Cultura

¿Es Japón un destino ‘gay friendly’?


A pesar de que estamos en el año 2016, y tras tanto tiempo de lucha ininterrumpida en tantos países por los derechos de la comunidad LGTB, hay ciertos destinos que, por cuestiones sociales, culturales, religiosas y demás, no son 100% recomendables para individuos o parejas gay que quieran disfrutar de unas tranquilas vacaciones. ¿Es Japón uno de ellos?

Sin dar ningún ejemplo de estos lugares en los que se juzga y, en ocasiones, se ataca físicamente al que consideran diferente, hoy hablaré de la situación en Japón; un país muy tradicional, con reglas de conducta muy estrictas, y al mismo tiempo una nación basada en el respeto mutuo y la convivencia de millones de personas con gustos, estilos, opiniones y formas de vida diferentes.

 

Japón: ¿un país tolerante para el colectivo LGBT?

Como dije anteriormente, más allá de la continua evolución de su sociedad y ciudadanos, Japón sigue siendo un país donde la tradición impera como una fuerza reguladora en casi todas las esferas de la vida (familiar, mercantil, política, etc.) Un ejemplo de ello es que no están bien vistas las demostraciones de afecto en público, por lo que rara vez verás a gente agarrada de la mano, y mucho menos besándose en los medios de transporte, calles o parques.

Fiesta del orgullo gay en Tokio
(Fuente: Mkimpo)

Por supuesto, como en toda sociedad, son los jóvenes son los que impulsan ciertos quiebres a esas estructuras tan tradicionalistas, y los que se atreven, más a menudo, a desafiar esos cánones estipulados. Estas formas de relacionarse y mantener ciertos aspectos de la vida para el ámbito privado hacen que, sea cual sea tu preferencia sexual, al no estar expuesta a esa realidad en el día a día, muy raramente te encontrarás ante situaciones polémicas o de discriminación. Y todavía más al tratarse, en tu caso, de un extranjero de visita en el país.

Como sucede en casi todos los destinos turísticos internacionales, los habitantes de las grandes ciudades como Tokio tendrán, dentro de los estándares nacionales, una aceptación superior a viajeros LGTB; más que en algunos pueblos pequeños que, por ejemplo, por el simple hecho de ser extranjero te sentirás observado enormemente.

tokio barrio shinjuku
(Fuente: Youinjapan)

 

Bares y discotecas para el público gay

Mas allá de todo esto, Tokio posee un circuito de hoteles, bares (más de 300) y eventos dedicados exclusivamente a dar una acogida todavía más amistosa al público gay. La mayoría de estos establecimientos se encuentran en el barrio de Shinjuku Ni-Chome y son bastante diferentes a los bares de otros países; estos son más tranquilos y con la música a un volumen adecuado que permite conversar y relacionarse relajadamente con otros asistentes y empleados. Entre los más conocidos se encuentran Aiiro (antes llamado Advocates), Dragon Men y Mezzo Forte para los chicos; Kinswomyn y Adezakura para las chicas. Ahora bien, tras unos tragos siempre es divertido ir a bailar para seguir con la noche, por lo que en Arty Farty, The Annex, o en Arch (con bailarines en escena) podrás, sin duda, continuar con la diversión toda la noche.

Templo Shunkoin de Kioto, donde se realizan bodas gay
(Fuente: Shunkoin)

 

Paquetes organizados para el turista gay

Si te interesa contratar tours y paquetes ya organizados sin tener que estar preocupándote de más por las nimiedades de la organización, direcciones, etc., son muy recomendables las siguientes empresas: Magnet Tours para todo tipo de eventos y paseos por las zonas de restaurantes, bares y compras, dentro de Tokio y ciudades aledañas. Si te interesan otras ciudades e inclusive algunos días de campo para conectar con la naturaleza, Sunrise Tours JTB es la mejor opción actual del mercado. Además, la compañía Golden Rainbow Tour ofrece dos paquetes muy interesantes. El primero relacionado con el evento LGBT más grande de Tokio; la fiesta Shangri-La, que se realiza aproximadamente cada dos meses en el club AgeHa. Y el segundo ofrece encargarse de toda la organización necesaria para celebrar una boda budista en el Templo Shunkoin en Hanazono, Kioto, que hace algunos años (y a pesar de no ser legal todavía en el territorio japonés), comenzó a oficiar bodas a personas del mismo sexo.

Matsuko Deluxe: famoso japonés que aboga por los derechos gay
(Fuente: Broadcastnow)

 

Los activistas gay más famosos de Japón

Una persona que se ha vuelto un icono de la televisión japonesa es Matsuko Deluxe que, a pesar de no ser ya un activista full time debido a sus obligaciones y sus continuas apariciones en los medios, sin duda es un elemento más de aceptación por parte de la sociedad, que demuestra, con hechos bien reales, que cualquier persona puede acceder al trabajo que desee sin sufrir ridículos obstáculos por parte de las leyes laborales y detalles legales. Otro ejemplo de ello es Aya Kamakawa, la primera mujer trans con un cargo político en el distrito de Kanagawa, que aceptó abiertamente su condición, confiando en que ningún prejuicio pondría en peligro su fuente de trabajo. Finalmente, como símbolo inequívoco de aceptación por parte de las esferas de poder político de turno, Akie Abe  (la esposa del Primer Ministro japonés) hizo una aparición en la última marcha por el orgullo gay.

Bandera ondeante del orgullo gay

Podemos ver entonces que, como toda nación evolucionada, y a pesar de ciertos conflictos internos con respecto a antiguas y anacrónicas moralidades, Japón es, definitivamente, un destino donde cualquier persona (sin hacer distinción de ningún tipo) podrá tener unas hermosas y pacíficas vacaciones, divirtiéndose y disfrutando de todo lo que tiene para ofrecer este fabuloso país. ¡Que tengas un buen viaje!

 

Comentarios