fbpx Skip to main content

Cuenta la leyenda que una deidad apareció en sueños a un piadoso monje budista para mostrarle un valle sagrado, bendecido por una abundante corriente de agua. Un paraje mítico en el que la deidad protectora estaba destinada a ser consagrada. Cuando el monje descubrió el Valle de Todoroki, supo de inmediato que había encontrado el pequeño paraíso místico de sus sueños. 

Lejos del cuidadoso estilismo al que nos tienen acostumbrados los parques y jardines japoneses, el Valle de Todoroki (等々力渓谷, Todoroki keikoku) es un espacio único donde podemos sumirnos en un genuino vergel sin necesidad de salir de la ciudad.

Puente en valle de Todoroki
El Valle de Todoroki es un espacio único donde podemos sumirnos en un genuino vergel sin necesidad de salir de Tokio.

Todoroki, una atracción singular en Tokio

Contrariamente a la imagen popular que suele tener en el exterior, la gran metrópolis tokiota está llena de zonas verdes, algunas de ellas suficientemente exuberantes como para hacernos sentir como si estuviéramos fuera de la ciudad. Pero la existencia de un valle auténtico es lo que distingue a Todoroki como una atracción única en Tokio. Un paseo que se extiende a lo largo de aproximadamente 1 kilómetro siguiendo el curso del río Yazawa (谷沢川, Yazawa-gawa), uno de los afluentes del río Tama.

Es un valle estrecho, producto de la erosión fluvial, en el que se descienden varios metros en su acceso. Esto no solo ayuda a la sensación envolvente y aislante, sino que también propicia un microclima de mayor humedad y frescura, ya que suele haber en torno a unos 3 grados de diferencia respecto a la superficie. Este motivo hace que el Valle de Todoroki sea una excursión particularmente popular entre los habitantes de Tokio durante las temporadas más calurosas del año.

En el Valle de Todoroki se puede apreciar la belleza de las cuatro estaciones, pero es en verano cuando la vegetación se encuentra en su apogeo. La sombra de los árboles y la frescura de su ambiente lo convierten en un destino ideal para pasar un día de verano al aire libre. 

Todoroki se encuentra en el extremo sur de Setagaya (世田谷区, Setagaya-ku), uno de los 23 municipios especiales de Tokio, casi en la zona limítrofe con la prefectura de Kanagawa. Su cercanía al río Tama (多摩川, Tama-gawa), uno de los más caudalosos e importantes de la zona, proporciona un buen complemento a una excursión que en apenas 30 minutos desde las zonas más centrales de Tokio concentra una experiencia llena de encanto natural, fauna silvestre y elementos importantes sobre historia, religión y cultura local. 

¿Qué se puede hacer y ver en el Valle de Todoroki?

Descubrir el Valle de Todoroki consiste en mucho más que caminar a lo largo del río, aunque es una opción perfectamente válida si el objetivo es simplemente pasar un rato de relajación y desconexión entre el canto de los pájaros, el correr del agua y el murmullo de las hojas de los árboles. Pero para disfrutar al máximo de todo lo que hay para ofrecer, estos son sus puntos más destacados:

Tumbas del periodo Kofun

Designadas oficialmente como lugar de interés histórico, los aficionados a la historia y arquitectura encontrarán aquí una muestra muy bien conservada de tumbas yokoana (横穴, tumba de túnel), denominación específica de este tipo de tumbas que eran habituales en el periodo Kofun (entre los siglos II y VII), construidas en la ladera del valle. El conjunto, descubierto en una excavación en 1973, consta de seis yokoana, de las cuales la número 3 (三号 横穴 sangou yokoana) es la que se encuentra en mejor estado de conservación. Se estima que las tumbas datan entre finales del periodo Kofun y el periodo Nara (de finales del siglo VII al siglo VIII) y que corresponden a campesinos influyentes en la región Noge, dado que en el yacimiento también se han encontrado cerámicas y joyas de la región de Kosai de Shizuoka, así como cerámicas de Nara de la época en que esta ciudad era la capital imperial.

Monumento a Kobo Daishi

Un pequeño pabellón llamado Chigo Daishi-do (椎児大師堂) rinde tributo con una estatua consagrada a Kobo Daishi. Es una de las figuras históricas más importantes del budismo en Japón y es también el protagonista de una de las leyendas que da sentido religioso a este valle a través de un sueño profético. Daishi fue el fundador de la escuela Shingon, una de las corrientes del budismo esotérico más extendidas en este país. Este es un tributo especial, ya que el maestro es representado en su figura infantil; Chigo Daishi era el nombre por el que se le conocía en su juventud cuando era estudiante. El propósito es homenajear la elevación espiritual a través de los estudios y a la vez inspirar a los visitantes más jóvenes con una imagen con la que se puedan identificar.

Manantial de Fudou

El flujo constante de agua sobre las rocas y la pared de la montaña a lo largo de las cuatro estaciones, hace que esté todo cubierto de musgo.

Dicen que el sonido de la caída de agua inspiró el nombre del valle, a partir del verbo todoroku (轟く), que viene a ser rugir, retumbar o resonar, ya que la caída de agua antiguamente llevaba más caudal. Fudou no Taki (不動の滝) o Cascada de Fudou, debe su nombre a Fudō-myōō (不動明王), una de las deidades más prominentes del budismo esotérico. Fue esta deidad la que había aparecido en sueños a Kobo Daishi para hablarle de este lugar. Cuando Daishi llegó al valle, constató que era igual al lugar que había visto en sueños y al tocar la superficie con su báculo, empezó a fluir el agua desde este punto. De ahí el nombre de la cascada, al igual que el templo que también se fundó en este lugar, Todoroki Fudouson (等々力不動尊). 

Los lectores más atentos probablemente se estén preguntando cómo el kanji 轟 terminó derivando en 等々力 para denominar a Todoroki. En ocasiones, debido a la compleja historia del kanji en Japón, hay nombres cuyo kanji ha ido variando a lo largo de la historia o casos en los que simplemente se elige un kanji para mantener la fonética del nombre sin necesariamente tener mucha relación con el significado del kanji. Pero en el caso concreto de Todoroki, el simbolismo es relevante y tiene que ver con la leyenda popular que da nombre a la cascada y el templo. (等) puede significar calidad, igualdad o continuidad, mientras que (力) significa fuerza o poder. Es imposible hacer una traducción precisa del nombre del templo, pero la idea subyacente trata acerca de mantener o extender a la zona la fuerza y protección de  Fudō-myōō.

Templo Todoroki Fudoson

Como hemos explicado anteriormente, Fudo-myoo es la deidad que inspira, y a la que está consagrada el templo budista Todoroki Fudoson (等々力不動尊), el cual fue fundado a finales del periodo Heian (794-1192) por seguidores de Kobo Daishi y la escuela del Budismo Shingon.

Templo torodoki fudoson

Salón de té Setsugekka

Nieve. Luna. Flor. Setsugekka (雪月花) es un recurso poético frecuente en el arte y el diseño japonés inspirado en la belleza natural de las estaciones. Es un nombre más que adecuado para esta pequeña casa de té, paso obligado en nuestra visita a Todoroki. Un acogedor rincón donde podemos descansar de la caminata y sentarnos un rato a contemplar las vistas desde sus ventanales, relajarnos escuchando el suave murmullo del río Yazawa y degustar dulces japoneses tradicionales como el anmitsu o los refrescantes kakigori

Durante la primavera, verano y otoño, Setsugekka abre todos los días de 11:00 a 16:00 excepto en los días de lluvia, por lo que es conveniente estar atentos al pronóstico del tiempo. En invierno, solo abre en fines de semana y festivos nacionales.

Casa de tçe Setsugekka

Jardín japonés

En el extremo sur, finalizamos el recorrido frente al templo al otro lado del río Yazawa. Aquí se encuentra un agradable jardín japonés, llamado Nihon Teien (日本庭園) que sirve como un pequeño y refinado contrapunto paisajístico al descontrolado encanto de la vegetación del Valle de Todoroki. El jardín rodea un pequeño shoin donde los visitantes pueden obtener información cultural de la zona y sentarse un rato a contemplar el paisaje mientras beben una taza de té libre de coste. Y al lado del shoin, una pequeña planicie ideal para pícnics. El jardín abre de 9:00 a 17:00 de marzo a octubre, y hasta las 16:30 de noviembre a febrero.

¿Cómo llegar al Valle de Todoroki?

La forma más sencilla de llegar es a través de la estación de tren Todoroki, en la línea Oimachi. Es posible llegar en 30 minutos desde la estación de Shinjuku-sanchome o en apenas 20 minutos desde la estación de Shibuya, haciendo transbordo a la línea Oimachi en la estación de Jiyugaoka. Desde la estación de Todoroki, la entrada al parque se encuentra a escasos dos minutos a pie. 

Descubrir el Valle de Todoroki en Tokio es una opción de gran interés a la hora de buscar excursiones accesibles desde las zonas más céntricas de la ciudad. Es un oasis natural donde podemos ver una cara distinta de la habitual en las guías turísticas de la capital nipona y a la vez una oportunidad para entrar en contacto con monumentos de gran interés cultural e histórico.

Toshiko Sakurai

Toshiko Sakurai

Disparo (¡con mi cámara!), luego existo. Pinto con luz y junto letras como buenamente puedo. Llegué a Tokio desde Barcelona en otoño de 2017 y desde entonces me dedico a capturar rincones de la ciudad a bordo de mi bicicleta. Cuando no llevo la cámara encima, acostumbro desafiar la ortodoxia culinaria mezclando estilos de todos los lugares donde he vivido.

Deje un comentario


X