fbpx

Esta es la tercera parte de una serie de 3 artículos sobre la Nueva Ruta Dorada, una travesía en Japón a la que es posible acceder cómodamente con el Hokuriku Arch Pass. Para leer los otros 2 artículos de la serie, sigue estos enlaces:

Ha sido un año que no necesitará presentación por parte de nadie. El 2020 ha traído una época de desafíos que también exige un cambio de ritmo. Los retos que trajo consigo el año 2020 se han traducido en un cambio de ritmo para todos. Un año para la solitud, la introspección y un serio replanteamiento de nuestras prioridades. Pero la necesidad de distancia y aislamiento no significa que no podamos dar rienda suelta a nuestra pasión por los viajes. Esta es una buena oportunidad para explorar zonas remotas fuera de los principales focos turísticos de Japón. Lugares que aún no han caído bajo los efectos de la globalización. Espacios abiertos envueltos en naturaleza e historia. Pequeños rincones llenos de artesanía local con siglos de tradición. Tesoros ocultos que permanecen en el núcleo del Japón tradicional.

La “Nueva Ruta Dorada” incluye todos estos requerimientos. Es una escapada llena de impresionantes parajes naturales y de conexión con la historia y las tradiciones locales. Abarca desde Tokio hasta Osaka, pasando por muchos lugares a lo largo del arco, lo que ofrece muchos itinerarios posibles. Ventajas adicionales: evitar las multitudes y apoyar a las comunidades locales. En nuestro anterior artículo, te presentamos la región de Chubu con sus exuberantes escenas pastorales del Japón rural e histórico. En esta ocasión, voy a pasar tres días explorando algunos de los mejores lugares de interés que ofrece Kansai, empezando por la animada Osaka. 

Prefectura de Osaka

La prefectura de Osaka (大阪府) contiene la segunda ciudad metropolitana más grande después de Tokio. Como tal, es uno de los principales destinos japoneses para los turistas internacionales gracias a su amplia gama de lugares de patrimonio cultural y a su bien ganada reputación por su gastronomía y su vibrante vida nocturna. Y aunque el protagonismo absoluto recae en la ciudad de Osaka y, en particular, en lugares como el Castillo de Osaka y Dotonbori, salir de la ciudad puede ser una experiencia igualmente gratificante.

Sennan Long Park

Es una mañana soleada y fría en Osaka. Me dispongo a comenzar mi viaje con un agradable paseo por la bahía de Osaka. El mar y la playa se funden con el cielo en el horizonte, en relajantes tonos blancos y azules. La cálida luz del sol me hace creer por momentos que el verano aún no ha terminado. Tengo que luchar contra el impulso de saltar a estas aguas aparentemente tranquilas y de un azul profundo. Así que sigo caminando mientras disfruto de la vista. Desde el pasado verano, ésta es una de las mayores instalaciones recreativas de Kansai. A lo largo de la playa, hay varios cafés y restaurantes, así como espacios deportivos y de entretenimiento. En Sennan Long Park hay espacios para todos los gustos.

A medida que se acerca el mediodía, empiezo a prepararme para pasar del entorno playero hacia el montañero. Tomo el tren hacia Kawachinagano (河内長野), en el extremo sureste de la prefectura de Osaka. Una ciudad rodeada de montañas y frondosos bosques, orgullosa de conservar una rica historia y multitud de bienes culturales desde la Edad Media. Kanshinji (観心寺) y Kongoji (金剛寺) son dos de los mejores ejemplos. Empiezo por Kanshinji, a 15 minutos de la estación de tren en autobús. 

Templo Kanshinji

Al acercarme a la entrada, me saluda la imponente estatua de un hombre inmortal. Un samurái cuya inquebrantable lealtad y genio militar le ha otorgado vida eterna en la memoria histórica colectiva de Japón. Masashige Kusunoki (1294 – 1336) estudió en este templo cuando era joven. Posteriormente, fue responsable de algunos de los designados tesoros nacionales construidos en su interior, donde además se encuentra su lugar de descanso final. No es de extrañar entonces, que muchos consideren Kanshinji como uno de los 25 lugares más sagrados de la región de Kansai.

Masashige Kusunoki en Kanshinji
Masashige Kusunoki es considerado el ideal del samurái tanto por su lealtad como por su habilidad estratégica.

Pero Kanshinji es también un templo de gran relevancia por sí mismo. Pertenece a la secta budista Shingon, una de las mayores escuelas de budismo en Japón. Fundado originalmente en el siglo VII, fue restaurado en el siglo VIII por Kobo Daishi Kukai, quien fundó dicha escuela esotérica del budismo. Su edificio más famoso es el Squialón Dorado (金堂 Kondo), una buena muestra de la arquitectura del periodo Muromachi, que en este caso mezcla los estilos chino, indio y japonés en lo que se ha dado en llamar el estilo Kanshiji. El propio Kusunoki ordenó su construcción como palacio independiente para el Emperador durante una de las varias restauraciones de este lugar.

Salón Dorado Kanshinji
El Salón Principal (金堂 Kondo), también conocido como Salón Dorado, está designado como Tesoro Nacional, y es uno de los edificios más antiguos de la prefectura de Osaka.

Pasear por Kanshinji mientras se intenta absorber su vasta historia y apreciar su belleza puede resultar un poco abrumador por momentos. Los terrenos del templo, rodeados de una densa vegetación, ciertamente alcanzan otro nivel estético durante el otoño. Tuve la tremenda suerte de disfrutar de un día soleado mientras deleitaba mis ojos con los fuertes y vibrantes colores otoñales. Pero mi pequeña inmersión en el periodo Muromachi no está completa a menos que prosiga hacia el templo Kongoji (金剛寺).

Templo Kongoji

Al igual que Kanshinji, Amanosan Kongoji también pertenece a la escuela budista Shingon. Aunque se estableció originalmente durante el siglo VIII, Kongoji floreció realmente entre el final de la era Heian y el comienzo de la Muromachi. Cabe destacar que en la época del renacimiento del templo, permitía el acceso a las mujeres para la práctica del culto, algo poco común entre los templos budistas de la época.

Es una fortuna haber visitado este lugar entre semana, evitando las multitudes del finde. Puedo disfrutar de un paseo tranquilo, admirando las vistas con calma y relajándome mientras respiro el aire fresco de la montaña. He oído que los jardines son hermosos en todas las estaciones, pero la explosión de color de esta temporada es regalo para la vista. El único inconveniente es el progresivo acortamiento de los días. La puesta de sol marca mi regreso a la ciudad. Como nota al margen para los lectores, aquellos que disfruten visitando templos se encontrarán como en casa en el Zenkoji de Nagano.

Experiencia con cuchillos Sakai en Wada Shoten

He vuelto a un entorno urbano después de mi escapada a la montaña, pero aún estoy lejos del final de mi inmersión en la tradición y la historia. Mi paseo por los templos ha sido sobre todo acerca de experiencias del pasado, pero ahora estoy a punto de embarcarme en una pieza viva de historia tradicional en el taller de cuchillos de Wada Shoten (和田商店). Hablo de cinco generaciones, 150 años de tradición ininterrumpida. 

La ciudad de Sakai, en la zona sur de la prefectura de Osaka, es el corazón de los cuchillos tradicionales de la región. Joyas artesanales que se fabrican con las mismas técnicas dedicadas a las espadas japonesas. Tal es su prestigio que se calcula que el 90% de los chefs de cocina japonesa utilizan cuchillos Sakai. Es un privilegio, pues, poder ver el trabajo de estos artesanos que se dejan la piel en cada una de sus creaciones para garantizar una calidad inigualable. Me reciben Takashi Wada, la última generación, e Izurou Ikegami, quien me explica los diferentes procesos de fabricación de los cuchillos y, en particular, las herramientas de afilado y las técnicas adecuadas para hacerlo. 

