Kyushu Patrocinado Turismo

Disfrutando de un spa japonés en Oita, Japón

Rotenburo en City Spa Tenku: un SPA en Japón

Oita es la capital de la prefectura de Oita, ubicada en la isla de Kyushu, al sur de Japón. Es un punto estratégico para alojarse si se desea visitar la zona norte-este de la isla, y además es una ciudad donde se pueden realizar muchas actividades.

El maravilloso hotel JR Kyushu Blossom Oita

Para alojarse en esta ciudad os recomendaría el JR Kyushu Blossom Oita. Ubicado a dos minutos de la estación, está conectado directamente con un gran centro comercial con tiendas, supermercado y restaurantes. La ubicación es inmejorable.

No solamente esto, la habitación tenía todas las necesidades cubiertas. Algo que me llamó la atención fue que era un hotel de estilo occidental, pero al mismo tiempo tenía una decoración estilo japonés: el hotel tenía una cama occidental, ducha dentro de la habitación (hay muchos hoteles tradicionales japoneses que no incluye baño), pero al mismo tiempo tenía unas puertas correderas en la ventana. Así, pude disfrutar del ambiente nipón con las mismas comodidades de occidente.

Por si eso no fuera poco, desde mi habitación, un piso 14, tenía muy buenas vistas de toda la ciudad y del Monte Takasaki donde se ubica la ciudad de Beppu.

En el piso 8, junto la recepción, hay un restaurante, donde yo desayuné. Ofrecen un desayuno japonés, con muchos platos pequeños y variados, y un buffet libre con distintas bebidas, ensalada, croissants, arroz,… es variado y para todos los gustos.

City Spa Tenku: un SPA en Oita

Otra de las ventajas de este hotel es que en el piso 19 del mismo edificio hay el City SPA Tenku, incluido con la habitación. Es un SPA de cinco años de antigüedad donde te puedes relajar y disfrutar de las aguas termales que hay en la zona de Oita. 

Cuando lo visité, me pareció un SPA original, ya que era una fusión entre occidente y oriente, como las habitaciones del hotel.

Al entrar hay la norma japonesa descalzarse. Pero la estructura del lugar y la apariencia física era de estilo occidental.

Allí ofrecen todo lo necesario: toallas, champú, bata para andar por el lugar y una taquilla para guardar tus pertenencias. En el segundo piso había las cortinas japonesas que indicaban la separación de espacios entre hombres y mujeres.

Para entrar hay un plan estándar y otro premium. Con la habitación del hotel va incluido el primero, con acceso a las duchas con un onsen interior a 40 grados. El agua de este SPA es alta en dióxido de carbono, procedente de aguas subterráneas a 700 metros de profundidad. Esta agua, de un color amarillento, tiene propiedades para la piel.

Después de la ducha caliente puedes entrar en una ducha fría de 15 grados. El cambio de temperatura provoca un efecto positivo para la piel. Finalmente, puedes acceder a una sauna finlandesa y una sauna de vapor aromático.

Y el plato fuerte del SPA, un rotenburo (onsen exterior) al piso 21. Normalmente en los onsens tienes que entrar desnudo, pero ya que este se ubica dentro de la ciudad, tienes la opción de llevar una toalla dentro, para evitar miradas indiscretas.

Por un precio un poco más elevado tienes acceso a la tarifa premium, el Healing SPA, con un Aroma Salt SPA; unas duchas de mármol para recibir distintos tratamientos. También puedes acceder al Tenku Lounge, un espacio para relajarse leyendo revistas, mangas,…

También hay el restaurante del City SPA Tenku. Allí puedes picotear platos pequeños o, si quieres comer algo más grande, almorzar o cenar. Así pues, puedes estar en el SPA un largo tiempo y disfrutar de sus aguas durante todo el día.

Mi experiencia

Hablando desde mi propia experiencia, este SPA cumplió todas mis expectativas. Si bien es cierto que no es de estilo tradicional japonés, fue muy interesante poder experimentar un onsen japonés moderno, muy parecido a los que yo ya había visitado en Europa. No olvidemos que toda el agua de esa zona tiene propiedades curativas, y se nota muchísimo cuando entras, ya que no está tratada con cloros ni ningún desinfectante.

Vida nocturna

Después de una tarde relajante en el spa, salí a comer por la zona de bares para ver la vida nocturna de Oita. Me pareció un lugar más tranquilo que muchas de las zonas nocturnas de Tokio, pero tenía una gran variedad de restaurantes y lo que más me sorprendió es que no había solamente restaurantes japoneses, también había de internacionales. Es por eso que decidí probar uno que se consideraba “español – francés e italiano”.

Y a pesar de no tenia las expectativas altas… ¡me sorprendió! Pedí una ensalada capresse, una pequeña pero rica pizza y lo mejor: una créme broulée (o crema catalana)… ¡deliciosa! Todo esto acompañado de una sangría, que era más dulce de lo que suele ser, ¡pero entraba dentro de mi aprobación!

Oita Prefectural Art Musuem

La mañana siguiente, antes de irme de la ciudad, fui a visitar el Oita Prefectual Art Museum, el museo de arte moderno de la prefectura de Oita.

Estaba dividido en tres pisos. En el primero había la recepción, una tienda, y una exhibición temporal de estudiantes. Me sorprendió ver en un museo dibujos de estilo manga hecho por niños. Por lo que pude ver, tenían mucho talento!

En el segundo piso había una zona para leer, espacios para hacer clases,… ¡parecía un centro cultural muy moderno!

Finalmente, al tercer piso había dos exposiciones más. Una de ellas era de pago e incluía distintos cuadros de artistas japoneses que se habían inspirado en mujeres. Pude ver el punto de vista de la figura femenina desde los ojos de distintos pintores nipones. La última era una exposición hecha por personas con distintas discapacidades, con el nombre del autor y la explicación de lo que significaba esa obra.

Si quieres conocer más sobre la prefectura de Oita, te recomiendo los siguientes artículos:
El pueblo samurai de Kitsuki y la península de Kunisaki
La ciudad Onsen de Beppu
Dormir en un ryokan con onsen
La pequeña Kioto en Oita – Hita

¿Cómo llegar a Oita, Japón?

Para llegar a Oita desde Tokio es recomendable tomar un vuelo desde Haneda hasta el aeropuerto de Oita, con una duración de 1 hora y 25 minutos. Desde allí hasta la ciudad hay una hora con el Airport Bus.

Si viajas desde Osaka, puedes tomar el avión desde el aeropuerto de Osaka Itami, con una duración de 55 minutos hasta el aeropuerto de Oita. Después tienes un viaje de 1 hora y 5 minutos minutos con el Airport Bus. Si decides viajar en tren, tienes que tomar en shinkansen desde Shin-Osaka hasta Kokura Station, cambiar de tren a la línea Nippo Main Line. En total vas a tardar 3 horas y 50 minutos.

Patrocinado por Oita Tourism

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *