Koshinetsu | Nagano Patrocinado Turismo

Vive la época Edo en el pueblecito de Tsumago, Nagiso

Pueblecito Edo de Tsumago, en Nagiso.

Patrocinado por Nagiso Town.

Pueblecito Edo de Tsumago, en Nagiso.

Tsumago: próspera estación de descanso Nº 42 en la histórica ruta Nakasendo

Tsumago solía ser la estación de descanso número 42 en la histórica ruta Nakasendo, que unía las ciudades de Tokio y Kioto durante la época Edo. Durante la época Showa se intentó preservar muchas de estas pequeñas localidades, que ya habían quedado prácticamente desiertas debido a la instalación de rutas ferroviarias a lo largo y ancho del país. Gracias a esta decisión, a día de hoy tenemos la posibilidad de conocer y explorar un capítulo muy importante del pasado de Japón.

Casi todo el mundo que visita Japón acabe sintiéndose un tanto agobiado por las aglomeraciones de las grandes urbes como lo son Tokio, Osaka y Kioto, de los trenes cargados de viajeros y del incesante ruido de la ciudad… pero aquí esto no pasa.

Tablón de anuncios de la época Edo en Tsumago.
Tablón de anuncios de la época Edo.

Tsumago, localidad de la época Edo en Nagiso.

Pueblecito Edo de Tsumago, en Nagiso.

Pueblecito Edo de Tsumago, en Nagiso.

Qué ver y hacer en Tsumago

En esta localidad hay actividades para todos los gustos; historia, gastronomía, naturaleza… Si lo que quieres es conocer en profundidad la historia de Nagiso, entonces es imprescindible que te pases por su museo histórico, que alberga diversos documentos, maquetas y filmaciones sobre Tsumago y la zona de Kiso-jo. También podrás probar aquí mismo la gastronomía local de Nagiso. La avenida principal de la localidad está repleta de pequeños restaurantes que ofrecen lo mejor de la comida de la región.

Tsumago, localidad de la época Edo en Nagiso.

Tienda de mochi en Tsumago.
Tienda de mochi.
Interior de una casa tradicional japonesa en Tsumago.
Interior de una casa tradicional japonesa.

Otra parada obligatoria es el Templo Kotoku; un templo budista localizado en lo alto de una colina con vistas a toda la villa. Cuando camines por Tsumago te darás cuenta de que algunas de las casas de la localidad están abiertas al público, y verdaderamente merece la pena entrar a verlas, pues proporcionan una fiel imagen de cómo era la vida en Tsumago en la época Edo.

5 paradas imprescindibles en Tsumago

  1. Ginmokusei – un árbol colosal cerca de la antigua escuela primaria de la localidad.
  2. Carp Stone – una bonita piedra cubierta de musgo que, dicen, se asemeja a una carpa.
  3. Waki Honjin Okuya – una casa construida en el año 1877 hecha de madera de ciprés japonés.
  4. Masu Shape – restos de los antiguos edificios defensivos de la villa.
  5. Omata Bridge – un puente con unas vistas espectaculares de toda la zona.

Tsumago en invierno

Visitar Tsumago en los meses de invierno es más que recomendable. Es una de las épocas del año en la que menos turistas visitan el pueblo. Yo me acerqué a verlo a finales de diciembre, con sus pros y sus contras. En el lado positivo de la balanza está el poco tránsito de gente que hay por la zona. Apenas me crucé con un puñado de turistas.

Centro de información turística de Tsumago.
Centro de información turístico de Tsumago.

Naturaleza de Tsumago.

Más información en la web de Tsumago Tourism.

Web del Historical Museum: aquí

Cómo llegar:

Hay tres maneras de llegar a Tsumago, enumeradas a continuación de más a menos prácticas:

  1. Coge un taxi en Nagiso Station hasta Tsumago Post Town (unos 1200 yenes).
  2. Coge un autobús en Nagiso Station hasta Tsumago Post Town. Hay que tener en cuenta que los horarios son un tanto irregulares (el viaje dura unos 7 minutos y cuesta 300 yenes).
  3. Camina desde Nagiso Station hasta Tsumago Post Town (una hora aproximadamente).
  4. Si también entra en tus planes visitar Magome Post town, hay una ruta senderista muy famosa que conecta ambas localidades.

Texto de: Emiliano DeSantiago
Traducción de: Virginia

Comentarios