Cultura Tokai | Nagoya

Una visita a Yairi Guitars: guitarras hechas a mano, con pasión y precisión


Esta vez tuve la oportunidad de conocer una pequeña ciudad llamada Kani, en la prefectura de Gifu, lejos del bullicio de la capital pero cerca del corazón de los que comparten la pasión por la música. Allí pude hacer una visita a la fábrica donde se crean las guitarras Yairi y, en una entrevista exclusiva para VOYAPON, el señor Mori (artesano y coordinador de la fábrica) me contó todo lo que se necesita saber sobre la fabricación de una guitarra acústica y mucho más. Asimismo, durante el recorrido por las instalaciones pude ver de qué manera trabajan estos “artistas de la madera” y obtener el privilegio de conversar con ellos.Escaparate de la tienda de guitarras artesanales Yairi Guitars, en japón

Para alguien como yo, que toca guitarra y hace música desde pequeño, visitar este lugar fue como dar un paseo por ‘el país de las maravillas’. Y para alguien que aprecia la música, o simplemente quiere observar cómo es trabajar con pasión y precisión, estoy seguro que este sitio también le fascinará.

 

Entrevista al señor Mori (artesano y coordinador de la fábrica)

Voyapon: ¿en qué cosa pone más énfasis Yairi Guitars a la hora de crear una guitarra?
Sr. Mori: en los materiales. Para hacer una guitarra se utilizan distintos tipos de materiales, pero gran parte de estos materiales no provienen de Japón. Es por eso que tenemos que hacer un gran esfuerzo para traerlos de distintas partes del mundo. Por ejemplo, en el anverso de la guitarra se utiliza la madera de árboles pícea provenientes de regiones frías como Alaska o Canadá, y para la parte del costado o el dorso del instrumento se utilizan maderas provenientes de zonas calurosas como la caoba de África, o el sisu de India. Estas maderas las dejamos secar y “envejecer”, como mínimo, tres años, y, como máximo, cinco o diez años.Madera para la fabricación de las guitarras Yairi

Voyapon: en un mercado tan competitivo como este, ¿por qué no hace Yairi Guitars una producción en masa y se limita a producir unas pocas guitarras al día?
Sr. Mori: no es que no queramos, sino que no podemos. Nuestra manera de crear instrumentos se basa en hacerlos artesanalmente, y por eso estamos limitados al número de guitarras que podemos fabricar. Es por eso que tampoco fabricamos guitarras eléctricas.
Voyapon: ¿qué artistas internacionales utilizan Yairi Guitars?
Sr. Mori: Paul McCartney, Ritchie Blackmore, Zakk Wylde, Carlos Santana, Yngwie Malmsteen, por nombrar algunos.Guitarras Yairi, de producción artesanal japonesa

Voyapon: guitarras hechas a mano, guitarras hechas por encargo, garantía del instrumento de por vida; la relación entre Yairi Guitars y el usuario es muy cercana.
Sr. Mori: para bien o para mal somos una empresa pequeña y, a diferencia de compañías con una gran estructura, estamos siempre dispuestos a que el usuario nos visite y atender sus consultas personalmente.

—Fin de la entrevista—

Tras la entrevista, comencé la ruta por el primer piso; allí está el espacio para poder probar los modelos que uno desee. Hay de todo: desde los modelos clásicos acústicos, guitarras de 12 cuerdas, guitarras con características ideales para tocar flamenco, hasta bajos y guitarras con diseños extraños.Guitarras Yairi, de venta exclusiva en JapónDespués de haber probado algunas de las guitarras, tres cosas me sorprendieron de estos modelos: son súper livianas, son muy cómodas a la hora de sujetar el mástil (por lo que no produce tanto cansancio) y, sobretodo, tiene un excelente balance entre los tonos bajos y altos.

Continuando el recorrido, vi cómo se encolan dos tablas finas que en el futuro serán la “cara” de la guitarra. No cualquiera puede hacer este trabajo, ya que requiere mucha precisión y velocidad antes de que el pegamento se seque.

Proceso de fabricación de una guitarra YairiLuego me enseñaron cómo se hacen las varetas y barras armónicas; un procedimiento sumamente importante para la resonancia de la guitarra.Taller y fábrica de guitarras japonesas YairiA continuación me mostraron cómo hacen el doblado, humedeciéndolo en agua caliente y dándole forma a la caja de la guitarra, para posteriormente encolar los aros al fondo y en la tapa. El tiempo para que estas partes queden adheridas varía dependiendo del clima, por lo que no es un trabajo mecánico, sino de mucha concentración y adaptación a las circunstancias.Operario fabricando la caja de una guitarra YairiSeguimos con el tour observando los procedimientos, uno por uno, hasta llegar donde se le da forma al clavijero. Una de las cosas que más me llamó la atención es que la mayoría de los artesanos eran gente de edad avanzada, pero todos con un pulso y una lucidez a la perfección.

Proceso de artesanía y fabricación de una guitarra Yairi
El señor Kawajiri tiene más de 50 (!) años de oficio.

Luego de observar el encastre del mástil con el cuerpo nos acercamos al sector donde trabajaba el señor Owaki, encargado de hacer todos los terminados para que el mástil de la guitarra sea tan cómodo, y para que el guitarrista pueda tocar muchas horas sin que se fatigue la muñeca. Me quedé sorprendido cuando me mostró las herramientas que utiliza, hechas por él mismo. Pero, a decir verdad, casi todos los artesanos experimentados aquí crearon sus propias herramientas. Algo que demuestra, también, la pasión y profesionalidad que tienen hacia su oficio.

Artesano japonés fabricando la caja de una guitarra Yairi
El señor Owaki.

Sobre este tema le consulté al señor Mori: “¿no le importa que muestre estas herramientas al público y alguien se las copie?” A lo que contestó: “la herramientas las pueden copiar… pero la destreza no”.
Probando las cuerdas de una guitarra YairiCon más de 40 años de experiencia, el señor Owaki toca ‘de oído’. Y no lo digo por sus habilidades musicales (¡según él mismo no sabe tocar la guitarra!), sino porque solamente con el tacto puede saber cuándo está terminado el mástil; algo que ha aprendido con los años y, claro, con la práctica. El señor Owaki ha hecho unas 200 000 (!) guitarras en toda su carrera. Algo realmente fascinante.

Pero lo que también fue fascinante para mi fue conocer al señor Koike, conocido como el ‘maestro artesano’. Con más de 50 años de experiencia, el señor Koike trabaja en la sección de guitarras por encargo, y, básicamente, hace todas la guitarras que le piden de principio a fin. Es decir: desde elegir la madera hasta los últimos retoques. Todo esto con tanta técnica y precisión que grandes músicos de Japón se le acercan directamente para que haga sus guitarras a medida.

El maestro artesano trabajando en la fabricación de una guitarra Yairi por encargo
El ‘maestro artesano’

Tras conversar un poco sobre su trabajo me emocioné mucho cuando me mostró una de sus guitarras, creada con madera de un árbol que había sido golpeado por el tsunami en la región de Fukushima en el año 2011. El señor Koike me hizo recordar, nuevamente, que los más grandes talentos son los más humildes.

En realidad, todos los artesanos aquí parecen compartir las mismas características: serios y concentrados, haciendo su tarea con precisión, pero sonrientes y apasionados por su trabajo.Proceso de talla y fabricación de una guitarra Yairi en Japón

En Yairi Guitars es tanta la pasión por la búsqueda de la perfección del instrumento que hay una habitación donde las guitarras terminadas se dejan expuestas a las vibraciones de música clásica constantemente durante tres o cuatro meses hasta que están preparadas para salir al mundo y hacer música por sí mismas.Guitarras Yairi terminadas y expuestas para su compra

Este día aprendí muchas cosas sobre la fabricación de una guitarra y sus procedimientos, pero siento que aprendí algo más importante en mi visita a Yairi Guitars: no importa cuál sea el oficio que uno tenga, la clave para hacer un trabajo de excelente calidad y precisión es hacerlo con pasión, con humildad, y con amor.

    
Nombre Yairi Guitars
Categoría Visita guiada
Dirección 3230-2 Shimoedo, Kani-shi, Gifu-ken 509-0203
Acceso
3230-2 Shimoedo, Kani-shi, Gifu-ken 509-0203
Horario de apertura Cada sábado desde las 10:00 o desde las 13:00 (el tour dura 50 minutos)
Precio Gratuito
Forma de pago

Comentarios