fbpx Skip to main content
ActividadesChubuPatrocinado

Nakatsugawa: las ruinas del castillo de Naegi y un tour en bicicleta

Por octubre 30, 2018julio 9th, 2021No Comments

Nakatsugawa, ubicado en la prefectura de Gifu, es conocido por la famosa Ruta Nakasendo. Alberga muchos puntos de interés históricos separados por solo unos pocos kilómetros. Así pues, aprovecha la oportunidad de descubrir lo que Nakatsugawa tiene para ofrecer, haciendo caminatas a pie o en bicicleta.

Las ruinas del castillo de Naegi

Empieza el día visitando las ruinas del castillo de Naegi (苗木城跡). Este castillo formaba parte del centro administrativo del dominio de Naegi y un dominio feudal del clan Tōyama. Antiguamente se llamaba Kirigajo, «el castillo de la niebla«. Las ruinas están protegidas como un lugar de interés histórico nacional desde 1981.

El clan Toyama lideraba de la provincia de Mino desde al menos el siglo XII. El encargado de construir el castillo en 1520 fue Toyama Naokado. Era el señor del famoso castillo Iwamura y esposo de la hermana de Oda Nobunaga, por lo que era uno de los señores más poderosos del país en ese momento. Nobunaga adoptó a su hija y luego se casó con Takeda Katsuyori para destruir los planes de su oponente Takeda en la provincia de Mino. Después de que el castillo de Iwamura cayera en manos de Takeda, Nobunaga consideraba al castillo de Naegi como la defensa más importante contra el clan de Takeda.

Vista aérea de las vistas de Naegi
Una vista aérea de las ruinas del castillo de Naegi.

Sin embargo, tras el asesinato de Nobunaga en 1583 durante el incidente de Honno-ji, el castillo cayó en manos de Mori Nagayoshi. Mori asignó a Kawajiri Hidenaga como escudero mientras el clan Toyama huyó a Hamamatsu, donde sirvieron a Tokugawa Ieyasu.

Vistas aéreas del pueblo de Nakatsugawa

En la batalla de Sekigahara en 1600, Kawajiri se alió con el ejército a favor de Toyotomi bajo el mando de Ishida Mitsunari, y fue asesinado durante dicha lucha. Tras su muerte, Ieyasu envió a Toyama Tomomasa a tomar el castillo. Más tarde fue nombrado el nuevo gobernador daimyo, lo que marcó el comienzo del Dominio Naegi bajo el gobierno del shogunato Tokugawa. El clan Toyama permaneció en el castillo durante doce generaciones hasta la Restauración Meiji en 1868. El castillo fue abandonado y desmantelado en 1871, incluyendo sus muebles. Incluso sus vigas fueron subastadas para ayudar a pagar enormes deudas.

Tras la restauración de los calabozos, podemos visitar el museo debajo de las ruinas del castillo de Naegi, con varios modelos que muestran el castillo antes de su destrucción. También hay un observatorio para admirar la vista de la ciudad de Nakatsugawa y el hermoso río Kiso. Después de escalar la montaña, la vista panorámica te dará energía para bajar al centro de Nakatsugawa. Tardarás unos 2,5 horas (unos 15 km) para realizar la caminata a las ruinas.

El parque Yumori y desfiladero de Tsukechi

Para llegar al parque natural de Yumori (夕森公園) y al desfiladero de Tsukechi (付知峡) es necesario alquilar un automóvil o ir en taxi, ya que se encuentra a unos kilómetros de las ruinas del castillo de Naegi. A pesar de ubicarse en un sitio remoto, la naturaleza permanece intacta y hay un camino para admirar el alrededor. El parque Yumori consta de cinco cascadas. Te recomendamos hacer una caminata a la cascada Ryujin, ya que brinda un recorrido agradable mientras observas la belleza de las cascadas.

La espesa naturaleza del parque Yumori
La naturaleza parque Yumori permanece intacta y hay un camino para admirar el alrededor.

El parque Fudo tiene unos buenos caminos y entornos. Además, a pocos minutos a pie nos ofrece muchas vistas de cascada con sorpresas naturales como el el desfiladero de Tsukechi. Es uno de los puntos culminantes de este parque, con sus corrientes, sonidos y rápidos, que te llevarán a lo más profundo de la naturaleza.

Nagataki, la hospitalidad japonesa

Nagataki (長多喜), un ryokan de Nakatsugawa, nos muestra la verdadera hospitalidad japonesa con un toque sofisticado. A solo unos pasos del estacionamiento, en la entrada te espera la anfitriona vestida con un kimono tradicional para llevarte hacia los hermosos y estrechos callejones bordeados de plantas y musgos.

La anfitriona con un kimono tradicional en Nagataki
La anfitriona del ryokan con un kimono tradicional.

Si no te hospedas en el ryokoan tienes la opción de almorzar. Después, puedes aprovechar al máximo las arquitectura tradicional del comedor principal en el corazón de una vegetación oscura y húmeda. Disfruta de una hermosa vista gracias a los grandes ventanales con paneles deslizantes de shoji hechos con papel de arroz, que le dan una impulso a la luz circundante.

Puedes elegir varias comidas dependiendo de tu presupuesto. Puedes optar por un hermoso set de mariscos, sushi y sashimi o uno más modesto, todos perfectamente preparados con sorprendentes matices de sabor. Yo elegí un donburi (丼), que es un bol de arroz con pollo estofado, huevos revueltos, brócoli y tomates frescos. Venía junto un tsukemono (漬物 – verduras en vinagre), sopa de miso y un delicioso pudín de uva.

El ryokan Nagataki y su tradicional entorno
Nagataki también ofrece a los visitantes varias habitaciones privadas tradicionales con un recuerdo inolvidable de una noche en la vegetación y rodeado de un suave olor a tatami.

El teatro Kashimo Meijiza

Kashimo Meijiza (加子母明治座) es un teatro construido por voluntarios locales en 1894. Está dedicado a Ji-Kabuki, un tipo de espectáculo de kabuki realizado por actores aficionados bastante popular en esa época. Como curiosidad, se necesitaron 100 personas y casi 2 meses para derribar un árbol gigante que había en la ubicación del teatro.

Una representación en el teatro Kashimo Meijiza
Kashimo Meijiza (加子母明治座) es un teatro dedicado al Ji-Kabuki.

Puede pasar por el teatro mientras haces un tour en bicicleta, interesante para hacer una pequeña introducción en el arte japonés del teatro kabuki. También puedes hacer una excursión en bicicleta para descubrir esta zona a su propio ritmo.

Artículo patrocinado por la ciudad de Nakatsugawa

Deje un comentario


X