la calidad y amabilidad!

Buenos recuerdos de Izumi

Y aquí concluye mi experiencia de dos días en la ciudad de Izumi.  Una anécdota del final de este viaje es que nos hicimos una foto con un gorro de grulla que me prestaron, riéndonos de cómo nos veíamos. Poco conocida por la mayoría de los extranjeros, es una perla oculta de Kyushu. Pude vivir muchas experiencias variadas en tan sólo dos días y cada una de las personas que conocí me hizo sentir como en casa.

¿Cómo llegar a Izumi, Kagoshima, Japón?

Si viajas desde Tokio o Osaka, la mejor opción es tomar un avión. El vuelo dura unas dos horas (desde Tokio) o una hora (desde Osaka) hasta el Aeropuerto de Kagoshima. Una vez allí, tienes que salir al exterior del aeropuerto y justo a la izquierda hay la máquina de tickets para el autobús. El viaje hasta Izumi es de 17000 yenes, y si tienes algún problema los trabajadores de la zona te ayudarán amablemente.

Si tienes el JR Pass activado y estás en Osaka (3h y 50 minutos), Hiroshima (2h y 16 minutos), Fukuoka (1h 11 minutos) o Kumamoto (32 minutos), puedes tomar el tren bala, el Kyushu Shinkansen.  También podéis ir desde Tokio, aun que el viaje duraría unas 7 horas y tendrías que tomar 2 trenes (Tokaido-Sanyo Shinkansen y Kyushu Shinkansen).

Patrocinado por Izumi City

Maria Peñascal

Maria Peñascal

Me llamo Maria y soy de la pequeña ciudad de Lleida. Me apasiona aprender sobre la cultura japonesa y los medios audiovisuales. Mi primer viaje a Japón fue en 2018 y en 2019 volví para vivir un año con el visado Working Holidays. Ahora, vivo entre Europa y Japón, con muchas ganas de descubrir lugares recónditos y ¡compartir su esencia con todos vosotros!

Deje un comentario


X