Diferentes etapas de la fabricación de cuchillos
De derecha a izquierda, se pueden apreciar las diferentes etapas de la creación. A continuación, cada hoja puede adaptarse a diferentes tipos de madera, según las preferencias prácticas o estéticas del usuario. También se pueden grabar nombres para una mayor personalización.

Después de una demostración con viejos cuchillos de cocina mellados devueltos a la vida útil, tienen la amabilidad de guiar mis manos para que intente hacerlo por mí misma. Probamos los cuchillos antes y después de afilarlos con una tabla de cortar, y luego intentamos cortar una hoja de papel. Los resultados me intimidan un poco, ¡en la vida había tenido entre manos un cuchillo de este tamaño! Una vez terminamos con el afilado, Takashi me muestra el resto del proceso y me explica los diferentes tipos de mangos que utilizan y las opciones de grabado disponibles.

Su padre, Aizo Wada, completa la demostración enseñándonos cómo colocar y asegurar correctamente la hoja dentro del mango elegido. La transmutación de un trozo de metal en una hoja tan fina parece una obra de magia. Del mismo modo, los cuchillos de Sakai tienen un espíritu afín en Fukui, donde los artesanos de la Aldea de los Cuchillos de Takefu también dan a conocer la cultura tradicional de los cuchillos a través de experiencias de aprendizaje – a esta aldea también se puede llegar con el Hokuriku Arch Pass.

Iluminaciones en el Parque Tennoji y la Avenida Midosuji

Aunque sólo han pasado unos minutos desde las 6 de la tarde, el cielo está completamente oscuro en este momento. Pero el día aún no ha terminado. Las noches en Japón están hechas para disfrutar de las iluminaciones. La vegetación del Parque Tennoji crea un escenario encantador para un paseo tranquilo durante el día, pero por la noche adquiere un temperamento mucho más festivo. La entrada del parque cuenta con una tarta luminosa de celebración con velas en la parte superior y colores de luz que cambian constantemente.

Iluminación en el parque Tennoji
Después de establecer un récord mundial, la iluminación de Midosuji dio un paso más en 2020 con la implementación de LEDs que cambian constantemente los colores | Foto facilitada por el Comité Ejecutivo del Festival de las Luces de Osaka

El motivo es el “Festival de las Luces de Osaka 2020”, que presenta el “Regalo de Invierno Abeten 2020” en la zona de entrada al parque, llamada “Tenshiba”. Las iluminaciones también llegan a los cafés cercanos, creando un ambiente cálido y colorido. Más al norte, entre Namba y Umeda, se encuentra la famosa iluminación invernal de Midosuji. 4 kilómetros y 1,3 millones de coloridas luces LED se esparcen por 700 árboles, llevando la alegría luminosa a esta zona entre noviembre y finales de diciembre. Es la forma perfecta de terminar el día por todo lo alto.

Prefectura de Kioto

La prefectura de Kioto (京都府), junto con la vecina Osaka, es el principal destino de Kansai. Como la antigua capital de Japón antes de que Edo (Tokio) ocupara su lugar, Kioto está ampliamente considerada como la más bella ciudad japonesa. Una vasta oferta cultural repleta de destacados lugares históricos que garantiza a sus visitantes la experiencia definitiva del Japón tradicional.

Puertas sagradas de la montaña en el misterioso santuario Fushimi Inari Taisha

dos caminos en fushimi inari
Cruce de caminos en Fushimi Inari Taisha

Aunque el santuario Fushimi Inari Taisha (伏見稲荷大社) es sin duda una de las atracciones turísticas más populares para los visitantes extranjeros, la mayoría de los turistas se limitan a entrar en el principio de las famosas puertas Senbon Torii (mil puertas torii), hacer una foto para las redes sociales de su elección y luego seguir su camino hacia el siguiente destino. Por esta razón, la mayor parte del vasto recinto del santuario Fushimi Inari Taisha es probablemente desconocido para muchos turistas. Así que aquí estoy para descubrir toda la extensión de este místico lugar.

Hoy tengo la suerte de disfrutar de los amplios conocimientos de mi guía Hiroko Kara. Me explica cómo las puertas tienen una gran demanda, y hay una larga lista de espera por parte de las grandes empresas para comprar una puerta cada vez que hay oportunidad de reemplazarlas. Como las puertas torii son todas de madera, se deterioran después de varios años. Por ello, las que se deterioran se sustituyen por otras nuevas. Las puertas torii de tamaño normal suelen ser dedicadas por empresas y celebridades, pero los visitantes ordinarios compran puertas torii más pequeñas, dibujan sus nombres en ellas y las dedican.

disfrutar del bosque en fushimi inari con el Hokuriku Arch Pass
En el santuario Fushimi Inari Taisha puedes dedicar una puerta torii con el nombre de su empresa o personal grabado en ella para rezar por la prosperidad de su negocio. Debido a que hay miles de estas puertas torii dedicadas a los dioses, pasaron a llamarse “Senbon Torii” (mil puertas torii).

Toma en cuenta que atravesar todas las puertas torii implica recorrer un un buen trecho montaña arriba. Una vez terminado, hacemos una parada para almorzar rápidamente y reponer fuerzas antes de emprender una caminata aún más exigente.

Arte e historia en el Monte Tennozan

Museo de arte de la Villa Oyamazaki
Un hermoso jardín rodea la Villa Oyamazaki

Pero antes, tenemos la oportunidad de visitar el Museo de Arte de la Villa Oyamazaki de Asahi Beer. Tiene una interesante colección, así como una mezcla única de arquitectura occidental y japonesa. El museo se inauguró en 1996. Originalmente era una villa propiedad de Shotaro Kaga, un empresario de la región de Kansai que también participó en la fundación de Nikka Whisky. 

Es evidente el refinado gusto de Kaga por el diseño y la colección de arte del museo. Colección que podemos apreciar gracias a la cooperación de la comunidad para evitar la pérdida de esta valiosa joya arquitectónica. Tras la muerte del Sr. Kaga, había planes para demoler la villa para su reurbanización, pero surgió un movimiento local para preservarla, y Asahi Breweries, Ltd., a petición del gobierno, decidió restaurar la villa y mantenerla como museo de arte en cooperación con el gobierno.

Con los pies descansados y el alma re-energizada, nos dirigimos a subir el Monte Tennozan. Aunque no es especialmente alto a sus 270 metros, llegar a la cima requiere escalar laderas empinadas. Para mi sorpresa, terminó siendo un poco más desafiante que la subida al monte Takao, que también es una gran opción para los que les gusta una caminata llena de cultura e historia. Y en lo que respecta a los sitios históricos, el monte Tennozan tiene una gran potencia.

Excursión al monte Tennozan en Japón

En la actualidad, la cima del monte es un lugar tranquilo y natural con interesantes vistas panorámicas de Kioto y la confluencia de los ríos Kizu, Uji y Katsura. Sin embargo, su ubicación estratégica convirtió con frecuencia este lugar en el epicentro de épicas y decisivas batallas. El ejemplo más famoso es la Batalla de Yamazaki. De ahí que el concepto de Tennozan se utilice a menudo en Japón como metáfora del momento decisivo que define la victoria.

Situado en medio del Monte Tennozan, se encuentra el santuario Tamadeyorimatsuri Kitaru Sakatoke-jinja (自玉手祭来酒解神社). Se cree que este pequeño santuario se construyó en el año 700, y su almacén de santuario portátil ha sido designado como bien cultural de importancia nacional.

Se cree que el santuario Tamadeyorimatsuri Kitaru Sakatoke-jinja se construyó en algún momento del año 700.

Prefectura de Shiga

Las bonitas vistas desde la cima del Monte Tennozan y la experiencia de atravesar todas las puertas sagradas del santuario Fushimi Inari Taisha merecen las dolorosas agujetas con el que me despierto el tercer día. Afortunadamente, los planes de hoy son más bien calmados. Y qué mejor lugar para relajarse que en la prefectura de Shiga (滋賀県). Situada convenientemente entre Tokio y Kioto, la región es famosa por contar con el lago más grande de Japón, un gran lugar para las actividades al aire libre y un importante lugar para la biodiversidad. La región también es conocida por su carne de ternera Omi de primera calidad, así como por los valiosos sedimentos de arcilla que proporcionaron el entorno ideal para una próspera industria cerámica.

El paraíso de los Tanuki: La aldea de la cerámica de Shigaraki

En el tren, veo tonos verdes, amarillos y ocres. Contemplar a lo lejos desde el tren es un placer tan sencillo como gratificante. Me bajo en la estación de Shigaraki y un montón de simpáticas figuras de cerámica de tanuki me dan la bienvenida. Este tiene que ser mi día de suerte. ¿Te has preguntado alguna vez de dónde proceden las simpáticas estatuas de tanuki que adornan la entrada de muchos hogares japoneses? Lo más probable es que la mayoría de ellas hayan nacido en Shigaraki, un pequeño pueblo conocido principalmente por su cerámica. Una tradición local que se remonta al periodo Kamakura gracias a la arcilla de gran calidad que se encuentra en sus tierras circundantes.

Estatuas de tanuki en Shigaraki

Su fama relativamente reciente como tierra de tanukis llegó tras la visita del emperador Showa en 1951, cuando los aldeanos decidieron saludarle colocando figuras de tanukis en la carretera portando la bandera japonesa. El emperador se alegró mucho de ello y las noticias difundieron el acontecimiento por todo el país, convirtiendo al tanuki de Shigaraki en una sensación de la noche a la mañana.

Pero no estoy aquí sólo para admirar estas criaturas mágicas de la suerte. ¡Voy a crear mi propio tanuki! Shigaraki-Togeimura es una tienda que ofrece un taller donde los usuarios aprenden muchas de sus técnicas, y por supuesto, eso incluye a su querido mapache. Por un precio adicional, también pueden hacer que lo pinten y lo envíen a casa, cosa que yo hice, por supuesto.

Deleite culinario en Issuian

La alegría de la experiencia con la cerámica aún persiste, pero el almuerzo que me espera es la guinda absoluta del día. Conocía la carne de Kobe como la más destacada internacionalmente de las wagyu (和牛, carne de vacuno japonesa), pero no sabía que durante mucho tiempo, lo que había detrás de la marca Kobe era en realidad la carne de Omi (近江牛), la marca de carne de vacuno más antigua de Japón. Wagyu pasó a ser conocida como carne de Kobe entre los extranjeros que visitaban Japón porque la carne de Omi que llegaba a los puertos de Tokio y Yokohama en aquella época procedía de Kobe.

El restaurante tradicional de carne omi Issuian
Una corriente de agua rodea el restaurante Issuian.

Issuian (一水庵), llamado así por su propietario y creador, Issuian Chitojin, es un lugar especial que él mismo ha diseñado. Hábil alfarero y artista, Issuian concibió el restaurante como una experiencia sensorial completa. Cuando el clima lo permite, todas las ventanas se abren por completo para que los clientes puedan disfrutar de las vistas del jardín y del relajante sonido del agua corriente.

El Sr. Issuian es un apasionado de su oficio. Originario de Ashiya (芦屋), llegó a Shigaraki para reconstruir su vida a partir de las ruinas que dejó el Gran Terremoto de Hanshin de 1995. Eso no le impidió seguir su sueño de toda la vida como artista y creador. Es entusiasta y serio a la vez. Me muestra con orgullo un certificado como reconocimiento a la carne de Omi de primera calidad que sirve en su establecimiento. No puedo evitar estar de acuerdo mientras pruebo el edén culinario que abre ante mí.

Plato de Omi en el restaurante Issuian
El plato de ternera Omi es uno de los más célebres de Issuian.

Más allá del exitoso negocio de la restauración, el propio Sr. Issuian es un reconocido artista y un maestro de las artes tradicionales japonesas como el ikebana (arreglo floral), la caligrafía y la ceremonia del té. Un enfoque integral de las artes tradicionales es la filosofía que impulsa la pasión por su proyecto y su dedicación a la comunidad local.

Cerámica hecha por Issuian san
Todas las piezas de cerámica expuestas son obra de su propietario.

Así que hemos visto y hecho mucho en pocos días. Lo bueno de viajar es que no vuelves a casa siendo la misma persona. O quizás sí, sólo un poco más sabia y feliz. Cansada, pero agradecida por haber vivido cosas fuera de lo habitual, con mucho contacto con gente local encantadora que ha compartido su artesanía, sus sonrisas y su tiempo conmigo. Alegría pura.

Para saber más sobre la Nueva Ruta Dorada, descarga el folleto y conoce este tesoro de joyas ocultas de Japón.

Introducción al Hokuriku Arch Pass

El Hokuriku Arch Pass es un pase ferroviario regional de uso exclusivo para visitantes extranjeros que permite viajar de forma ilimitada durante siete días consecutivos en algunas líneas de Japan Rail (JR) y trenes privados entre Tokio y Osaka a través de la región de Hokuriku. Podrás hacer paradas en las zonas menos exploradas de Japón, generalmente más rurales y menos pobladas, para conocer un lado más tranquilo del país repleto de lugares históricos, hitos culturales e impresionantes paisajes. Para más información sobre cómo comprar el pase y dónde es válido, consulta la sección del Hokuriku Arch Pass en nuestro primer artículo.

El Hokuriku Arch Pass

En este artículo hemos querido presentarte algunos lugares interesantes y joyas ocultas situadas en la región de Kansai que podrás visitar con tu Hokuriku Arch Pass. Para descubrir el resto de esta Nueva Ruta Dorada de Tokio a Osaka, lee nuestros otros dos artículos:

JNTO, promociona el Hokuriku Arch Pass

El suave resplandor de neón de las noches tokiotas, sus shotengai, sus enormes avenidas de grandes almacenes, su bullicio en las estaciones de tren… Nunca me cansaré de ello. Pero como mi padre dijo una vez, medio en broma, “Tokio no es Japón”; hay algo de verdad en ello. Aunque Tokio y sus zonas más turísticas son visitas obligadas y forman parte de una buena experiencia de cualquier viaje a Japón, aventurarse fuera de ellas es igualmente importante. Fuera de los caminos trillados, hay gente deseosa no sólo de mostraros, sino de permitiros tener la experiencia menos común de Japón. Sólo hay que rascar más allá de la superficie para encontrarlos. Me habrá hecho muy feliz si con esto te ayudo si tan siquiera un poco con la parte de rascar. Adelante, por favor, y disfruten.

Patrocinado por la Oficina de Transporte del Distrito de Hokuriku-Shin’etsu, JR West y JR East

Toshiko Sakurai

Toshiko Sakurai

Disparo (¡con mi cámara!), luego existo. Pinto con luz y junto letras como buenamente puedo. Llegué a Tokio desde Barcelona en otoño de 2017 y desde entonces me dedico a capturar rincones de la ciudad a bordo de mi bicicleta. Cuando no llevo la cámara encima, acostumbro desafiar la ortodoxia culinaria mezclando estilos de todos los lugares donde he vivido.

Deje un comentario


X