Actividades Alojamiento Patrocinado Shikoku

Matsuyama, Japón: la peregrinación de Shikoku y el Dogo Onsen

Tranvía en Matsuyama, Ehime, Shikoku, Japón.

La ciudad de Matsuyama en la prefectura de Shikoku, Japón, es conocida por el Dogo Onsen, pero también es una de las paradas del camino de peregrinación de Shikoku. Tuvimos la suerte de experimentar las muchas facetas de la ciudad de Matsuyama en Shikoku durante nuestro viaje de tres días y, por supuesto, ¡queremos compartirlas contigo!

El Hotel Kowakuen Haruka en Dogo Onsen

Pasamos la noche en el Hotel Kowakuen Haruka de Dogo Onsen, que hace honor a su nombre porque el edificio principal de Dogo Onsen es visible desde todas las partes, ya sea desde el comedor o el balcón de nuestra habitación.

El hotel también está conectado con el Dogo Onsen a través de un camino cubierto, por lo que solo hay que dar unos pocos pasos en el exterior. Esto es especialmente útil durante la época de lluvias, cuando quieres ir al onsen vestido con yukata.

Cenamos en el hotel. Nuestro sukiyaki personal ya nos estaba esperando en la mesa cuando llegamos al comedor. Durante la cena, pudimos disfrutar de las vistas del Dogo Onsen, que estaba iluminado en la oscuridad de la noche.

Además del sukiyaki, nos sirvieron dos platos más. Para el primero yo elegí la opción vegetariana y mi pareja eligió la opción de pescado. El segundo plato consistió en ternera tierna acompañada de vegetales locales. Además, existía la posibilidad de elegir comida del buffet libre: sushi, tempura, karaage, incluido el karaage de pez globo, varias ensaladas y postres.

¡El menú fue exquisito! Necesitamos mucho tiempo y un estómago vacío para comerlo todo.

Botchan – El tranvía de Matsuyama

¿Una línea de tranvía en Japón? ¡Si! La encontrarás en Matsuyama, y con un poco de suerte, incluso podrás ver el verdadero tranvía Botchan.

La estación de tranvía Dogo Onsen está a menos de 10 minutos a pie del Hotel Kowakuen Haruka y es el hogar de Botchan. Cuando este viejo tranvía no está viajando por las calles de Matsuyama, puedes conocer su historia.

El Botchan original, una importación de Alemania, sirvió como medio de transporte para los residentes de Matsuyama durante 67 años, a partir del 1888. La locomotora de vapor recibió el nombre de Botchan de una novela escrita por Natsume Soseki.

El Botchan que actualmente circula es una locomotora diesel. Se puede ver por las calles de la ciudad de Matsuyama dos veces al día, y hasta cuatro veces durante la temporada de vacaciones. Por 800 yenes puedes tener la oportunidad de viajar en ella por la ciudad.

El Dogo Onsen Honkan en Matsuyama

Después de visitar el Botchan, queríamos tomarnos un baño en el Dogo Onsen Honkan, el edificio principal del Dogo Onsen. Debido al clima lluvioso, estábamos especialmente ansiosos por sumergirnos en el agua caliente. Así que regresamos al Dogo Onsen Honkan a través del Dogo Shotengai, una calle comercial famosa de Matsuyama.

El Dogo Onsen Honkan, construido en 1894, es uno de los símbolos del Dogo Onsen, las casas para baños termales más antiguas de Japón. También es uno de los lugares que inspiró la obra maestra de Hayao Miyazaki en el “El viaje de Chihiro” (Spirited Away).

Ya que el segundo y el tercer piso del Dogo Onsen Honkan están actualmente en construcción debido a medidas de conservación, solo pudimos visitar los baños de la planta baja, llamados Kami no Yu. Los Yugama, unos baños de piedra, tienen paredes decoradas con cerámica Tobe. Otro símbolo representativo del Dogo Onsen Honkan son los agujeros en el centro de la piedra por donde sale agua.

A pesar de ser un onsen con más de 100 años de historia, la entrada es de solo 420 yenes por persona. Es, simplemente, una ganga.

Paseando por el Dogo Shotengai

La calle comercial que conecta el Dogo Onsen y la estación de tranvía Dogo Onsen, se conoce como el Dogo Shotengai.

Esta calle comercial de 250 metros de largo tiene alrededor de 60 tiendas. Ofrece recuerdos típicos y especialidades de Ehime. Una experiencia especial para mí fue la visita a la tienda “10 Factory“, que vende productos relacionados con la especialidad de Ehime: mikan (mandarina).

Había al menos ocho tipos diferentes de helados, zumos, aderezos para ensaladas, aceites, naranjas encurtidas y mucho más.

Por supuesto, teníamos curiosidad y probamos el helado Iyokan, Amanatsu y Unshu, además de un jugo de naranja Kawachibankan. La selección de naranjas era impresionante y fue interesante probar las diferentes variedades y sabores.

Te recomiendo encarecidamente visitar esta tienda si decides pasear por el shotengai. O, por lo contrario, puedes desviarte hasta los otros baños del Dogo Onsen, el Dogo Onsen Askua no Yu y los baños Dogo Onsen Tsubaki no Yu.

El Templo Ishiteji – Una parada del camino de peregrinaje de Shikoku

El camino de peregrinaje de Shikoku en Japón incluye 88 templos que acogen y reciben peregrinos. El número 51 es el Templo Ishiteji, ubicado en Matsuyama, no muy lejos de Dogo Onsen. Es uno de los ocho templos de peregrinación en Matsuyama. Puedes reconocer fácilmente a los peregrinos por sus túnicas blancas.

Traducido literalmente, el nombre Ishiteji significa “templo de mano de piedra”. Parte de este sitio de peregrinación es una “propiedad cultural nacional“. Mientras caminaba por esa impresionante construcción, era fácil entender por qué.

El Templo Ishiteji es solo uno de los 88 templos en el camino de peregrinación de Shikoku, y sin embargo, impresiona con sus diversas facetas. Un pequeño estanque añade un oasis de paz y calma, mientras que el aroma de las varitas de incienso se percibe en el aire.

En nuestro camino hacia el Templo Ishiteji desde Dogo Onsen, pasamos por el Fudoki no Oka Mantra. Este lugar, un poco extraño, tiene una colección de 88 deidades que los peregrinos visitan en su camino.

Visitando el Castillo de Matsuyama

Construido en 1603 por Kato Yoshiaki, el castillo de Matsuyama en Ehime, Shikoku, es uno de los monumentos más destacados de la ciudad. Además de la ruta de peregrinación de Shikoku, es probablemente uno de los lugares turísticos más visitados de Shikoku.

Nos dirigimos hacía el castillo a pie. Desde la cima pudimos observar una vista panorámica de la ciudad de Matsuyama. También tienes la opción de subir con un teleférico: el viaje de ida cuesta 270 yenes para adultos y 140 yenes para niños.

La caminata hasta el castillo nos dio una idea de como debe ser allí durante la temporada del sakura (flores del cerezo). El camino está rodeado de árboles de cerezos que estaban esperando para abrir sus brotes. Desafortunadamente, llegamos demasiado temprano para esta época del año, pero en unas pocas semanas, todo estallaría con flores rosas y blancas.

Compramos los tickets de 520 yenes para poder visitar la exposición que había dentro del castillo. Entrando en esta impresionante edificación, tienes que poner tus zapatos en unos casilleros. Si crees que puedes tener frío, puedes tomar prestadas unas zapatillas.

A diferencia de otras exposiciones, la del castillo de Matsuyama es interactiva. Tienes la oportunidad de probar qué tan pesada es una katana (espada larga japonesa) o cómo los señores del castillo se defendieron en su momento.

Especialidades locales en Okaido

Visitar el castillo de Matsuyama nos abrió el apetito, así que nos dirigimos a la calle comercial de Okaido. Está ubicada en el centro de la ciudad de Matsuyama, donde el Botchan tiene una de sus pocas paradas.

Aquí no solo puedes comprar recuerdos, sino también probar especialidades locales. Por ejemplo, el Rouken Mantou – pan dulce al vapor en muchos sabores diferentes. Elegimos uno de matcha y uno de calabaza de Hokkaido.

El Museo SAKA NO UE NO KUMO diseñado por Ando Tadao

Otro punto destacado en Matsuyama es el Museo SAKA NO UE NO KUMO, diseñado por el mundialmente famoso osaqueño Ando Tadao.

Ando Tadao, conocido por sus edificios de cemento que siguen el regionalismo crítico, creó su sello distintivo de su trabajo con el Museo SAKA NO UE NO KUMO. Esta obra maestra de la arquitectura sigue la misma armonía que su entorno en Matsuyama.

El nombre del museo significa “ladera sobre las nubes” y su temática está relacionada con la historia del desarrollo del Japón moderno. Una visita obligada para cualquier persona interesada en la historia reciente de Japón.

Pagos con tarjeta en la ciudad de Matsuyama

Después de un aumento de turistas extranjeros y nacionales, la ciudad de Matsuyama ha añadido el pago con tarjeta en las atracciones turísticas desde el 19 de marzo de 2020. Esto incluye, no solo el castillo de Matsuyama, el jardín Ninomaru Shiseki-teien, Dogo Onsen Tsubaki no Yu y Dogo Onsen Asuka no Yu, sino también el Museo SAKA NO UE NO KUMO, el Museo Shiki y el ferry Kashima Tosen.

Allí podrás pagar con tarjetas de crédito como Visa o MasterCard, o las tarjetas IC japonesas como Suica, Icoca, Pasmo, Toica, Nanaco, etc.

Información útil sobre el acceso y el transporte público

La forma más fácil de llegar a la ciudad de Matsuyama en Shikoku, Japón, es en avión. El vuelo desde el aeropuerto de Haneda en Tokio dura aproximadamente una hora y 25 minutos. Desde el aeropuerto de Narita, cerca de Tokio, dura una hora y 35 minutos y desde el aeropuerto de Kansai en Osaka dura 1 hora.

Desde la estación de Kioto en autobús vas a tardar unas cinco horas y 45 minutos.

Un ticket de un día para el tranvía en la ciudad de Matsuyama cuesta 700 yenes para adultos y 350 yenes para niños.

Para más información sobre como llegar a la ciudad de Matsuyama, visita la guía oficial de la ciudad.

Un tour por Matsuyama

Ya sea en el Dogo Onsen, el camino de peregrinaje de Shikoku, el castillo de Matsuyama o la obra maestra arquitectónica de Ando Tadao, cada visitante encontrará su punto clave que le hará desear viajar hasta la ciudad de Matsuyama.

Realmente disfrutamos nuestro viaje por Shikoku, Japón. Gracias a todas esas personas agradables que conocimos durante el camino. No solamente sentimos que éramos unos visitantes, sino que también nos sentimos bienvenidos.

Si estás planeando un viaje a Shikoku, Japón, no olvides añadir Ehime en tu lista. ¡Las ciudades de Matsuyama, Tobe y Toon te están esperando!

Traducido: Maria Peñascal

Patrocinado por la prefectura de Ehime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *