Con su diversa y compleja historia, Japón es un tesoro de lugares para descubrir. La historia registrada de Japón comenzó en el Período Jomon, hace unos 16.000 años, y hay sitios en el norte de Japón donde puedes aprender sobre su historia antigua. Los santuarios comenzaron a aparecer en Japón a principios del siglo XVIII. El majestuoso Gran Santuario Izumo Taisha en la prefectura de Shimane se cree que fue uno de los primeros en crearse. Después, la religión budista llegó a Japón desde China y Corea y los templos budistas se hicieron frecuentes en todo el país. Algunos centros de culto estaban en antiguas capitales como Asuka y otros escondidos en la cima de las montañas o en lo profundo de los valles boscosos.

Más tarde, aires de cambio llegaron a Japón con una nueva era relacionada con el comercio internacional. La arquitectura de inspiración occidental e incluso las catedrales provienen de la influencia de los misioneros portugueses. Huis Ten Bosch en Nagasaki se inspiró en una ciudad holandesa. Y poco después, la era Edo de los samurai y Shogun trajo un nuevo tipo de construcción, enormes castillos fortificados. Aunque muchos castillos fueron destruidos o desmantelados después de que terminó el Período Edo, algunos castillos originales como el Castillo Matsue permanecen después de cuatro siglos.

La era moderna de Japón trajo la construcción de museos y lugares de artes escénicas, así como edificios emblemáticos como la Torre de Tokio. Y hoy, toda esta historia es accesible para los visitantes de Japón a través de la conveniencia de una red de transporte de trenes bala, vuelos domésticos y autobuses nocturnos.

Nuestros artículos recientes

  • Search by Region