Hokuriku Patrocinado Turismo

Descubre Gokayama y los tesoros ocultos de Toyama

Vista general del pueblo de Gokayama, Toyama, Japón

En las montañas japonesas que dividen las prefecturas de Toyama (富山県) y Gifu (岐阜県), existen dos aldeas que conservan una arquitectura tradicional japonesa muy diferente de la que se encuentra en el Japón actual. Shirakawa-go (白川村), en la Prefectura de Gifu, es el pueblo más visitado por los turistas, mientras que Gokayama (五箇山), en la Prefectura de Toyama, ofrece una atmósfera totalmente distinta.

Lejos del ajetreo, el turismo masivo y con unos alrededores tranquilos, Gokayama ofrece una cierta autenticidad más cercana a la tradición local, así como una oportunidad para descubrir sus artesanías.

El pueblo Gokayama: Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

El pueblo de Gokayama fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. El área se ha conservado tal como se construyó originalmente, por lo que es difícil encontrar rastros de modernidad. Rodeado de montañas, estarás inmerso en la tradición japonesa de antaño.

Con tan sólo llegar al pueblo, notarás lo que hace único a Gokayama: su arquitectura. Sus construcciones recuerdan vagamente las casas de campo europeas, fusionadas con las características de las casas tradicionales japonesas. Los techos de paja son los más atípicos y protegen los hogares contra los duros inviernos y las impresionantes cantidades de nieve que caen cada año. Estos techos todavía se mantienen manualmente de forma tradicional y la paja es cultivada por los habitantes del pueblo.

Los techos necesitan ser renovados regularmente. Una parte se renueva cada 10 años, mientras que cada 20 años se renueva todo por completo. No se utilizan clavos, solo antiguas técnicas que eliminan la paja del techo sin dañarla. Este impresionante compromiso con las técnicas tradicionales le ha permitido a Gokoyama mantener su aspecto único durante siglos.

Puedes pasar la noche en una casa del pueblo, aunque el invierno puede ser duro porque los aldeanos viven con unas comodidades menos modernas a las que no están acostumbrados la mayoría de los visitantes. Pero esta experiencia es una inmersión profunda en la cultura japonesa en un ambiente rural.

Los habitantes de la Gokayama tienen una bondad inagotable, les apasiona su propia historia y están felices de compartirla con sus invitados. Así pues, es toda una oportunidad, ya que normalmente quedarse en una casa que está tan cerca de la tradición y la historia de Japón es algo difícil de conseguir.

Un pequeño restaurante en el pueblo sirve soba (蕎麦) y tofu (豆腐) casero, junto con verduras cosechadas en la montaña. No te puedes perder estas deliciosas comidas locales durante tu visita a Gokayama.

Aprende sobre el trabajo del hierro en Takaoka

Accesible en automóvil o autobús desde Gokayama, la ciudad de Takaoka (高岡市) es conocida en todo Japón por su industria metalúrgica. Las obras de hierro de Takaoka han jugado un papel importante en la fabricación de campanas para todo Japón, y la tradición continúa hasta hoy. Es posible aprender sobre el herraje en Nousaku, un taller en Takaoka.

Debo admitir que no tenía idea de cómo crear una copa de metal de forma tradicional antes de visitar Nousaku. El procedimiento requiere un poco de cuidado, pero en realidad es simple.

Primero, usan una taza modelo y hacen un molde de arena. Esto implica apretar mucho la arena, lo máximo posible en ambos lados del modelo, y luego separar las dos partes del molde de forma suave para mantener intacta la forma.

Luego se vierte el hierro en los moldes. Me sorprendió la velocidad con la que el hierro se solidifica. Tan solo cinco minutos después, es posible “romper” el molde y dejar que la arena vuelva a dispersarse. Y nuestra copa está en medio de todo esto.

Si quieres, puedes pulir la taza con tu estilo propio y grabar tus iniciales. No solo te llevarás a casa un recuerdo único, sino que también aprenderás a moldear objetos metálicos de una manera tradicional.

Visitar alguno de los talleres de Nousaku hace posible continuar este descubrimiento. Alerta de spoiler: ¡los objetos de hierro y cobre se fabrican exactamente de la misma manera en los talleres! Todo se hace de forma tradicional con los mismos moldes de arena. Solo la parte de pulido y acabado de los objetos es más elaborada, pero todo se hace a mano.

Una noche en un ryokan al lado del mar

La prefectura de Toyama es particularmente famosa por su bahía. Además, si miras encima de la enorme bahía, puedes ver vistas de las montañas cubiertas de nieve al mismo tiempo. No es de extrañar que la bahía de Toyama está considerada como una de las “bahías más hermosas del mundo”. No muy lejos de Takaoka, en la pequeña ciudad de Himi, puedes pasar una noche en un ryokan (旅館) con vistas al mar.

Las habitaciones del Himi Umiakari Onsen tienen vistas directas a la Bahía de Toyama. Este lujoso hotel tiene dos onsens (baños de agua caliente). Uno de ellos es al aire libre y ofrece la misma magnífica vista al mar.

La cena consiste principalmente de mariscos, que es la especialidad de la Prefectura de Toyama. En particular, hay pequeñas gambas blancas y calamar luciérnaga, que se capturan en la Bahía de Toyama y son populares en todo el archipiélago japonés.

¡Qué placer es por la mañana, no solo tener una vista del mar en frente de la habitación sino también disfrutar de su delicioso desayuno!

Si quieres saber más sobre la prefectura de Toyama, pasea en bicicleta por sus montañas o por su famosa bahía.

Patrocinado por la Prefectura de Toyama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *