Cultura

Hina Matsuri – La celebración para las niñas

Las muñecas representando el Emperador y la Emperatriz

Japón, con su rica cultura y tradición, tiene muchas costumbres y festivales propios. El Hina Matsuri (雛祭り) — literalmente, “la Celebración de las Muñecas” — es una de ellas.

Celebrado el 3 de marzo, esta festividad consiste en exhibir preciosas muñecas ornamentales. Se conoce principalmente como un día de celebración para las niñas, pero también es uno de los cinco Sekku (節句), las ceremonias anuales de la Corte Imperial Japonesa.

Así pues, el Hina Matsuri, también conocido como “El día de Joushi”(上巳) o el Momo-no-Sekku (桃の節句) , estaba destinado a ser uno de los cinco eventos para que todos los habitantes se puedan liberar de la mala fortuna y desear buena suerte y salud para la próxima temporada.

El origen del festival Hina Matsuri

Algunos creen que el nombre del Hina Matsuri proviene de nagashi-hina (流し雛), una costumbre del período Heian (siglo VII – siglo XII D.C). Muñecas hechas de paja o de papel flotaban por el río para, supuestamente, llevarse la mala suerte. La costumbre todavía se practica en diferentes zonas de Japón.

Otra de las posibilidades es que el Hina Matsuri se originase gracias a un juego para niñas de clase noble llamado “hina-asobi”(雛あそび), durante el período Heian. Estas muñecas eran demasiado hermosas para ser utilizadas como juguetes y a partir del período Muromachi (siglo XIV-siglo XVI D.C) se utilizaban solamente para exhibirlas.

Por ello se cree que la versión moderna de exponer las muñecas para pedir buena fortuna es una combinación del nagashi-hina y el hina-asobi, creada durante el período Edo (siglo XVII- siglo XIX D.C). Desde entonces, el 3 de marzo se convirtió en una fecha marcada.

Las muñecas Hina

Su significado

Al principio, se recibía una sola muñeca masculina y otra femenina, ya que su principal objetivo era ser las receptoras de la mala suerte de su propietario. La gran cantidad de muñecas y las distintas plataformas, que imitan el sistema jerárquico del Palacio Imperial, fueron añadidas posteriormente a lo largo de los años.

La tradición marcaba que la familia materna tenía que darles un set de muñecas a las niñas lo cual, finalmente, se convirtió en parte de la dote nupcial de las niñas. Hoy en día el costo de estas muñecas puede ser compartido por ambos lados de la familia. Actualmente, los sets de muñecas más pequeños se han vuelto populares entre las familias modernas.

El orden de las muñecas

Sin importar el tamaño del set de muñecas, el Dairibina (内裏雛) – el Emperador (男雛) y la Emperatriz (女雛) – siempre se ubican en la parte superior de la plataforma. Entre estas dos figuras hay un jarrón con flores y en cada extremo, dos lámparas bonbori (ぼんぼり). La ubicación del Dairibina depende de las raíces o tradición de la familia: el Emperador a la izquierda y la Emperatriz a la derecha en Kansai (el área general de Osaka y Kioto), y el orden inverso para el área de Kanto (el área metropolitana de Tokio).

Debajo del Emperador y la Emperatriz, se sientan las Sannikanjo (三人官女), o las tres damas de la corte, con un mochi colocado en el takatsuki (高杯) que se interpone entre ellas.

En la tercera plataforma se ubica la banda de las cinco personas, o los Goninbayashi (五人囃子), quienes sostienen (de izquierda a derecha) el taiko (太鼓), el ootsuzumi (大皮鼓; un tambor grande), el kotsuzumi (小鼓; un tambor pequeño), el fue (笛; la flauta) y el sensu (扇; abanico).

En la cuarta plataforma están los dos ministros, el Ministro de la Derecha (右大臣) y el Ministro de la Izquierda (左大臣). Entre los ministros, hay un pastel de arroz y en ambos lados, un kakebanzen (掛盤膳; una mesita baja).

En el quinto, se sientan tres Shichou (仕丁; ayudantes) o Eji (衛士; protectores), cada uno con diferentes expresiones faciales: risa, enfado y llanto. Podría haber incluso una sexta o incluso más plataformas mostrando elementos como muebles o carruajes.

Al igual que la colocación del Emperador y Emperatriz, todas estas pequeñas figuras se podrían colocar de manera diferente o contener varias decoraciones según la tradición familiar.

¿Cuándo se celebra el Hina Matsuri?

Generalmente, las muñecas se exhiben desde el Risshun (立春; Primer día de primavera) hasta el día del Hina Matsuri. Hay un dicho popular que dice: “si las muñecas no están empacadas y guardadas tan pronto como deberíamos, el dueño de las muñecas se casará tarde”.

Esta es una superstición que empezó en el período Showa y quería alentar a las niñas a acostumbrase a la limpieza. Al mismo tiempo, guardar las muñecas antes de la estación de lluvias que hay después del Hina Matsuri ayuda a preservar su vida útil.

Otra superstición un poco más aterradora dice que si las muñecas no se sacan a tiempo – una semana antes del Hina Matsuri – el dueño perderá la vista al cabo de los años. Esto también comenzó solo como un estímulo para que las niñas sacaran a lucir sus muñecas para el Hina Matsuri.

¿Cómo disfrutar del Hina Matsuri sin muñecas?

Si no dispones de ninguna de estas muñecas, todavía puedes disfrutar del Hina Matsuri a través de las comidas tradicionales especiales de ese día. El Chirashizushi (ちらし寿司 – arroz de sushi con coberturas como sashimi), hishimochi (菱餅 – pastel de arroz en capas de color rosa, blanco y verde), hina-arare (雛あられ – caramelo de tres colores), sopa de almejas (はまぐりのお吸い物) y shirozake (白酒 – sake blanco) son algunos de los alimentos típicos que se utilizan para celebrar ese día.

Rosa, blanco y verde son los colores que podrás ver repetidamente. Algunos dicen que estos colores representan la imagen de la primavera (rosa como la flores del melocotonero en flor, blanco como la nieve que se derrite y verde como la hierba nueva que hay debajo). Otras creencias, especialmente en el caso del hishimochi, afirman que estos colores tan bonitos dan beneficios reales para la salud, coincidiendo con el tema del Hina Matsuri: desear buena salud para las niñas y su familia.

Tanto si eres una niña como si tienes una hija, el Hina Matsuri es otra razón para celebrar y disfrutar de la sabrosa comida japonesa tradicional. Así que… ¡Feliz primavera y feliz Hina Matsuri a todos los niños y a todas las niñas!

Traducido por Maria Peñascal

Fotografías: ©JNTO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *