Alojamiento Patrocinado

Altas expectativas: un hostal sostenible en Murakami

Cosechando con Iromusubi en Murakami, Niigata, Japón

Patrocinado por Murakami City

Después de un día de exploración por la ciudad de Murakami, fui a un hostal ubicado en un tranquilo barrio al límite de la ciudad. Esta casa se llama Iromusubi y fue inaugurada por Furubayashi Takuya quien se mudó a Murakami desde Tokio en 2018.

Solamente cruzando sus puertas de cristal, recibí una cálida bienvenida de Furubayashi y su familia. Me sorprendí por su fluidez en inglés, algo raro en esa región de Japón. Cuando nos sentamos, pregunté a Furanbayaski porqué decidió dejar su trabajo de manager en una gran empresa de Tokio para vivir en el campo japonés. Me explicó que después de dar a luz a su segunda hija, empezó a ver la dificultad de hacer crecer a su familia en el ambiente sobrepoblado y estresante que tiene Tokio, una de las áreas metropolitanas más grandes del mundo.

Su mujer es originalmente de una ciudad cerca de Murakami y Furabayashi planificaba no solamente empezar su nueva vida en el campo, sinó ayudar a revitalizarlo.

Furabayashi utilizó su experiencia y conocimientos de su MBA para poner en acción una iniciativa para ayudar Murakami. Utiliza los bienes locales tangibles e intangibles para atraer a gente de Japón y de alrededor del mundo en esa región. Esto lo llevó a cabo construyendo un hostal donde enfoca su atención en apoyar la comunidad local.

Sus empleados son mayoritariamente mujeres de 60 o 70 años y los recursos que utiliza en el hostal proviene de granjeros locales para ayudar a generar nuevos trabajos en el lugar.

La cena estaba muy elaborada, compuesta enteramente por productos locales incluyendo arroz samurai, una marca que crece en Murakami, al igual vegetales de montaña y platos de salmón de Murakami. También presentaron algunos de los sakes más famosos de Murakami.

Furabayashi explicó, tanto en inglés como japonés, en que consistía cada plato presentado durante la cena y me sorprendí de los amplios suministros que tienen en la ciudad. Básicamente, mi cena provenía de docenas de compañías y de granjeros del área y la calidad y cuidado de su preparación hicieron que la comida fuera fantástica. No solamente la cena fue deliciosa, me sentí genial de haber ayudado a la maravillosa zona rural de mi alrededor.

También comimos shiobiki cocinado en una barbacoa, uno de los símbolos culinarios de Murakami. Después de la cena, también disfrutamos de otra especialidad de Iromusubi, sus baños de hierbas aromáticos con lavanda y limones yuzu locales.

Después de mi baño, me fui directo a la cama porqué la siguiente parte de mi experiencia al hostal era una excursión a las 6 de la mañana para cosechar mi desayuno.

Salimos de Iromusubi temprano por la mañana con otros huéspedes, anduvimos hasta un campo que estaba a 10 minutos con docenas de terrenos con vegetales y frutas en crecimiento.

Aquí conocimos algunos granjeros locales que nos ayudaron a elegir el cultivo para nuestro desayuno.

Esto incluía rábano, cebollas, daikon, lechuga, pétalos de crisantemo, brócoli y otras frutas exóticas.

Después de estar unos 30 minutos en el campo, llevamos nuestra cosecha de regreso al hostal y ayudamos a preparar nuestras comidas con algunas de las mujeres que trabajaban en la cocina esa mañana.

Estoy bastante seguro que, aunque no me lo dijesen, esa mañana yo les puse algunos palos en las ruedas. A pesar de eso, los trabajadores de Iromusubi fueron suficientemente amables para enseñarme todo lo que podían. Después de ayudar a preparar algunas ensaladas y vegetales, decidí dejarlos que terminasen a tiempo la comida para los otros huéspedes.

Este es el resultado final de nuestra cosecha. Nuestros vegetales iban con acompañamiento, incluyendo pescado de río y el delicioso arroz samurai que me enamoré la noche anterior. Nunca había tenido una experiencia tan directa con productos del campo a la mesa como esa y poder comer lo que había recientemente cultivado me ayudó a sentir una conexión con los ingredientes que nunca antes había tenido.

Puedo decir que Furayabashi tiene un hostal excelente y experiencias que organiza para otros huéspedes son, simplemente, fantásticas. Me ayudó a conocer residentes locales de Murakami y ver la comunidad rural a un nivel de detalle que solo hubiese sido posible viviendo allí.

Furayabashi está ayudando a entrenar y educar otros residentes en Murakami para hacer de esta región un atractivo cultural, accesible para viajeros internacionales como yo, y ver qué podrá lograr y cumplir en los próximos años. Puedes hacer una reserva en su web. Si tienes alguna pregunta, puedes mandarle un mensaje en su página de Facebook en inglés.

Acceso e información práctica

Desde Tokio hasta Niigata puedes tomar el Joetsu Shinkansen. Desde Niigata, puedes llegar hasta la estación de Murakami con la línea JR Uetsu. En total, el viaje son 3 horas y 50 minutos. En todo el trayecto puedes usar el JR Pass.

También puedes encontrar información de la región a la web Murakami City Tourism Association.

Si quieres saber más sobre Murakami, ¡lee estos artículos de nuestra web!
Ecoturismo, cosecha de arroz en Murakami
Senami Onsen: Baños termales y puestas de sol
Alójate en las montañas de Niigata en Goushikan Inn  

Original de Derek Yamashita

Traducido por Maria Peñascal

Comentarios