fbpx Skip to main content

La cuna de la religión sintoísta y de la civilización japonesa. Una gran variedad de paisajes y de naturaleza. Una región con muchas ciudades y pueblos por conocer, algunas más célebres como Kioto, Osaka o Nara y otras más desconocidas por los occidentales, aún por descubrir. ¿Sabéis de qué región del archipiélago nipón hablamos?

Kansai está situada en el medio de Honshu, la isla central de Japón, formada por diez prefecturas: Osaka, Kioto, Hyogo, Shiga, Nara, Wakayama, Mie, Fukui, Tokushima y Tottori. Si bien las más conocidas son Osaka, Kioto y Nara, las otras son fácilmente accesibles gracias al eficaz sistema de transporte público de Japón. Realizar un viaje que abarca todas estas prefecturas puede ser una experiencia única. Es por eso que en este artículo podrás ver ocho zonas imperdibles y así ayudarte a elegir qué destinos visitar en Kansai.

El mapa con las distintas áreas de Kansai. Imagen: Joachim Ducos

El litoral San’in: misterios del mar de Japón

El litoral San’in del mar de Japón está ubicado entre las prefecturas de Tottori, Hyogo y Kioto, con una variedad paisajística apasionante con mar, montañas, bosques e incluso dunas.

Naturaleza diversa en el litoral San’in

Sorprendentemente, en la prefectura de Tottori hay unas 545 hectáreas de paisaje que recuerda a un desierto. Las dunas de Tottori fueron designadas área protegida por su topografía y vegetación únicas, por lo cual todas las actividades realizadas allí están reguladas para su conservación. Otro paraje interesante es Amano Hashidate, una de las mejores vistas de Japón. Ubicado en la bahía Miyazu en el norte de la prefectura de Kioto, esta misteriosa formación alberga 5000 pinos que crecen en un banco de arena. Si quieres disfrutar de la naturaleza, este es un lugar ideal para montar en bicicleta, en barco y nadar por sus playas.

Antiguos onsen en Kansai

Ubicado en la zona noroeste de la prefectura de Hyogo, Yumura Onsen goza de un entorno natural inigualable rodeado de montañas y el río Haruki. Considerado uno de los mejores baños termales de Japón, es habitual ver turistas hirviendo huevos, boniato y otros alimentos con el agua de los onsen. En la misma prefectura también encontramos Kinosaki Onsen, una antigua zona de aguas termales de unos 1.300 años de antigüedad. Podrás probar sus siete onsen para relajarte y alejarte de las enérgicas metrópolis. 

Tango Chirimen y el pueblo pesquero Ine

¿Te preguntas dónde se fabrica la seda para elaborar los kimonos japoneses? Kansai tiene la respuesta. Kyotango, en el norte de la prefectura de Kioto, ha sido el centro de elaboración de la seda tango chirimen durante más de 1.300 años. Designado como patrimonio de Japón, este tejido de seda se utiliza en la fabricación de la tela de muchos de los kimonos de alta calidad. 

En la misma prefectura encontramos Ine, al este de la prefectura de Kioto, es un pueblo pesquero conocido por sus peculiares 230 cobertizos para barcas (funaya). Esta localidad es miembro de la asociación “los pueblos más bellos de Japón” y mantiene la esencia de un pueblo de pescadores japonés antiguo.

El pintoresco pueblo de Ine. Foto: Clémentine Cintré

Lago Biwa y Hokuriku: viaje espiritual cerca del lago más grande de Japón

Esta zona, que incluye la prefectura de Fukui y Shiga, tiene un claro protagonista: el lago Biwa, el más grande de Japón y uno de los más antiguos del mundo. Contiene una fauna única, con más de 60 especies endémicas. Además, es un lago indispensable para la vida y el desarrollo industrial de los 14,5 millones de habitantes de la región de Kansai.

El lago Biwa es uno de los más grandes de Japón. Foto: Luca Denser

Omi Hachiman

Esta antigua ciudad feudal de mercaderes, apodada la “Venecia verde”, está ubicada cerca del lago Biwa. Es imprescindible visitar Shinmachi-dori, los edificios tradicionales y un foso construido por Toyotomi Hideyoshi. Las ruinas del castillo de Azuchi, que fue la residencia de Oda Nobunaga, permiten vislumbrar la prosperidad de esta ciudad construida durante el siglo XVI.

Omi Hachiman también es conocida como la Venecia Verde. Foto: Manon Chauvris

Templos y santuarios de las prefecturas de Shiga y Fukui

Si te interesa la parte espiritual de Japón, en Shiga existen muchos lugares sagrados. Tres de los más importantes son el templo Eiheiji, el templo Enryaku-ji y el santuario Hiyoshi Taisha. 

El templo Eiheiji fue fundado en la prefectura de Fukui por un maestro zen en 1244. Está ubicado en el Monte Daibutsuji y cubre 330.000 metros cuadrados con 70 edificios, 19 de ellos designados propiedad cultural nacional importante. Actualmente, aún se pueden ver monjes zen realizando sus prácticas. 

El templo Eiheiji está rodeado de naturaleza. Foto: Clémentine Cintré

Enryaku-ji, el templo principal de la secta budista Tendai, fue fundado hace 1200 años en el Monte Hiei. Esta montaña se ubica entre las prefecturas de Kioto y Shiga y está considerada la madre del Budismo japonés. Es un lugar que goza de una belleza sin igual, ofreciendo vistas panorámicas del lago Biwa y Kioto.

Uno de los edificios del templo Enryaku-ji. Foto: Luca Denser

Finalmente, Hiyoshi Taisha, ubicado en la prefectura de Shiga, es el principal de los 3800 santuarios Hiyoshi, Hie y Sanno que existen en Japón. Cada abril se celebra el festival Sanno, uno de los 3 festivales más grandes de esta zona y en otoño se tiñe con los colores cálidos de la estación. 

Hiyoshi Taisha con su magnífico follaje otoñal. Foto: Clémentine Cintré

Este del lago Biwa y Mie: preservando la historia japonesa a través de la artesanía tradicional

En la zona oriental del lago Biwa, limitando con la prefectura de Mie, existe una gran tradición de confección artesanal de varios productos locales. 

Castillo Hikone y la cerámica Shigaraki

Considerado uno de los más famosos de Japón y uno de los mejores conservados, el castillo de Hikone está ubicado en las orillas del lago Biwa. Para su construcción se utilizaron materiales del castillo de Sawayama, el castillo de Azuchi, el castillo de Nagahama y el castillo de Otsu, y el gobierno lo designó lugar de interés histórico. Asimismo, en Shiga aún existe uno de los seis hornos más antiguos de Japón, Shigaraki, conocido por sus Shigaraki Tanuki. Se le apoda “la ciudad de la alfarería”, donde se celebran eventos relacionados como el Festival de la Cerámica de Shigaraki.

Los ninjas de Iga

En la prefectura de Mie existieron los famosos ninjas, especialistas en técnicas para escapar en caso de ataque y poner en práctica el ninjutsu. La escuela de Iga fue un símbolo de revelación contra varios gobiernos de distintas épocas. Hoy en día, muchos materiales y herramientas de arte ninja pueden verse en el Museo Ninja de Igaryu.

Una práctica de ninjutsu en Iga. Foto: Clémentine Sandner

Echizen

En la zona de Echizen, prefectura de Fukui, se encuentran varias artesanías de gran interés, como el robusto pero elegante lacado Echizen. Con una historia de más de 1.500 años, puedes visitar Urushi-no-Sato Kaikan, con unos 1.000 productos diferentes y demostraciones en vivo. También es uno de los mayores productos de papel washi artesanal de alta calidad, formado por cinco pueblos: Oizu, Otaki, Iwamoto, Shinzaike y Sadatomo. Además, hay el Museo de la Cultura del Papel, donde podrás producir washi

En Echizen no solo existen artesanías, sino que es uno de los principales puertos donde capturan ejemplares del cangrejo araña en Japón (Echizen Gani).

Harima: explorando la historia samurái a lo largo del espectacular mar interior de Seto

La antigua provincia Harima, ubicada al suroeste de la prefectura de Hyogo, se extiende a lo largo del mar interior de Seto. Allí se ubican varias perlas ocultas con mucha historia que no puedes olvidar en tu ruta.

Los castillos de Hyogo

El castillo más conocido de la prefectura es el de Himeji, apodado Shirasagi-jo (el castillo de la garceta blanca). Su construcción empezó en 1333 y fue uno de los primeros lugares de Japón en registrarse como Patrimonio Cultural de la Humanidad. El otro castillo, actualmente un parque, está ubicado en la ciudad de Ako. Esta peculiar edificación fue diseñada para que los barcos pudieran entrar y salir. 

Arima Onsen

Es una de las fuentes termales más antiguas de Japón y una de las favoritas de Toyotomi Hideyoshi. Hay distintos tipos de aguas termales en los onsen públicos y los ryokan de la zona, y para disfrutar de esta variedad puedes ir al Arima Onsen Taikou no Yu, un resort onsen con 26 tipos distintos.

Arima Onsen. Foto: Clémentine Cintré

Templo Engyoji 

Ubicado en el Monte Shosha, a 371 metros sobre el nivel del mar, es un antiguo templo de la secta budista Tendai fundado en 966. Allí puedes realizar prácticas relacionadas con la meditación y la espiritualidad.

Templo Engyoji, un magnífico lugar para realizar prácticas de meditación. Foto: Engyoji Temple

Nada Gogo

En esta área se encuentran unos de los productores de sake más antiguos, elaborando el 25% de producción total del país. Incluye a los cinco municipios de Imazugo, Nishinomiyago, Uozakigo, Mikagego y Nishigo. Es una zona con buenas condiciones climáticas y geológicas para producir arroz y agua.

Un barril de sake. Foto: Eva Colomera

Tamba: donde el bosque y las personas se sostienen mutuamente

Tamba atraviesa las prefecturas de Kioto y Hyogo, y es una zona con muchas edificaciones tradicionales y artesanías varias. 

El castillo Sasayama

El castillo Sasayama en la prefectura de Hyogo fue construido en 1609 por Tokugawa Ieyasu y es considerado uno de los 100 mejores castillos de Japón. Sus alrededores son conocidos por sus residencias samuráis y tiendas tradicionales. 

El interior del castillo de Sasayama. Foto: Clémentine Cintré

Aldeas históricas en Kansai

Kayabuki no Sato, también conocida como aldea de Miyama, es uno de los pueblos más conocidos de Kansai, ubicado en Kioto. Consiste en una pequeña aldea con 39 casas con techos de paja, donde se preserva el paisaje histórico y las técnicas tradicionales de manutención de dichos techos.  En Hyogo, encontramos el pueblo histórico que pertenecía a la familia Aoyama, los señores del antiguo dominio Sasayama. El pueblo histórico de Aoyama exhibe una variedad de materiales históricos, incluyendo unos valiosos bloques de madera relacionados con los estudios chinos, documentos del dominio Sasayama y objetos de la familia Aoyama. Allí también se encuentra el recinto el Decanshokan de Tanba Sasayama, que muestra el encanto de Tanba Sasayama, un pueblo con herencia japonesa.

Productores tradicionales en Tamba

En la zona de Tamba existen distintos productores tradicionales que cubren distintos campos. Por ejemplo, en el área de Tachikui producen cerámica, siendo uno de los seis hornos más antiguos de Japón. O en la ciudad de Kyotamba, en el norte de Kioto, encontramos Choro Shuzo, productores locales de sake

Ise y Nara: descubriendo las antiguas capitales japonesas y los orígenes espirituales

Viajamos hasta el corazón de la espiritualidad en Kansai, donde podrás conocer algunos de los santuarios y templos más antiguos de Japón.

Los grandes templos y santuarios de Kansai

Si quieres visitar la cuna del sintoísmo, no te puedes perder el santuario Ise Jingu. Apodado «Oise-san», se compone de 125 edificios centrados en el Kotai Jingu y el Toyoke Daijingu.

El sagrado Ise Jingu. Foto: Gianpiero Mendini

Por otro lado, si te interesa el budismo, no te puedes perder la prefectura de Nara. El templo Hasedera, fundado en 686, consagró un tesoro nacional: la placa de bronce del Sutra del Loto, creada para la oración de recuperación de la enfermedad del emperador Tenmu. También es el único objeto que cuenta la historia de la fundación del templo de Hasedera. En la misma prefectura encontrarás el Monte Yoshino, conocido por sus 30.000 cerezos que florecen a desde principios de abril y duran hasta finales del mismo mes. En esta zona montañosa se reunían los practicantes de shugenja (ascetismo de montaña). El monte alberga el templo Kinpusenji, establecido en el período Asuka por el fundador del shugendo, En no Gyoja. 

Las ama de Ise

En la zona de Ise-Shima hay las ama, pescadoras que practican métodos tradicionales para recolectar moluscos. Tienen una larga historia e incluso se han escrito sobre ellas en los antiguos libros japoneses.

Las ama practican una pesca tradicional. Foto: Manon Chauvris

Isla de Awaji y Tokushima: cruzando el mar interior de Seto hacia la tierra de la danza

El mar interior de Seto esconde algunas maravillas. Tras cruzarlo, llegarás a la prefectura de Tokushima, hogar del famoso festival Awa Odori.

La isla de Awaji y el Awa Dori

Antes de llegar a Shikoku, encontramos la isla de Awaji donde hay el santuario de Izanagi, uno de los más antiguos de Japón. Dicen que es el emplazamiento de una residencia divina donde el dios Izanagi-no-Mikoto vivió el resto de su vida confinado. Ya en la prefectura de Tokushima, conoceremos la danza tradicional Awa Odori, con una historia de más de 400 años. Festejado por todo el país, el auténtico Awa Odori se celebra en la ciudad de Tokushima anualmente entre el 12 y 15 de agosto.

Secretos del estrecho de Naruto 

La ciudad de Naruto en Tokushima es conocida por sus remolinos en el mar, creados por la subida y bajada de la marea. Su punto álgido durante la marea alta es en primavera y otoño, con corrientes que alcanzan hasta 20 km/h y diámetros de hasta 20 metros.

Los remolinos en el estrecho de Naruto. Foto: Tokushima Prefecture Tourism Association

Por otro lado, si te interesa la gastronomía, allí podrás probar la dorada de Naruto, conocido por su buena fortuna. Es un alimento indispensable para las celebraciones de Año Nuevo, con gran valor a lo largo y ancho del país. Además, también podrás deleitarte con el Naruto kitoki, un boniato regional. Alto en azúcar, se utiliza como ingrediente para dulces o tempura y pueden hornearse, cocinarse al vapor o hervirse. 

Kumano Kodo: un peregrinaje con vistas espectaculares

El peregrinaje de Kumano Kodo, en la prefectura de Wakayama, es uno de los más conocidos en Japón. En este lugar imprescindible de Kansai, visitarás el complejo Kumano Sanzan, el principal de todos los Kumano en Japón.

Santuarios en el Kumano Kodo 

Los más destacables son el Kumano Hongu Taisha, considerado propiedad de interés cultural nacional, el Kumano Hayatama Taisha, cuyas deidades son Kumano Hayatama no Okami y Kumano Fusumi no Okami, y el Kumano Nachi Taisha, con unas maravillosas vistas de la zona y de las cascadas Nachi.

Templos en el Kumano Kodo

En la misma prefectura encontramos Koyasan Kongobuji, el principal templo de la secta shingon. En los shukubo de Koyasan, puedes disfrutar de la comida vegetariana de los monjes budistas shojn ryori, basada en un equilibrio entre el método de cocción, la estación y el color de los alimentos.

El templo Koyasan nevado. Foto: Claudia Mitsubori

Dónde alojarse y comer en Kansai

Tras conocer todos estos maravillosos lugares para visitar en Kansai, necesitarás lugares para hospedarte. Existe una infinidad de alojamientos, desde ryokan tradicionales hasta hoteles de estilo occidental.

Alójate en un Patrimonio de la Humanidad en Nara

En Nara, una de las antiguas capitales de Japón, existen alojamientos tradicionales que ofrecen experiencias únicas. Por ejemplo, en el centenario ryokan Tsukihi Tei te alojarás en la naturaleza protegida del bosque primaveral Kasugayama y degustarás comida kaiseki tradicional. Además, el alojamiento está reservado a tres grupos por día, así pues podrás relajarte en este entorno rodeado por el río Yoshiki casi de forma exclusiva. También puedes alojarte en onsen Yunotani Senkei. Ubicado en el pueblo Totsukawa, es uno de los componentes del Patrimonio Mundial y dispone de habitaciones con baños termales interiores y exteriores. Sus aguas proceden del Tosenji Onsen, con una larga historia y muy apreciado por los japoneses, curando las heridas de los viajeros y los señores feudales durante el peregrinaje a Kumano.

Nanten-en: un edificio histórico con comida kaiseki en Osaka

Este edificio histórico está ubicado en el pueblo Amami-no-sato a tan solo 40 minutos en tren de Namba (Osaka). El edificio original de este alojamiento se construyó en Ohama (ciudad de Sakai) en 1913 durante la era Taisho, pero el edificio principal fue destruido por un incendio durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en 1935, el anexo restante se trasladó a Amami, donde renació como Amami Onsen Nanten-en Ryokan en 1949. Nanten-en es una propiedad cultural tangible por su arquitectura moderna que retiene su estilo histórico y ofrece una deliciosa comida kaiseki, con el menú que varía mensualmente. 

El ryokan Nanten-en. Foto: Nanten-en

Westin Miyako Hotel Koyo Kasuien: alójate en una ciudad patrimonio de la humanidad

En las montañas de Higashiyama en Kioto se esconde el hotel Kasuien, ubicado en el Westin Miyako Hotel, con unas vistas impresionantes de la ciudad. Rodeado de una exuberante naturaleza, podrás disfrutar de las aguas termales en un baño privado de sciadopity (pino parasol japonés) y de todas las comodidades de un alojamiento japonés tradicional.

El hotel Westin Miyako. Foto: 2020 The Westin Miyako Kyoto. All Rights Reserved

Después de tantos lugares, experiencias y puntos de interés, ya puedes organizar tu ruta por la increíble región de Kansai. Absorbe toda la cultura japonesa, deléitate de una gastronomía única y variada, y disfruta de una naturaleza apabullante que rodea toda esta región.

Patrocinado por Kinki District Transport Bureau y KANSAI Tourism Bureau

Maria Peñascal

Maria Peñascal

Cuando era joven, soñaba con el país del sol naciente. Así pues, un día, decidí mudarme a Japón para experimentar el país de primera mano. Actualmente, vivo entre España y Japón, y estoy dispuesta a compartir su cultura a través de mi fotografía y escritura.

Deje un comentario


X