Cultura

Sellos goshuin: ¡un souvenir para toda la vida!

Sello goshuin del temploGinkaku-ji de Kioto.

Goshuincho: sellos de templos budistas y santuarios shinto

Los sellos goshuin (御朱印) son un elemento de gran importancia en las religiones shinto y budista. Puede que te hayas encontrado alguno en tu visita por uno de los miles de templos y santuarios de Japón. Estos sellos poseen un valor tradicional de índole casi místico en el país.

Típico sello goshuincho de un templo o santuario japonés.
Templo Kanzoin (izquierda) y Santuario Karasumori (derecha), ambos en Tokio, y sus respectivos sellos.

 

¿Qué es un goshuincho?

Los templos y santuarios que ofrecían sutras (textos con oraciones o plegarias) fueron los primeros en introducir los sellos goshuin. Hoy en día se pueden obtener por unos 300 o 500 yenes (2-4€). Cada sello consiste en una imagen única que representa un lugar de culto específico del país. Al poder encontrarse fácilmente en cualquier ciudad y ser tan barato, es el souvenir perfecto para dar fe de que has estado en Japón.

 

Cómo se hacen

Cada goshuin lo realizan a mano, uno a uno, los monjes de cada templo o santuario. Un sello típico consiste en una estampa en tinta roja acompañada de un texto, escrito a mano en caligrafía tradicional japonesa, en el que se detallan el nombre del templo o santuario, la fecha de la visita y otra información perteneciente al monumento en cuestión. Antes de recibir el sello es necesario hacerse con un cuaderno de estampas específico para este fin, que recibe el nombre de goshuincho. Se pueden adquirir por unos 1000 yenes (8€) en cualquier templo o santuario (por ejemplo, en el Kyomizudera de Kioto) y en casi todas las papelerías del país.

Cuaderno goshuincho tradicional.
Goshuincho de Nikko Toshogu.

 

Goshuin: dónde conseguirlo

Si quieres adquirir un sello, busca un cartel en las inmediaciones del templo/santuario en el que te encuentras en el que ponga goshuin escrito en caracteres japoneses. Por lo general, lo encontrarás en los puestos en los que se venden amuletos y otros objetos religiosos similares. Una vez en la ventanilla, puedes preguntar “goshuin itadakemasuka?” (¿ofrece goshuin/puedo recibir un goshuin?) Acto seguido, deberás abrir tu cuaderno por la página en la que quieras tu estampa y acercárselo al empleado. Como comentábamos anteriormente, estos suellos suelen escribirse a mano. No obstante, si el calígrafo no está presente en el momento, se te ofrecerá una estampa ya preparada.

Detalles de un sello goshuin.
Detalles de un sello goshuin.

Para ser sinceros, muchos sellos goshuin tienen el mismo diseño. Para evitar tener el mismo dibujo repetido varias veces, puedes buscar estampas en Google para descubrir qué templos y santuarios ofrecen diseños únicos (¡hay muchos coleccionistas que suben fotos a la red!) Por ejemplo, puedes buscar  東京御朱印 (sello goshuin de Tokio) para encontrar sellos de la prefectura de Tokio. Es una buena manera de explorar Japón, sobre todo si te apasionan los santuarios o si coleccionas estampas. Sin embargo, ten en cuenta que casi todas estas páginas web están escritas en japonés, por lo que es necesario chapurrear el idioma para poder desenvolverte en estas webs con soltura. Por otro lado, echarle un vistazo a los diseños de los sellos goshuin antes de visitar los templos le resta algo de emoción a la visita, así que, si de verdad te gustan estos monumentos, no dudes en acercarte a verlos, independientemente del diseño del goshuin.

Sello goshuin del temploGinkaku-ji de Kioto.
Sello del temploGinkaku-ji de Kioto.
Sellos goshuin de Kioto.
Sello del templo Kiyomizu Dera (izquierda) y sello de Fushimi Inari (derecha) ambos localizados en Kioto

Los sellos goshuin son una buena manera de preservar los recuerdos de tu viaje por Japón. Y, además, también son una buena manera de romper el hielo con otros turistas. No te olvides de hacerte con uno cada vez que visites un templo o santuario, puesto que, lo más probable, es que solo los visites una vez en la vida.

 

Texto original de Charles To
Traducción de Virginia

Comentarios