fbpx Skip to main content

Cuando se trata de decir “sí” en japonés, hay una amplia gama de expresiones. Su uso depende de si las interacciones son cara a cara o no, el nivel de cortesía deseado, qué tan bien conoces a tu interlocutor y el grado de formalidad. La palabra “no” existe en japonés, pero su uso se evita a cambio de una negativa más suave. Aquellos que estudian japonés a menudo se preguntan cómo expresar un no sin decirlo. ¡Aprende qué significado tienen estas dos simples palabras, sí y no, para conocer más el espíritu japonés!

¿Cómo se dice sí en japonés?

“Sí” en japonés es はい (hai), pero a menudo escuchas わかりましいた (wakarimashita) que literalmente significa “entiendo” o “está bien, estoy de acuerdo”. Sin embargo, en situaciones informales, también es aceptable decir OK です (está bien) y, particularmente entre amigos, puedes decir ええ (ee).

Hai es sí en japonés

Es común escuchar 大丈夫です (daijobu desu) como una forma educada de decir “sí, está bien, no hay problema” o はい,そうです (hai, sō desu) en el sentido de “sí, eso es todo”. どうぞ (dōzo) se usa para estar de acuerdo y, en general, hacer una afirmación como “te lo ruego” o “continúa”.

Daijobu en kanji
Ilustración de “daijyōbu” en kanji que significa OK

Durante una conversación, podemos demostrarle al hablante que tiene nuestra atención y que lo hemos entendido pronunciando そう o そうそう ( o sōsō) en momentos relevantes, lo que se traduce como “sí, sí”. Las charlas informales están marcadas por expresiones llamadas aizuchi (相槌), y algunas de las más comunes son うん (un) y se traduce como “sí …”, ああ (aa) que significa algo similar a “ah, ya veo …” y え ー (ee) que expresa sorpresa por algo que ha dicho el hablante.

La expresión "ee" significa sorpresa
Para expresar sorpresa en una conversación en japonés, generalmente se usa la expresión “ee”.

En conversaciones más formales se usa そうです (sō desu) que significa ‘”sí, eso es todo”, así como otras formas de cortesía como そうでございます (sō de gozaimasu) que es un ejemplo de “sonkeigo“, el lenguaje honorífico japonés. La sorpresa es una gran característica del japonés, y esto a menudo se expresa de manera educada, como そうですか (sō desu ka?), que significa algo similar a “¿ah, enserio?” junto con una expresión de sorpresa.

Cómo (no) decir que no y negarse educadamente en japonés

La palabra para ‘no’ en japonés es いいえ (iie) o いや (iya). Pero decir o escuchar “no” es generalmente incómodo para los japoneses. En estas situaciones se suele reformular en una pregunta negativa donde se usa la forma negativa del verbo.

Para negarse formalmente, también puedes decir 結構です (kekkō desu) que significa “no, gracias”, seguido de una leve sacudida de manos enfrente tuyo. La expresión うーん (uun, “hmm“) es una forma más suave de expresar un rechazo. Finalmente, ちょっと (chotto) significa literalmente “un poco” y se usa a menudo para rechazar algo, como una invitación. Esta palabra se dice con una especie de puntos suspensivos al final, como si la frase no estuviera completa. Así das a entender que lo que te piden es un poco difícil de hacer (básicamente, imposible).

Chotto (un poco) es una forma educada de negarse en japonés.

Las negativas suelen ir acompañadas de una de las frases más utilizadas en Japón: すみません (sumimasen), que significa “disculpa…” o “lo siento”. El rechazo más fuerte de todos ellos es すみません、ちょっとできません (sumimasen, chotto dekimasen) que significa “realmente no puedo hacerlo en este momento”, así como だめです (dame desu) significando “no es posible” o “es prohibido” seguido de un cruce de brazos con dedos puntiagudos.

Dame es una forma de decir no
¡Dame! ¡Está prohibido!

En el mundo profesional podemos cruzarnos con varias frases con un significado en concreto que se ajustan a los códigos de cortesía de la sociedad japonesa. Algunos indican que algo es delicado o complicado con 難しいですね (muzukashī desu ne), seguido de una expresión facial neutra. Otras respuestas indican que es necesario pensar o estudiar la pregunta como 考えておきます(kangaete okimasu), que significa “lo pensaré”, 検討します (kentō shimasu) o 努力してみます (doryoku shite mimasu), que se traduce como “haré lo mejor que pueda”. Esto se puede utilizar con sus superiores o quizás con una tercera persona que no esté involucrada en la conversación. Al referirse a un elemento externo que está fuera de la situación actual, se debe adoptar la cortesía para significar que son independientes.

Un salaryman diciendo que no

Un rechazo puede ir acompañado de gestos físicos, como mover la mano de izquierda a derecha al mismo nivel que la cara. Como rechazo, el uso de las manos puede indicar vergüenza, como poner las manos detrás de la cabeza, mostrar una expresión de disculpa o dar la mano de un lado a otro.

Sí y no en japonés: como demostrar rechazo
Algunos gestos que pueden indicar un rechazo en Japón.

¿Por qué los japoneses nunca dicen que no?

A pesar de que los japoneses nunca digan no, en realidad lo dicen indirectamente. El objetivo es mantener la armonía en una situación, y decir un “no” directamente podría ofender o molestar al hablante. Como ocurre en muchos países asiáticos, la negativa directa se considera socialmente inaceptable.

Afortunadamente, todos comprenden el significado de estos códigos de comunicación y la confianza en el contexto. Cumplir con cada código allana el camino para el entendimiento mutuo y la armonía social.

Si los japoneses respetan los códigos consiguen una armonia

Cuando se trata de rechazar algo, la respuesta puede parecer ambigua. Los japoneses a menudo emplean técnicas estilísticas para cambiar de tema, evitar el problema por completo, evitar responder o cerrar suavemente la discusión.

En conclusión

En japonés, la palabra “sí” va acompañada de una variedad de expresiones y estrategias de cortesía, pero se considera demasiado directa y socialmente inaceptable para decir cuando se trata de un “no”. Se utilizan varios eufemismos y frases amables para evitar decir “no” directamente. Por tanto, la respuesta se expresa con palabras y considerando el contexto de la conversación. Todo es cuestión de saber comunicarse en la cultura y adquirir las habilidades para leer entre líneas.

Traducido por Maria Peñascal

Marie Borgers

Marie Borgers

Originaire de Paris, je suis arrivée au Japon début 2020 pour m'installer à Nagoya. Si chaque voyage suscite un parfum distinct, les modes de vie aux antipodes des nôtres me fascinent, et l'histoire me passionne. Je vibre tout particulièrement dans les sites religieux. J'aime ces chocs culturels qui bousculent nos habitudes et nos visions du monde, et nous bouleversent en profondeur.

Deje un comentario


X